Falacia Ad Hominem – Desde mi Trinchera
Opinión Sociedad

Falacia Ad Hominem

Consiste en dar por sentada la falsedad de una afirmación tomando como argumento quién es el emisor de ella.

Es decir, en la medida que yo puedo desacreditar a quien realiza una afirmación, menos credibilidad tendría o probaría la falsedad de sus aseveraciones. De esa manera no se atacan los argumentos propiamente dichos sino a la persona, por muchas razones como su sexo, origen, raza, educación, religión, estatus social, pasado, etc., etc. Romper un periódico en una sabatina no desdice la noticia; una gorda horrorosa puede haber dicho la verdad; un enanito agitador puede estar en lo cierto. 25 personas críticos al gobierno de Correa fueron asesinados, no importa quién lo diga.

Matar al mensajero es una frase metafórica que se refiere al acto de culpar a una persona que trae malas noticias, la historia nos cuenta a muchos emisarios humanos que morían al coronar su encargo. El Rey David ordenó matar al mensajero que llevó la noticia de la muerte de Saul. En una obra de Shakespeare el mensajero le comunica a Cleopatra que Antonio se ha casado con otra mujer, Cleopatra amenaza matarlo, a lo que este responde: “Graciosa señora, yo solo traigo las noticias, no formé a la pareja”

Esta conducta irracional ocupó el centro neuronal de los asambleístas Cuero y Aguirre en la comparecencia de CAPAYA objetando su intervención con el argumento Ad Hominem de carecer de credibilidad por estar condenado por corrupción.

La torpeza de la afirmación de Aguirre suponía en descalificar a toda persona que estuviera en la misma situación, entre ellas su amo y señor sentenciado por corrupto y además prófugo.

Casualmente si algo sabía el interpelado es de corrupción, pues conocía a fondo todos los delitos cometidos por el delincuente prófugo Correa y su tejido mafioso en temas de hidrocarburos. Estuvo dentro del monstruo.

Los asambleístas del narco partido político, valen y balen como borregos, dan vergüenza por su ignorancia y pillerías, dos graves defectos que el pueblo ignorante aprecia tanto como para volverles a dar el voto.

Usted no ha traído una sola prueba le decían a Pareja, mientras este sacaba documentos como lo magos sacan conejos y palomas. Lo grave, lo triste, lo lamentable es que toda esta información estaba disponible en la fiscalía desde hace años adonde reposa el sueño de los injustos.

Lo mismo ocurre con 25 indagaciones que tiene Correa y 5 Moreno, a las cuales también le han dosificado pasinerval, sea por orden superior, sea por el corre ve y diles de Benjamin Franklin. La fiscal General ha sido un desastre igual a sus antecesores. Son los mismos haciendo lo mismo.

En lo personal, he matado a un mensajero para no deprimirme con el mensaje, no veo noticias para evitar limpiar la sangre que cae al piso desde el televisor.

Hace dos mil años asesinaron a un mensajero ejemplar, nunca mataron su mensaje.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.