16 julio, 2024

El debate presidencial del presidente Biden y del candidato Trump

SIEMPRE HE AFIRMADO QUE NO ES UN DEBATE EN ESTRICTO SENTIDO. Es más bien una exposición entre dos personas que aspiran la presidencia de los Estados Unidos (USA).

Los dos políticos responden preguntas de dos coordinadores, que les proponen los más variados temas y que cada uno, en su turno, indica cómo va a actuar, de ser elegido Presidente de los Estados Unidos.

El presidente Biden, buscó el debate frente a su adversario que lo aceptó. La gran oportunidad para exponer sus ideas ante la población norteamericana, que a través de la TV, lo ven y lo escuchan millones de americanos, latinos y de otros grupos que a dicho país han migrado por muchos años.

Como es su estilo, el candidato TRUMP, lo apabulló, lo trató mal, lo acusó de ser el peor presidente de todos los tiempos, lo culpó de permitir una migración de puertas abiertas, que ingresan al país drogas y maleantes de todo tipo. Lo culpó de permitir que dichos migrantes ilegales, absorban los beneficios de los norteamericanos, logrados gracias a la reducción del déficit presupuestario y de todos los males por los que atraviesa el país. Lo acusó de haber si el presidente que ha permitido que el mundo le pierda el respeto a los Estados Unidos.

Por supuesto, evadió las respuestas que los coordinadores le preguntaron sobre temas sensibles, como el caso de la prosti, a quien la cayó, con fuertes sumas de dinero y algún tema de sus hijos, que el Presidente Biden le refirió en sus respuestas, pero que no fueron contundentes ni de importancia en el”debate”.

Por su parte el Presidente Biden, no estuvo claro en sus respuestas, algunas al parecer inentendibles y en dos ocasiones, se olvidó de lo que estaba diciendo en sus respuestas, que tambié se la hicieron los coordinadores, pero que no le dió importancia, aún cuando al término de su mandato, de ganar las elecciones tendría por lo menos 84 años de edad.

Trump, manejó bien el tema económico, calificó a su gobierno como el mejor y defendió a su gobierno como excelente en esta materia, como en materia internacional, respecto de la invasión de Rusia a Ucrania, culpando a Biden de que Putín actuó como actuó, con respecto a Ucrania, al considerar que los EE.UU., habían perdido respeto internacional, irrespeto que, en su anterior presidencia: ”no se dío ni se dará”, de ser nuevamente elegido presidente.

Participar en un debate siendo presidente, frente a un candidato, es ya una desventaja perse, pués, un presidente en funciones, tiene buenas, regulares y malas actuaciones en el ejercicio del cargo y resulta fácil, para cualquier adversario, verles los peros a tales actuaciones presidenciales y con “su estilo” apabullar a su adversario.

Según especialistas políticos y politólogos americanos, la balanza del triunfo en este primer debate, le correspondió al presidente Trump.

No se si las leyes electorales de los EE.UU., les exigen a los candidatos presidenciales, obligatoriamente debatir en tres oportunidades antes de las elecciones o si se trata de una costumbre democrática. Los debates, son generalmente perjudiciales, para los más opcionados.

En nuestro país, el ex presidente Ab. Abdalá Bucaram, nunca debatió con sus adversarios políticos. Su justificación fue, “quieren aprovecharse de mi popularidad y no les daré gusto”. Fue elegido presidente. Otro candidato presidencial ecuatoriano que no debatió, fue el ex Presidente Lucio Gutierrez. Su contrincante era el Ab. León Roldós, quien lo retó a debatir. La cita se decidió, en un día X, a las 8 p.m., en el Canal Dos de la ciudad de Guayaquil. El Candidato Roldós llegó puntual al escenario, perro su adversario, vino desde Quito, por carretera y en cada población deba un discurso. El Candidato Roldós, esperó dos horas en dicho canal y se retiró. El Candidato Lucio Gutierrez, fue elegido Presidente de los ecuatorianos.

Sólo conozco, una excepción, el debate entre el candidato Ing. Febrescordero y el Dr. Borja Cevallos. El Dr. Borja, en mi criterio iba ganando el debate, pero en unos de “esos momentos”, el Dr. Borja bajó la vista, modo de ser de los serranos y el Candidato Febres Cordero lo increpó: “Dr. Borja míreme a los ojos” o “a la cara», no lo recuerdo bien.

Posiblemente,ese debate, fue un día miércoles y los tres siguientes, fueron días de “reflexión electoral” y el domingo el día de las elecciones presidenciales. Posiblemente, esa frase quedó gravada en el imaginario de los ecuatorianos y el candidato Febres-Cordero, ganó las elecciones.

No conozco los temas de los siguientes debates presidenciales, entre el Presidente Biden y el señor TRUMP, pero ya en el primero los temas fueron de variada índole, que al parecer cubrían todos los temas de interés de los votantes norteamericanos. Considero que los nuevos debates, nada nuevo agregarán al electorado norteamericano y serán mas bien temas de segundo orden.

Espero estar equivocado.

Artículos relacionados

1 comentario

  1. MUY BIEN Sucre, me gustaron tus comentarios sobre el de Biden – Trump. Debatir no es obligatorio en los EEUU. No recordaba lo que cuentas de los debates en nuestro país, excepto el de Leon Febres Cordero – Borja que nadie se lo perdió.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×