12 julio, 2024

Porque así siempre se ha hecho…

Trabajar en pandemia, ha obligado a las empresas industriales adoptar una serie de restricciones para adecuarse a las exigencias de los Códigos de Bioseguridad, especialmente relacionadas con observar “distanciamiento social” y otras medidas conexas de profilaxis, orientadas a reducir el riesgo de contagio por el COVID-19.

He tenido oportunidad de observar que en aquellas industrias donde la incidencia de actividades manuales es alta, hay operaciones que se ralentizan debido a que la reducción de operarios obliga a esperar que se cumpla una parte del proceso, para continuar la secuencia. Y eso al final del día, se expresa en mayor tiempo ocioso y pérdida de productividad.

Mi observación va a un punto concreto: se han mantenido los métodos de trabajo; y no se los ha redefinido para ajustarlos a las nuevas realidades impuestas por la convivencia con el CORONAVIRUS. Y el bicho —sin embargo de la vacuna— ha venido a quedarse para largo… Por manera que una tarea urgente si se quiere disminuir costos de producción y ser competitivos, reside en rediseñar los puestos y cadenas de producción. Insisto en que esto es crucial para los procesos de fabricación en que predomina la mano de obra. Pero también debe interesar a determinadas actividades administrativas y de supervisión.

Básicamente el rediseño al que aludo, implica desempolvar para adaptarlos a las nuevas realidades, aquellos preceptos del taylorismo tan comunes a la ingeniería industrial tradicional: estudios de tiempos y movimientos; análisis de métodos de trabajo; ajustes de curvas de aprendizaje y desempeño; formulación de estándares; y controles de desperdicios y calidad. En este enfoque cabe partir de las clásicas preguntas: qué, por qué, dónde, cómo y cuándo se ejecutan las tareas.

Se asombrarán cuando descubran la cantidad de eficiencia perdida por mantener viejas costumbres de producir así, porque así siempre se ha hecho.

Artículos relacionados

Nuevas Cadenas

El triunfo del SI en la ultima consulta popular, si bien fue nada contundente con relación al NO, esto ha dado nuevos brios al gobierno de la Revolución Ciudadana para iniciar un nuevo contraataque contra la prensa del país. La Ley de medios con la que se piensa colocar una mordaza para amedrentar y silenciar la Libertad de Prensa retorna a la Comisión que en el seno de la Asamblea lideran los de Alianza País, bancada que sigue fiel a las consignas del Ejecutivo con el Informe cuyo tratamiento se dio en primer debate .

Prácticamente desde el inicio de la Republica los gobiernos totalitarios y absolutistas han pretendido a callar a la prensa y evitar que los Medios se conviertan en críticos de sus políticas muchas de ellas dictatoriales.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×