21 julio, 2024

Las amigas Esperanza

He tenido un día agotador, no solo un día, una semana de esas que he querido salir corriendo. Lo que más quisiera es acostarme en mi cama, abrazada a mi hijo y esposo para poder dormir unas 15 horas de corrido.

Al terminar la jornada laboral recordé que tengo una reunión con mis amigas del club de escritura. Todo lo que leyeron en el párrafo anterior, empieza a desaparecer, ya que comienzo a visualizar el vino y las risas que tendremos en un par de horas, pienso en lo sanador que es tener a estas amigas.

Este grupo se formó gracias a Claudia, mi amiga de la infancia, que nos juntó. Yo conocía a todas, pero no todas se conocían. No todas éramos tan cercanas, pero nuestra pasión por la lectura y escritura nos unió. Y desde el primer encuentro surgió una sinergia maravillosa. Somos un grupo «amateur» de escritoras con todas las ganas de compartir esas letras que no habían sido leídas en voz alta. Una vez leídas, trasmutamos los miedos y dejamos de sentirnos solas en este camino.

Monse nos envía por el grupo de WhatsApp un video de una señora de edad que personifica a una bruja sabia, que decía algo así como: «No te extrañes de que el apoyo no venga de caras familiares, el universo pondrá extraños en tu vida y que te llevarán a lugares más elevados”. A todas nos llegó esta frase. De alguna manera sentimos que es lo que ha sucedido.

María Silvia siempre nos recuerda que la ñañeria no es sana. Frances ha roto con la idea de que es bastante solitaria. Todas aprendemos de todas, somos súper distintas, pensamos diferente, pero eso nos enriquece.

Me encanta saber que voy a verme con mis amigas del club de escritura, me llenan de ilusión. Nos topamos con un espacio de vulnerabilidad, podemos ser nosotras, exponemos nuestros miedos e inseguridades. Y eso nos repleta de humanidad. Para mi reunirme con ellas es como una especie de terapia. Son mis amigas Esperanza.

Artículos relacionados

Las batracias (2)

A los/as “batracios”, en nuestra época, los/las llamaban “aniñados/as”, a las “adelantadas” las llamaban locas/locotas; en la época de mis hijos, a los tranquilos/as, los/as llamaban “zanahorias”. Nuestros padres nos decían, “hijitos, […]

Ecuador vs Brasil (empate)

El VAR nos perjudicó. pudimos ganar.jugamos diez contra diez los minutos finales, pero jugamos 10 (ecuador), contra 11 de brasil, durante más de 45 minutos. Los brasileros se quedaron sin aire y […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×