Pandemia, Coronavirus y Espacios de Vida – Desde mi Trinchera
Comentario Salud & Medicina Sociedad

Pandemia, Coronavirus y Espacios de Vida

Esta reflexión está dirigida a que entendamos y valoremos sobre los espacios físicos en los que vivimos y desarrollamos nuestras actividades.

Como introducción transcribo las definiciones de tres diccionarios que enmarcan la reflexión y permiten entender la importancia que tienen en nuestras vidas y salud los espacios físicos, dicho de otra manera, los territorios que utilizamos para todas las actividades de nuestra vida cotidiana y su importancia.

Wikipedia: “Los psicólogos comenzaron por primera vez a estudiar cómo percibimos el espacio en la mitad del siglo XIX. Todo lo concerniente a esos estudios es ahora una rama de la psicología. Los psicólogos analizan la percepción del espacio en lo relacionado con cómo reconocemos un objeto físico o percibimos sus interacciones.

Se han encontrado fobias relacionadas con el espacio, incluyendo la agorafobia (miedo a los espacios abiertos), la astrofobia (miedo a los espacios celestes) y la claustrofobia (miedo a los espacios cerrados).

Resumo, para concluir, las citas que nos permitirá entender mejor lo que nos acontece.

Espacio lugar que ocupa una cosa.

Wikipedia

Extensión limitada por dos o más cosas.

Diccionario Anaya

Extensión superficial limitada.

Diccionario Pequeño Larousse

Estamos viviendo bajo normas sanitarias y de otros tipos a fin de controlar la pandemia, las cuales nos hacen sentir y vivir una claustrofobia colectiva en toda la ciudad y, una más grave y personal, en cada hogar según sus circunstancias.

Debido a los encierros tenemos conflictos entre esposos, padres e hijos, y entre otros familiares que comparten el mismo espacio conocido como hogar, según cada ciudad y país.

La claustrofobia se amplía con estas restricciones y encierros cuando no podemos reunirnos en iglesias, templos, parques, plazas, estadios, restaurantes, playas y usted añada las demás restricciones. Esta restricción colectiva necesaria está afectándonos no con coronavirus, pero si psicológica y anímicamente; y si sumamos otras distancias al hacer filas, en los ascensores y en otros lugares tales como cajeros de bancos, supermercados y más.

El cambio y afectación por los distanciamientos y las estrecheces en los espacios que compartimos con familiares y amigos está afectándonos y cambiando nuestras actitudes y comportamientos, sin conocer con qué efectos negativos y en qué campos de nuestra diaria convivencia. Tampoco se está analizando cómo reconstruir nuestra convivencia una vez que superemos las limitaciones de espacio, contactos y convivencia.

Muchos psicólogos y psiquiatras tendrán más trabajo y quizás deberán ser creativos en los procesos y tratamientos por no haber suficiente información y documentación sobre estos casos ocasionados por el corona virus.

No olvidemos que el ser humano es territorial en todos los aspectos y que estamos afectados en nuestros territorios y en nuestra oxigenación debido al uso de las máscaras.

Probablemente será necesario tratamientos para recuperarnos.

1 Comentario

  1. Jorge Albán Núques

    ExcelenteArticulo como todos los tuyos Joseph.Felicitaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *