Lo que los políticos nunca dirán…ni harán. La burocracia – Desde mi Trinchera
Opinión Política Sociedad

Lo que los políticos nunca dirán…ni harán. La burocracia

Sin lugar a dudas, muchos de los servicios que presta el Estado son necesarios. Tratadistas ilustres han visto la imprescindible necesidad de la existencia del aparato burocrático, que es la manera como el Gobierno encara su acción de servicio a la comunidad.

Desgraciadamente esa burocracia no siempre está capacitada para desempeñar determinados cargos, y en muchas oficinas públicas hay personal abundante y, lo que es peor, innecesario. La cual genera una carga pesada, un lastre aberrante, y un gasto abultado que impacta negativamente en la economía del país. Y vulnera la capacidad financiera estatal, generando nuevos impuestos y con ello la pobreza, la desconfianza en la inversión y el desempleo.

En verdad pagamos demás por este mal servicio público. Pero esta regla también funciona en sentido inverso, esto es, al rebajar controladamente los gastos del Estado innecesarios, hay más orden, más trabajo, mejor remuneración, inversión y confianza.

El asunto es… ¿qué miembro de la Asamblea puede atreverse a proponer rebajar los gastos burocráticos? ¿Se imagina usted a un representante nacional presentando un proyecto de Ley para disminuir la burocracia innecesaria? Este supuesto congresista será tildado de enemigo del pueblo, reaccionario…, y, por lo tanto, cosechara menos votos.

Sabemos que al separar al personal inepto, irresponsable e innecesario se opondrán precisamente los ineficientes. Porque el hombre o mujer de trabajo no teme a la selección de los mejores. Y realizar esta selección es de valientes.

Pero también es cierto, muy cierto, que la comunidad nacional ya está hastiada de sobrepagar servicios públicos pésimamente hechos. Y que no se puede esperar una solución de esta naturaleza de políticos de profesión. La nación tiene que hacerse oír, prescindiendo de los políticos, que en la mayoría de los casos buscan sólo su comodidad sin importar el bien común.

¿Llegará al Ecuador una actualización de la organización del Estado, que elimine la burocracia excesiva e ineficiente, y le permita trajinar por sendas de una mayor eficacia y autentico servicio público? Es un problema de vida o muerte, que urge de una solución; aquí radica el origen de la pobreza y el desempleo.

3 Comentarios

  1. Gabriel Aquim Chavarría

    Lo que dices es muy cierto, pero no es culpa solamente de los políticos, lo es de la misma democracia.
    Por eso, a mi no me interesa si un gobierno es monárquico, dictatorial o democrático, lo que me interesan son los resultados.
    Es cierto que una dictadura puede ser abusiva y corrompida pero eso no parece ser el caso de China, que ha crecido muy por encima del resto del mundo, declarando que es comunista pero es la nación más capitalista del planeta.
    Pronto será la primera economía del mundo, aunque no nos guste.

  2. Hernan Zambrano

    Al exceso de burocracia, que la encontramos hasta en los más reconditos confines de la administración pública yo la llamo «PARASITOCRACIA» que no es otra cosa que el fruto del populismo cursi de la clase política, por supuesto.
    A esta parasitocracia Inepta, ociosa e inoperante lo unico que le interesa son el 15 y el fin de mes en que les cae el cheque de la quincena. Lo demás es lo de menos.
    En la presidencia de Sixto se redujo este flagelo comprando las renuncias. Inutil esfuerzo que quedó en nada al asumir la presidencia aquel nefasto populista matón de barrio de discutible orígen que volvió a llenar de ineptos los cargos innecesarios eliminados.

  3. Benjamin Borbor Cordova

    Lo peor es que esa burocracia inutil (no la que hace su trabajo), actuan siempre como un caballo de troya, pues, al estar dentro del sistema de gobierno, actuan para destruirlo: me consta que funcionarios que trabajan con los productores por ejemplo, utilizan esos mismos canales electrónicos, para difundir los famosos memes que minan poco a poco la credibilidad en cada gobierno. Ellos son tipicos pescadores a rio revuelto: no les importa que la democracia continue, solo les interesa mantener sus puestos, y si el nuevo presidente representa una amenaza para sus piponazgos, no dudan en serrrucharle el piso al nuevo gobierno y poner a otro: hasta que encuentran al monigote que puedan manejar y que esta de su lado..porque.. los ¨buenos¨ somos mas..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *