21 julio, 2024

Hacer al sector público eficiente

Se culpa al sector público de ser ineficiente.

Sin embargo, razonando lógicamente:

La primera premisa es «La empresa pública es ineficiente».

La segunda premisa es «El presidente de la República y su Gobierno manejan las empresas públicas».

La conclusión lógica es: El presidente de la República y su Gobierno son ineficientes.

Entonces, ¿qué se debe cambiar? ¿A la empresa pública o al tipo de gobierno ineficiente que tenemos? Evidentemente, el Gobierno es el culpable de tener empresas públicas, como Petroecuador, inadecuadas.

Se dice que hay que cambiar la estructura de Petroecuador, pero se la ha cambiado muchas veces y sigue siendo ineficiente porque se la cambia de acuerdo a las necesidades o conveniencias de los gobiernos de turno. Esto no puede continuar así.

Hay que reestructurar a Petroecuador, sí, pero hay que hacer los balances todos los años, que actualmente no los tiene y por lo tanto no funciona como una empresa real, para saber exactamente cómo inicia y cómo termina el año.

Hay que presupuestar con base cero, es decir empezar desde el principio. ¿Por qué no lo hacen los gobiernos? Porque allí está la mata de la corrupción.

Este Gobierno pone como representantes del presidente de la República a personas que no conocen de petróleo, de tal manera que son manipulables y pueden firmar cualquier cosa.

Debemos hacer al sector público eficiente. Esto no significa que todo debe venir del sector público, pero tampoco significa que debemos entregar todas nuestras riquezas naturales al sector privado porque «el sector público es ineficiente», lo que constituye
una falacia. Un sector público eficiente se refleja en el Gobierno.

La solución inmediata no es hacer de Petroecuador una compañía de economía mixta o vender sus acciones, como está actualmente ya que no vale mucho, sino reformar a Petroecuador con un gobierno que realmente quiera a Ecuador y quiera hacerla eficiente. Entonces
sí, si necesitamos recursos la podemos transformar en compañía de economía mixta, o una sociedad anónima.

Artículos relacionados

Carta a los Papás

En el libro, ¿Sabía usted que…?, entre otros escritos, se encuentra esta carta a los papás, que vale la pena meditar: ”Mis piernas son cortas, por favor espérame y camina más despacio, […]

2 comentarios

  1. Considero que las empresas públicas del Estado, las vuelven ineficientes a propósito, empiezan mermando sus presupuestos, no dándoles mantenimiento ni sostenibilidad, colocando a peleles en sus gerencias, quienes solo van a obedecer órdenes, con el objetivo de volverlas obsoletas, improductivas, una carga para el Estado, quebrarlas, para luego venderlas muy por debajo de su precio, a quienes de antemano han decidido comprarlas, empresarios privados poderosos ligados de alguna manera a los gobiernos. Y estos empresarios cual Mandrake las vuelven productivas, altamente rentables, con altos réditos económicos para sus nuevos dueños privados.
    En el caso de Petroecuador, no es nada diferente la cosa, desde hace décadas, lo que han hecho los gobernantes de torneo es rotar entre estas mismas personas su gerencia, es decir entre los mismos que llevan décadas de fracaso al frente de Petroecuador, quienes tienen intereses particulares de negociados en esta empresa, y están pendientes de cómo aumentar sus ganancias, y no en hacer ganar al Estado , es decir buscan su beneficio personal en detrimento del pueblo.
    Solución sacar a estos fracasados de Petroecuador y poner a personas que sepan y puedan volverla eficiente, un ejemplo el Dr. Carlos Sagnay de la Bastida, perfil idóneo en conocimiento , probidad y carácter.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×