21 julio, 2024

¿Fin de Occidente, la Civilización, la Justicia y Dios? (I)

El agorero E. Todd anuncia el Fin de Occidente: EE.UU., Europa, América y África. Por el Eje del Mal: China, Rusia, Irán, Norcorea, Cuba-Zuela, etc. G. Meloni: Defenderemos nuestra frontera, nuestras raíces culturales y cristianas, nuestros hijos que dicen no tenerlos porque contaminan (mentes malignas), los agricultores, la industria, no a masas de migrantes irregulares y medidas suicidas del Pacto Verde, etc.

V. Ramaswamy: Una frontera abierta no es una frontera. Digo: Como una casa sin puertas y ventanas, tampoco es una casa. Hablan por los pobres, los multiplican y hacen esclavos.  Dominan con la Guerra Cultural, Política e Ideológica, primera y más importante que la armada. Pero despierta Europa, el 9 en el “PE” ganó la centroderecha y derecha en Francia, Bélgica, Italia, España, Alemania, Portugal…, ¿efecto Milei? ¿Y Úrsula von der Leyen lo desmerece y arremete antes de los resultados?

Benedicto XVI: Occidente siente un odio por sí mismo que es extraño. Y que solo puede considerarse como algo patológico, solo ve de su propia historia lo que es censurable y destructivo, al tiempo que no es capaz de percibir lo que es grande y puro.

El mundo olvida quienes ayudarían a frenar a los dictadores obscuros con las democracias creyentes de Israel, Japón, Taiwán, India y Corea del Sur. La UE y ONU zurdas dejaron que, Irán, Qatar…, que Hamás edificara un“Leviatán bajo Gaza”, Israel salió en el 2005. Hezbolá en el Líbano de los atentados en AMIA-1994 y Embajada de Israel-1992 en Argentina, Hutíes en el M. Rojo, otros en Siria, Irak, etc. En México hubo fraude con intromisión de AMLO en el “INE” ya en 2023, hubo apagón analógico, también en España el 9, Ecuador, Bolivia, EE.UU., etc.

Artículos relacionados

Espacio y mobiliario de la calle

Guayaquil: Calle del Barrio del Centenario

El espacio público es la esencia de toda ciudad. Sin plazas, sin calles, sin publicidad, sin libre acceso, sin mobiliario… no se podrían producir los permanentes y variadísimos procesos que dan vida a la urbe.

En Guayaquil, el espacio público, su expresión y acercamiento han cambiado en gran medida en los últimos veinte años, pero mucho más cambiarán, creemos, en los próximos diez o quince años. Esto, que debemos meditar, es debido a un cambio radical y evolutivo en el comportamiento de la sociedad. La tecnología de la comunicación avanza tanto y tan rápido que los límites psicológicos de los espacios urbanos (también los domésticos) y su amueblamiento se están diluyendo mientras la comunicación entre los habitantes sufre alejamiento físico y pierde contacto humano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×