Guayaquil en la Gran Colombia – Desde mi Trinchera
Historia Política

Guayaquil en la Gran Colombia

Que sirva el bicentenario de la anexión de Guayaquil para volver a estudiar y escribir el período 1822 a 1830. Sorprende que una época tan importante para Guayaquil, los historiadores en casi  dos cientos años no le hayan dedicado más tiempo.

Para Guayaquil no hubo ningún beneficio formar parte de Gran Colombia (GC); para el resto del país tampoco. El interés de Bolívar en incorporar Guayaquil era porque sabía de su prosperidad, que sería la fuente de financiación para sus campañas en independizar el resto de la Audiencia de Quito, Perú y Bolivia; así sucedió. Fue experimento muy costoso para nuestra ciudad. Hubo caos en GC desde que se constituyó, vivió convulsionada por riñas internas, conspiraciones y atentados, los militares que presidían los departamentos no tenían experiencia en administración pública, fueron expertos en pelearse entre ellos, con Juan José Flores a la cabeza. GC terminó siendo un costoso experimento. Existió derramamiento de sangre casi anualmente. Toda aventura militar representó enormes gastos militares. El concepto de federación de repúblicas pudo haberse hecho realidad, un nuevo Estados Unidos, pero en la práctica fue desastroso. El perjuicio incluyó la falta de representatividad de los ecuatorianos en las instituciones políticas, diplomáticas y militares. Fuimos colonia de los colombianos y venezolanos.  

Bolívar fue duramente criticado por la mala selección de personas que habían asumido los más importantes cargos públicos, no estaban preparadas, tenían un falso sentido de orgullo nacional y opinión favorable de su propia sabiduría (Charles Todd a John Quincy Adams). También los representantes en Londres, no tenían buena reputación lo que desprestigiaba a GC (Jeremy Bentham). El propio Andrés Bello opinaba lo mismo cuando le escribe que los representantes de Bolívar nadaban en dinero.

El pensamiento político de Simón Bolívar al iniciar su campaña para independizar a Venezuela y posteriormente otros países fue cambiando con los años (1810-1830). De ser liberal federalista, pasó a crear un poder centralizado (Constitución de Cúcuta,1821) y terminó pretendiendo perennizarse en el poder (Constitución de Bolivia,1826). En carta de Vicente Rocafuerte a Bolívar le llamó la atención de su cambio de pensamiento político: “El sistema federal es el único que en el día conviene a la América independiente, y nos importa establecerlo cuanto antes del modo más permanente y más adecuado a nuestras localidades”.

En 1827 los guayaquileños intentaron crear un Estado federal y salirse de GC, invitaron a Cuenca y Quito para que se unieran. Para Flores los guayaquileños querían “…despedazar una extremidad de la República. Las persecuciones que han padecido en Guayaquil los buenos colombianos amantes de la unidad central, y de la majestad de las leyes, […] es motivo de escándalo que acredita la odiosidad que se profesa a los que han tenido la desgracia de disentir en opiniones políticas por amor a su patria” Con el transcurso de las décadas Bolívar llegó a afirmar que el federalismo atentaba contra los intereses de los países miembros de GC.

Olmedo y Rocafuerte creían que el federalismo daba poder al pueblo, aseguraba las libertades y goce de derechos ciudadanos, porque acercaba a gobernantes y gobernados, además ayudaba a la consecución de la prosperidad. Bolívar convocó a la Convención de Ocaña en 1828 para pretender salvarse, se convirtió en la de las discordias. El diputado Luis Vargas Tejada, que estaba a favor de Bolívar escribió el epitafio de la Gran Colombia: «Yace aquí la convención del pueblo colombiano que muere con honor…”

1 Comentario

  1. Gaston H. Alarcon Obando

    Bolivar ha sido idealizado …
    Guayaquil es grande sola,en ese tiempo y hoy

    Debemos separarnos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.