18 julio, 2024

Profesional, abogado, economista y ecuatoriano

Hace casi 50 años un connotado abogado atendía en consulta a un respetado empresario y mientras preparaba su representación judicial tuvo una inquietud.

¿Profesión?, preguntó el jurisconsulto.
– Ingeniero, respondió el industrial.

Pero ¿es usted en verdad ingeniero?
– Bueno, eso es lo que dice la cédula.

Pedro Delgado pensó que una maestría en economía lo graduaba de economista. En el 2012 admitió no ser economista ante un juez federal estadounidense. Delgado cínicamente presumió durante 20 años de un condicionante estatus académico que lo inhabilitaba para cargos como la presidencia del Banco Central.  

Carlos Pólit alardeó del calificativo de doctor sin haberse formado siquiera como bachiller. Llegó a ser Contralor General del Estado, firmando durante casi 10 años en flagrante falsedad ideológica. ¿Cuánto de lo actuado por Pólit en Contraloría fue y debe ser judicialmente considerado como ilegal? ¿Cuál sería la diferencia jurídica entre un documento de pretendida legitimidad y otro plenamente ilegítimo cuando los dos fueron firmados por el mismo fraudulento actor?

El pasaporte del futbolista Byron Castillo, expedido por orden judicial, reporta un pretendido origen nacional. Podría “el ecuatoriano” responder satisfactoriamente en prueba de confianza: ¿Nació usted en el Ecuador? El portero Domínguez, ibid. Conclusión: ser una Banana Republic no es casualidad, pero es lo que somos y continuaremos siendo mientras la irracionalidad funcional de unos cuantos supere sistémicamente al bienestar común de la mayoría.

Artículos relacionados

Un favor en navidad

Quiero pedir a todos, en esta fiesta de Navidad, que me ayuden a rezar muy especialmente por esta persona y por todas las que están en una situación similar. Encontré en Vitaminas […]

2 comentarios

  1. Una amiga de mi esposa estuvo hace unos meses aqui en el Ecuador con su esposo, norteamericano… El nunca habia venido al Ecuador, ella ecuatoriana lo trajo a conocer nuestro país…. Al segundo dia de estar aqui me dijo con ironía en inglés (casi no habla español) «aqui las señales de tránsito son solo sugerencias para los conductores….» al observar el total irrespeto a semáforos, discos Pares y demás.
    El irrespeto a la ley y a la convivencia es desde hace décadas casi parte del ADN nacional, simplemente se ha acentuado en los últimos tiempos con la impunidad de la que hacen gala ya no solo delincuentes, sicarios, narcos y demás malandrines, si no ya infractores de tránsito como la chica que en Quito luego de arrollar a una transeúnte, su abogado demandó a la víctima por dañarle el parabrisas.
    Pronto seremos «rotten banana republic»…. Dios bendiga al Ecuador.. y lo proteja de los ecuatorianos…..

  2. Desgraciadamente, esto se da en estas últimas generaciones, el Irrespeto a la autoridad paterna , a los vecinos , a los mayores ,a los profesores , policía, a las leyes de Tránsito, a los servidores de las Instituciones , al que limpia las calles con prepotencia; por último al presidente haciendo mal uso de los Derechos individuales y de la Libertad ..
    Esto se agudizó. en los actuales momentos .
    Pienso que se debe Retomar , desempolvar el librito amarillo de pasta dura que.dice :
    «URBANIDAD MORAL Y CIVICA DE CARREÑO «.
    Y leerlo poco a poco en las tertulias familiares después de.la.cena . .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×