16 julio, 2024

Por las tranqueras

Es un término hípico, mi padre era aficionado a los caballos y me llevaba al hipódromo los domingos, el Santa Cecilia, de la ciudad de Guayaquil.

Mi padre tenía un amigo, que supuestamente tenía todos los “datos”. Quién llegaría primero, quien llegaría “place” (segundo), etc. Las carreras de caballo, son muy competitivas, algunos ganaban “por una nariz”, otros por “una cabeza”, otros por “uno o más cuerpos”, según el jinete que los montaba.

Este “amigo” convenció a mi padre de comprarse un caballo, era nacional y competía para los 800 m., que son las carreras más cortas. Los otros caballos, de las siguientes carreras, eran más veloces y las distancias más largas 1.200, 1.400 m., los mejores, era caballos importados, generalmente del Perú. Allá hay mucho más afición y en Argentina, las carreras de caballos son diarias. Tenía muchos caballos árabes, que eran los mejores.

Los jinetes trataban, desde el inicio de las carreras, acercarse a las “tranqueras”, que era la cerca de caña, que dividía la pista del área interior de hipódromo que quedaba en el medio, alrededor de la pista de carrera, que era de tipo circular.

Los jinetes, tenían – algunos-, ciertas mañas, por ej., llevaban en sus manos una pila de linterna, que se la frotaban en el cuello del caballo, que lo hacía tomar más velocidad, casi al finalizar la carrera, la pila la botaban en la pista, para no ser descubiertos. En otras ocasiones, le contaba “el amigo” a mi padre: Don. Sucre no le apueste al número tal, porque el jinete tiene la orden del dueño de retrasarlo en la carrera. Así habían o se contaban algunas historias, entre los “hìpicos”.

El jinete ganador regresaba, en contra vía, hacia las tribunas, para escuchar el aplauso de los fanáticos y para la fotografía, con el dueño del animal.

Los jinetes, son personas de poca estatura y de poco peso, así el animal corría con mayor velocidad y tenía mayores posibilidades de ganar la carrera Generalmente, el jinete durante la carrera se inclina sobre el cuello del animal y manejan mejor las riendas para alcanzar o pasar a los contendores. Son estilos muy clásicos, que dominaban la escena de los aficionados y se ganaban su admiración Así era las costumbres hípicas, en la época de mi niñez.

En consecuencia, “las tranqueras” era la manera de acortar camino y alcanzar y traspasar a los que iban adelante, hasta , ganar la carrera. La otra “tranquera” de la pista era más larga y por ahí transitaban los que generalmente perdían.

He traído a colación esta terminología hípica para aplicarla a las próximas elecciones presidenciales, donde avizorar que el Presidente Noboa Azín, no tendrá un contendor que le haga carrera (calor), y estimo que ganará las elecciones sin mayores inconvenientes. Todo le saldrá “a pedir de boca» y probablemente ganará en la primera vuelta.

Con la interpretación del Tribunal Contencioso Electoral, no necesitará dejar el poder durante la campaña. Será candidato y al mismo tiempo Presidente. La Sra. Vicepresidenta, está en el ojo del huracán y con seguridad la enjuiciarán y la destituirán del cargo. La Sra. FGE, ya la está investigando por el “caso nene”, por el tema de su hijo, que gracias a una fianza, acaba de recuperar su libertad.

Pese a estar próxima la campaña electoral, ha tocado temas sensibles, como lo es el subsidio a las gasolinas extra y Ecotec. Les ha propuesto a los taxista y quizás de igual menara a los transportistas, que les pagaría en dinero, el valor de galones empleados en sus recorridos/día/distancia, para que no se perjudiquen, por cuanto del sistema anterior (congelamiento) de los precios, se beneficiaban, muchas gentes que no tenían vehículos propios y a los contrabandistas de gasolina, para los países fronterizos Colombia y Perú, que tienen una gasolina más cara que la nuestra. En Lima, un litro de gasolina cuesta lo que aquí cuesta un galón.

Así, el fisco se ahorra una buena cantidad de dinero, importando diesel y gasolinas del exterior. En realidad el Ecuador subsidia a sus vecinos.Temas que bien pudo dejarlos para después de la campaña, pero el Presidente Noboa Azín, “no deja para mañana lo que puede hacer hoy”.

Según personas que lo conocen muy de cerca, es un joven inteligentísimo y fue muy estudioso en las Universidades americanas donde estudió sus carreras. Con seguridad acompañó a sus padres en los cinco intentos para alcanzar la presidencia y está muy bien enterado de los problemas del país.

Su lucha contra la delincuencia ha sido exitosa, con ciertos exabruptos de la delincuencia nacional, que actúa de manera sorpresiva, que mata por dinero y con el apoyo de las bandas delincuenciales que aún existen en el país y que luchan por apoderarse de determinados “territorios”, con fatales consecuencias para mucha gente inocente y hasta niños, que nada tenían que ver con sus luchas intestinas de tipo territorial .

Hoy, por disposición del Presidente Noboa Azín, las acciones de la PP.NN. y del Ejército, se han centrado en Manta, donde los “PEPES” pretendían apoderarse de la costa del Ecuador, para con la ayuda de los carteles colombianos y mejicanos, ser los dueños de la droga en el Pacifico ecuatoriano. Ya las fuerzas del orden los están localizando y los estan metiendo a la cárcel, por ser objetivos de la acción del Gobierno, contra las 23 bandas de terroristas, que actúan en el país. Es el Gobierno del Presidente Noboa Azin, el que en materia antidelincuencial, ha actuado con mayor rigor que los gobiernos que lo precedieron.

Los indígenas liderados por el señor Iza, ya están haciendo la jugarreta de siempre, para oponerse a este sistema de la gasolina subsidiada, pero son tan irresponsables, que ni siquiera han pagado las deudas bancarias e hipotecarias de su local Sede en Quito y se los han embargado. No tiene la calidad moral necesaria, como dirigente, mucho menos como candidato a la presidencia de la República a la que aspira en estas elecciones.

El Gobierno, con el apoyo popular, podrá vencerlos.

ADELANTE DANIEL, ADELANTE.

Artículos relacionados

La conciencia

“La conciencia hace que nos descubramos, que nos denunciemos o nos acusemos a nosotros mismos, y a falta de testigos declara contra nosotros”. Michel de Montaigne “La conciencia es la presencia de […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×