Diálogo imaginario, de una abuela con sus nietos después de un año, del anterior mayo 2020 – Desde mi Trinchera
Comentario Salud & Medicina

Diálogo imaginario, de una abuela con sus nietos después de un año, del anterior mayo 2020

– ¡Abuela! ¡Abuela! ¡Abuela!
Hoy ya pasamos al nuevo año escolar 2021-2022 y todavía no podemos ir a la escuela, tú nos hablaste en abril del año pasado de una tal “cuarentena”, ¿Todavía sigue?

– ¡Ay, nietos queridos! De aquellos días hasta ahora -ha sucedido tanta tragedia con millones y millones de muertes en el mundo, por la tal enfermedad o pandemia de la que les hablé y todavía sigue…

– ¡Ah sí! ¡el co-ro-na-virus! Y ¿Qué más hay de la tal enfermedad o pan-de- mia?… ¡Abuela!

– ¡Ay nietos queridos! ¡Me duele repetirlo! Pero ustedes como hijos de familia comparten también la tragedia mundial.

– ¿Por qué dices mundial?

– Es que la tal pan-de-mia nos tiene a todos los humanos en peligro de contagio y muerte, por lo que, debemos seguir encerrados en casa.

– ¡Abuela! ¿Por qué? ¿Por qué?…

– Porque en plazas, mercados, calles y todo lugar donde se junta la gente, hay peligro de contagio.

– ¿Por lo que nuestros padres, tú abuela y nosotros estamos obligados a usar esta mascarilla?

– ¡Si nietos queridos! Y no solo eso:
Sino también a lavarnos las manos constantemente y a no saludarnos con besos, ni abrazos… y a evitar los actos de aglomeración de gente.

– Y ¿Por qué no vamos a la escuela?

– Porqué el virus de esa peste, que subsiste en el aire, puede pasarse a ustedes y a los maestros reunidos…

– ¡Pero abuela! ¿Hemos oído hablar de una vacuna? ¿qué es una vacuna?

– ¡Ah! ¡Si! Es un medicamento que los científicos han logrado hacer para inyectarlo a los humanos y les prevenga la enfermedad…

– ¡Ah, qué bueno! ¡Abuela!… ¡Haz que nos inyecten ahora mismo! ¡Vamos! ¡Vamos!

– ¡No! ¡No! ¡No! ¡Nietos queridos! Esta enfermedad, es portada y contagiada por adultos.

– ¿Y papá y mamá? ¿Y tú, abuela?

– ¡Si! ¡Si! ¡Nietos queridos! yo ya estoy vacunada por ser mayor de edad y sus padres también.

– ¡Qué bueno! ¡Qué bueno! … ¡Entonces, ya podemos ir a la escuela!… ¡Qué bueno!

– ¡No! ¡Nietos queridos! ¡Todavía no!
Porque las vacunas las hacen laboratorios especiales del mundo y las venden a los gobiernos de los países, también del mundo, que la necesita para los miles de millones de personas…

– Abuela ¿Cuántos miles de millones de personas hay en el mundo?

– ¡Más de 7 mil millones de personas o habitantes!

– Uff! ¡Entonces se necesitan más de 7 mil millones de vacunas!…

– ¡No! Ese número entre menores de edad y adultos. Y solo son los adultos, los que necesitamos ahora esa vacuna.

– ¡Uff! ¡Abuela! Y nosotros de Ecuador ¿Podremos comprarlas?

– ¡Si! Ya lo está haciendo nuestro gobierno y lo seguirán haciendo.

– ¡Qué bueno Abuela! Entonces, cuando se vacunen también los maestros: ¿Nosotros podremos ir a clases?

– Si, los maestros y todo el personal de las escuelas y Colegios…

– ¡Y nos sacaremos la mascarilla! ¡Y dejaremos de lavarnos las manos a cada rato! ¡Y jugaremos! ¡Y nos abrazaremos entre compañeros y compañeras…! ¡Viva! ¡Viva! ¡Viva!…

– ¡No! ¡No! ¡No!… ¡Nada de eso!…
Hay que seguir cuidándose para evitar la contaminación, por lo que todavía:
¡Si a la mascarilla!
¡Si a lavarse las manos constantemente!…
¡Si a evitar aglomeraciones y todo contacto personal directo!
Y a esperar a que las autoridades correspondientes, de nuestro País, digan – ¡Ya pueden recibir clases, en las escuelas y Colegios!

– ¡¡Entonces regresaremos gozosos a nuestra querida escuela…!!
¡Si! ¡Si! ¡Si!
¡Ojalá sea pronto!… ¡Si! ¡Si! ¡Si!

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *