Mentiras históricas – Desde mi Trinchera
Comentario Historia Sociedad

Mentiras históricas

La gente cree con facilidad inverosímiles mentiras históricas, sobre todo cuando son alentadas por prejuicios. Por eso es difícil convencer a los crédulos que lo que oyeron alguna vez, les enseñaron en la escuela o lo dijo un periodista, no son verdad.

La historia explica el pasado, pero se la usa para contar hechos falsos o dudosos y para levantar disputas. En mi carrera de docente e investigador he tenido que vérmelas con muchas de ellas y por ello preparé el libro Mentiras, medias verdades y polémicas de la historia, algunos de cuyos temas comparto aquí. El gran aporte de esta obra es hacer comprender a los lectores que la historia como ejercicio general – y la del Ecuador en particular- está llena de polémicas, mentiras y medias verdades, y es por ello que Enrique Ayala Mora, a través de un estudio minucioso, retira el velo sobre todo aquello que por años ha estado rodeado de prejuicios, para sacar a la luz la verdad tras los hechos con criterio historiográficoeíamos que eran episodios inmutables… hasta que llegaron estudios que cuestionaron su fundamento. Esta es la segunda entrega de falsedades que han sido entendidas como hechos históricos

Los cascos de los vikingos no tenían cuernos… Algunos eso si los llevaban por dentro

Van Gogh no se arrancó la oreja entera, que los emperadores romanos no sentenciaban a muerte a los gladiadores bajando el dedo o que no existen evidencias de que Cervantes fuera manco

A Newton no le cayo una manzana el que se intoxico con una manzana fue Adan

Pues sí. Napoleón no era ningún enano, Einstein sacó siempre notas brillantes en matemáticas, Colón no descubrió que la Tierra era redonda, Julio César no nació por cesárea, Van Gogh conservó sus dos orejas hasta la muerte y Hernán Cortés quemó muchas cosas en la conquista de México, pero nunca sus propios barcos. Pero estos seis personajes no son los únicos. La historia está plagada de mitos que no se sostienen por ninguna evidencia, y en muchos casos, son positivamente falsos. No se tratan de interpretaciones dudosas de realidades históricas complejas, sino de simples y llanos bulos. Un clásico del Trivial: ¿Qué emperador romano nombró cónsul a su caballo? Ninguno. O para canonizar a un santo laico. La primera referencia escrita a la cita «Y sin embargo se mueve» es 124 años posterior a que supuestamente ocurriese; con casi total seguridad, GalileoSin duda alguna este es uno de los errores más extendidos a nivel histórico que existen, aparte que Darwin nunca hizo esta afirmación así como tampoco la haría ningún científico actual.

WALT DISNEY NO SABÍA DIBUJAR y nunca diseñó ninguno de sus famosos personajes. Durante muchos años se dijo que Mickey Mouse había sido creado por el, pero ahora sabemos que fue obra exclusiva del dibujante Ub Wickers quien le dejo a Disney compartir la autoría para devolverle un favor.

LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE FUE EN NOVIEMBRE. Realmente (y según el actual calendario gregoriano), comenzó el 7 de Noviembre, cuando Lenin se sublevo en Petrogrado contra el gobierno de Kerensky. Lo que ocurre es que Rusia se regia aun por el llamado calendario Juliano (obsoleto en el resto del mundo occidental desde el año 1582). Según el cual, la fecha correspondía al 25 de octubre.

SHERLOCK HOLMES nunca dijo: Elemental querido Watson. En las novelas de Conan Doyle, el famoso detective si pronuncia la palabra «elemental», pero nunca acompañada por la muletilla. La frase, tal y como la conocemos, fue escrita para el guión de una película protagonizada por Basil Rathbone en 1939.

LOS REYES MAGOS NO ERAN TRES. El Evangelio según San Mateo solo menciona la visita de unos ULIO CÉSAR NO NACIÓ POR CESÁREA pintó a Mickey Mouse.

Se repite que “la Historia es la mentira encuadernada” porque muchas veces, en las clases del sistema educativo, en los medios y hasta en los discursos patrióticos, se dan versiones falsas del pasado como si fueran verdad. De esa forma se convierten en prejuicios colectivos muy arraigados. Frente a ello, hay historiadores que asumen la tarea de desmontar esas tramas y ver el pasado desde una perspectiva crítica.

Enrique Ayala Mora, historiador ecuatoriano con una larga carrera profesional, asumió esa tarea en el libro ‘Mentiras, medias verdades y polémicas de la historia’. El autor parte, precisamente, de la constatación de la realidad.

“Es, por ejemplo, toda una proeza convencer a los crédulos, que los españoles no conquistaron con facilidad a los pueblos indígenas de América porque eran una ‘raza superior’, armada de cañones y caballos. Tarea casi siempre destinada al fracaso es demostrar que Abdón Calderón no ‘murió gloriosamente en el Pichincha’, aunque sí fue un héroe, o que García Moreno no fue asesinado por un marido celoso, como uno de sus enemigos afirmó sin ningún fundamento, aunque sus tendencias dictatoriales alentaron el ‘tiranicidio”.

En realidad, como Ayala lo establece, la conquista fue un complejo proceso sobre el que hay respuestas esclarecedoras, Abdón Calderón
fue un héroe a pesar de las narrac
Verdad: todos pensamos que los cinturones de castidad son la garantía de la fidelidad de un amante. Sin embargo, en realidad, ellas nunca los usaban, y todas las historias sobre ellas son mitos. El cinturón de castidad femenino no es más que un símbolo de fidelidad, mientras que el de los hombres parece ser parte de la armadura.

¿Dijiste media verdad? Dirán que mientes dos veces si dices la otra mitad.
– Antonio Machado.

 

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *