19 julio, 2024

El puñal o la cruz

Anticipo mis disculpas por lo fuerte de las imágenes. 

A través de mis humildes experiencias políticas y de mi actividad ProVida, de muchos años, de lo cual no dejo de enorgullecerme, pero dejo claro que dichas circunstancias jamás las relaciono entre sí, y ratifico cada día que en nuestro medio se debe actuar con total transparencia y honestidad, repotenciándose además en la inquebrantable convicción que nos mueve precisamente a aquello.

Es de conocimiento público que en la Asamblea Nacional, luego de una perversa serie de subastas y regateos, decidiendo como, cuando y porque se debe matar a un niño dentro del vientre de su madre, y en extremos estados de indefensión, acaba de aprobarse con 75 votos, de 137, la aborrecible y criminal “Ley Orgánica Para la Interrupción Voluntaria del Embarazo por Casos de Violación”; esto es, hasta la semana 12 (3 meses)  y hasta la semana 16 (4 meses) de gestación.

Aquello, estimados lectores, tiene sus orígenes en la perversa sentencia de la Corte Constitucional, del 28 de abril del 2021 cuyos jueces (7 de 9); basados en profundos delirios de dioses e intocables funcionarios públicos, consideraron por encima de 19 millones de Ecuatorianos, que los mandatos establecidos en el Art.- 150 del Código Orgánico Integral Penal eran inconstitucionales, que en vez de declarar no punible el aborto en mujeres con discapacidades mentales o demencia, mismas que hayan sido violadas y posteriormente hayan gestado un ser humano como producto de dicha violación; por lo que también deben tener “los mismos derechos”, una niña y/o una mujer adulta bajo similares circunstancias

Todo este complejo y macabro problema fue tomando cuerpo, debido a la infamia de la ex Defensora del Pueblo subrogante, Zaida Rovira quien; con un selecto grupo de activistas pro muertes, elaboró un proyecto de ley para la Asamblea, a través del cual el Estado garantizaba a las mujeres violadas que; habiendo quedado embarazadas, les otorgaba el derecho a abortar a su hijo dentro de los 7 meses y/o 9 meses de gestación; es decir, hasta el mismo día de parir, llegando finalmente a través de regateos a quedarse en la semana 12 y la semana 16. Por lo que, entre otras reacciones, solo de imaginarme esa tenebrosa figura, aquello me provoca nauseas.

En el entorno de esta perversa locura, apareció un grupo de asambleístas que, haciéndose llamar ProVidas, y diciendo respetar la vida desde la concepción, propusieron y presentaron ante el presidente de la Comisión de Justicia y Estructura del Estado de la Asamblea, un informe de minoría, cuyos contenidos, iguales de criminales, establecen el aborto dentro de la 6ta y 12ava semana.

Es decir, el apocalíptico mundo del poder legislativo de esa asamblea, conociendo perfectamente bien que todas y cada una de las propuestas del tétrico crimen del aborto, provienen de la más grande industria del crimen por abortos, la IPPF, PLANED PARENTHOOD, a la cual se le calcula aproximadamente 43.000 clínicas abortivas alrededor del planeta, quienes junto  al CEPAM Y SURKUNA, en nuestro país, financian todos estos exterminios, concluyendo con LA VENTA DE ORGANOS DE ESOS NIÑOS ASESINADOS CRUELMENTE DENTRO DEL VIENTRE DE SU MADRE, COMO SI FUESEN ARTERAS PUÑALADAS PROPICIADAS EN SU HUMANIDAD, POR OTRO SER HUMANO…!!!!!!!!

Por simple experiencia y a través de mi actividad legislativa y ProVida, aprendí a evitar invocar el nombre de Dios en estos temas. Es que la miseria del ser humano ha llegado a los extremos de estigmatizar y/o etiquetar a quienes luchamos por defender la vida, y creemos en la existencia de un Ser Supremo-Superior, como personas peligrosas, fanáticas, fundamentalistas religiosos y demás estúpidos calificativos.

En lo personal, me importa un tamaño carajo la persona que piense aquello de mí. No soy ningún lisonjero de determinado sector religioso, ni pretendo quedar bien con absolutamente nadie….Creo en la existencia de JESUS, EL CRISTO, como el ser más grande y maravilloso de toda la historia de la humanidad, quien ofrendó su vida por salvar las nuestras, quien fue humillado y clavado de pies y manos y semi desnudo en una cruz, quien fue ofendido a través de lacerantes heridas en su cuerpo y bañado en escupitajos provenientes de sus verdugos. 

Creo y me reafirmo en el fundamental e inquebrantable principio del derecho a la vida en todas sus manifestaciones; tal cual la Constitución de la Republica y la existencia de ese Ser Supremo nos lo señala. Creo en los derechos de los niños, más aun como seres atribuibles a privilegiar su protección, DESDE SU CONCEPCIÓN, hasta su muerte natural. Creo en Dios Padre…..y con eso me basta.

El 17 de Febrero de 2022, un grupo de 75 asambleístas votaron en favor de esa ley criminal. Ahora, esa decisión está en manos del Presidente de la República para su aprobación o para vetarla.

En nombre de Dios, en nombre de nuestros niños del Consejo Nacional ProVida de Niños y Adolescentes, en nombre del niño rico y del niño pobre, en nombre del limosnero y del empresario, en nombre de la mujer y del hombre de a pie, le pido a Usted, señor Presidente, que VETE DE MANERA TOTAL TAN AFRENTOSA LEY…

¿Y TU….DE QUE LADO DE LA HISTORIA ESTAS…. DEL PUÑAL O DE LA CRUZ…?

Artículos relacionados

La infidelidad

No dejo de ver en casa, la televisión de El Vaticano. El sacerdote de turno se enfocó, en el tema de la infidelidad de los cónyuges, tema escamoso pero bien llevado por […]

1 comentario

  1. Al lado de la Cruz, Jesús sacrificó su vida por nuestra Salvación. y Nosotros que mezquinos somos para no hacer lo mismo que El. Ahora nos toca salvar las 2 vidas, aunque hayan injusticias, obstáculos y problemas. Dios esta con nosotros y guiara nuestros pasos. Como usted lo describe, con mucha ilusion espero Que el presidente vete totalmente esta ley, y tome decisiones sobre aquella sentencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×