No al Estado dictatorial y de elecciones fraudulentas – Desde mi Trinchera
Opinión Política Sociedad

No al Estado dictatorial y de elecciones fraudulentas

En la atención del Pueblo Mandante del Ecuador, el Presidente legítimo y democrático Guillermo Lasso, la Presidente de la Asamblea, Ab. Guadalupe Llori, el Comando Conjunto de las Gloriosas FF.AA., y el Ministro de Defensa, almirante retirado Fernando Donoso.   

 El globalismo “socio-comunista-capitalista” impone Estados totalitarios, fraudulentos y violentos con sus títeres Castro, Chávez, Maduro, Ortega, Correa, Morales, etc. Y a pesar de disponer de una Constitución Revolucionaria con serias falencias, vacíos y omisiones que promueven la corrupción como el no dictamen previo de la Procuraduría en la contratación pública, el monopolio estatal, la Torre de Babel del Cpccs, Dios Padre en segundo plano, etc. Debemos sujetarnos a ella. Y civiles, militares y policías no leen, no aprecian ni defienden la Constitución y el “Estado de derecho” con su máxima autoridad el “Pueblo Mandante, Art. 1”.  

Pero el dictador Correa secuestró al Cpccs, CNE, la Asamblea, la Justicia, etc. Si bien no está, todo tiene su impronta para 300 años como la Ministra de Educación, adoctrinadores extranjeros en colegios y universidades, etc. Después del control de la prensa y la educación, es vital el sometimiento de la Fuerza Pública, en especial las FF.AA. para ejercer su poder dictatorial como Comandante en Jefe, argumentando el Art. 159:Las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional serán obedientes y no deliberantes, y cumplirán su misión con estricta sujeción al poder civil y a la Constitución. Las autoridades de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional serán responsables por las órdenes que impartan. La obediencia a las órdenes superiores no eximirá de responsabilidad a quienes las ejecuten”.  Erigiéndose en poder supremo sin respetar la “Constitución y al Pueblo Mandante”.  Correa desconoció el Art. 147.1: Cumplir y hacer cumplir la Constitución, las leyes, los tratados internacionales y las demás normas jurídicas dentro del ámbito de su competencia”.  

Es claro que, la Fuerza Pública no puede ser “deliberante-política ni partidaria-política” y se somete de modo irrestricto al poder civil“respetuoso de la Constitución y el Pueblo Mandante”, según dispone Arts. 1, 11.4, 83.1, 158, 159, 204 (“El pueblo es el “mandante” y primer fiscalizador del poder público, en ejercicio de su derecho a la participación”), 424, 426, entre otros.  Pero, el totalitarismo ve a los militares y los policías como “castrados mentales y robots al servicio de su poder absoluto e ideológico”. Las Gloriosas Fuerzas Armadas, con la Constitución en la mano, debieron parar al dictador y sus atropellos inconstitucionales y antidemocráticos, más allá de que varios oficiales patriotas y republicanos le dijeron no a su proyecto totalitario, ¿y fueron separados? Si bien, militares y policías están sujetos a reglamentos y leyes internas, constitucionalmente, el Art.  11.2 dispone: “Todas las personas son iguales y gozarán de los mismos derechos, deberes y oportunidades.”… “y nadie podrá ser discriminado por su estado civil y condición socio-económica”. Y el Art. 66.4: “Derecho a la igualdad formal, igualdad material y no discriminación”. Y si sus derechos son irrespetados de forma “individual o institucional”, pueden recurrir a instancias constitucionales, Art. 11.1: “Los derechos se podrán ejercer, promover y exigir de forma individual o colectiva ante las autoridades competentes; estas autoridades garantizarán su cumplimiento”. La F. Pública es autoridad con “responsabilidades democráticas y de Estado de derecho”, entre otros, Art. 158: “Las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional son instituciones de protección de los derechos, libertades y garantías de los ciudadanos (mandato expreso en la defensa de la democracia, los ciudadanos y el Estado de derecho, en concordancia, así lo expresa la Ley Orgánica de la Defensa Nacional, capítulo II art. 2.c: Las FF. AA. garantizan el ordenamiento jurídico y democrático del Estado social de derecho). Las Fuerzas Armadas tienen como misión fundamental la defensa de la soberanía y la integridad territorial. La protección interna y el mantenimiento del orden público son funciones privativas del Estado y responsabilidad de la Policía Nacional. Las servidoras y servidores de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional se formarán bajo los fundamentos de la democracia y de los derechos humanos… ”.  

Los siguientes artículos son claves, 66.29.a: “El reconocimiento de que todas las personas nacen libres”.  66.29.d: “Que ninguna persona pueda ser obligada a hacer algo prohibido o a dejar de hacer algo no prohibido por la ley”. Y 83.1: 1. “Acatar y cumplir la Constitución, la ley y las “decisiones legítimas” de autoridad competente”. Y el Comando Conjunto debió informar al Pueblo Mandante, que el “presidente Correa es quien ordenó el operativo de asalto y su rescate del Hospital de la Policía Nacional el fatídico 30-S”. Y se quedaba sin piso el vergonzoso juicio violatorio a la democracia, la libertad de prensa y opinión contra el Diario El Universo por 80 millones de dólares. Además, de la persecución ilegal y criminal a policías y militares. Así mismo, fue violatoria e ilegal el descabezamiento vía tuit de la cúpula militar por defender a su Institución y el ISSFA, ejerciendo su derecho de representantes legales a pretexto de su rueda de prensa. Las FF.AA. están en su derecho legítimo de informar al Pueblo Mandante a través de los medios, asuntos inherentes a su Institución, seguridad y soberanía del país, trabajos y acciones en favor de la sociedad, etc.; existen un sinnúmero de ejemplos al respecto.  

Y son estos regímenes los que subvierten y transforman las FF.AA. en “políticos-armados” al servicio de sus intereses dictatoriales, corrompiéndolas y acabando con sus altos ideales de servicio al país, disciplina y civismo. Correa alardeó de sus triunfos electorales “nada democráticos” con el CNE a sus pies, candidato Estado, descalificación de partidos y movimientos, compra de opositores, apagones cibernéticos, etc. Persecución y cárcel a opositores y denunciantes con cargos inmorales e ilegales, desaparición de personas, represión brutal, etc.  

Y con alza manos en la Asamblea, violaron la Constitución con leyes y reglamentos, secuestraron y desaparecieron instituciones republicanas de forma ilegal…, siendo letra muerta, por ejemplo, Art. 11.4: “Ninguna norma jurídica podrá restringir el contenido de los derechos ni de las garantías constitucionales”. Art. 424: “La Constitución es la norma suprema y prevalece sobre cualquier otra del ordenamiento jurídico…” Art. 426: “Todas las personas, autoridades e instituciones están sujetas a la Constitución”. Y Art. 83.11: “Asumir las funciones públicas como un “servicio a la colectividad” y rendir cuentas a la sociedad y a la autoridad, de acuerdo con la ley”. Nunca más se deberá ¿rendir culto a la majestad del poder?, que de modo inconstitucional blandía el dictador.  

En el contexto regional y mundial, hay que mirar lo ocurrido en las elecciones de EE.UU. y el vecino Perú, además de la violencia terrorista callejera en Colombia, Chile, Bolivia… y lo sufrido en el golpe de Estado con $ 821 millones de pérdidas para derrocar al expresidente Moreno en Octubre-2019, ¿a reeditarse como en Colombia y Chile con una guerrilla urbana? Fenómeno devastador que está ocurriendo en los EE.UU. con BLM y Antifa. Y ciudadanos, militares activos y retirados, congresistas, Estados…, “accionan y piden leer y defender la Constitución de 1787, sus 27 enmiendas y las elecciones”, ante el ataque del socio-comunismo-dictatorial de progresistas “mal llamados demócratas”, al servicio del poderoso comunista, dictatorial y capitalista “PCCH”. Con la destrucción de las libertades, la república, soberanía e instituciones; la prensa, la justicia, la educación plural y democrática, la “familia creyente”, los derechos políticos y ciudadanos, etc.  

Si se quiere salvar al mundo con el ejemplo de un país pequeño pero importante y libertario como es el Ecuador y detener el saqueo y destrucción de la república, hay que volver a un real Estado de derecho. A la Constitución del 98, rescatando lo bueno de la actual, no a una “Consulta parche” como la del ilegítimo Moreno. ¡Sí a Dios, Patria y Libertad! En Quito Luz de América, a 9 de julio de 2021, a los pies del libertario Pichincha.          

4 Comentarios

  1. Jorge David Guamán Toscano

    ¡Que sigan gobernando los viejos nacidos en los 60, 50, y 40 con sus ideas caducas¡ en el 2021 cuando una pandemia ha dejado evidencias claras de que sus ideas caducas y sin sentido no tienen cabida.
    ¿Gloriosas fuerzas armadas? vives con las historias cheucas del héroe niño que recibió un balazo en cada brazo en cada pierda, y agarro la bandera con la boca? Qué guerra moderna en los últimos 20 años ha ganado las FFAA, si no pueden defender ni las islas Galapagos de barcos pesqueros chinos
    Busca algún libro de Geopolitica e ilustrate para que no escribas incoherencias desactualizadas

  2. Refiriéndome al lector que comenta sobre la nota anterior, quiero indicar que no estoy de acuerdo en la forma déspota en que pretende denostar a las personas mayores. Eso se llama en castellano «gerontofobia», o sea odio hacia las personas mayores. Si bien en Ecuador existe la libertad de expresión, eso no le da derecho a ofender a nadie.
    Respecto a las Fuerzas Armadas, ellas no pueden ordenar ninguna guerra, ya que están subordinadas al Poder Ejecutivo, que debe ejecutar a su vez lo que dispone el Poder Legislativo

  3. Fabian Jarrin

    El Guaman Toscano olvida que la edad en los seres humanos les de experiencia y criterio para plantear una visión del estado de situación del país. Referirse que una persona tiene ideas caducas refleja su grado de inmadurez emocional e intolerancia, propio de los revolucionarios de papel higienico usado.

  4. Excelente artículo, en defensa del estado de derecho, la democraciay las Gloriosas Fuerzas Armadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *