Confesiones para sí mismo de un hombre realizado… – Desde mi Trinchera
Comentario

Confesiones para sí mismo de un hombre realizado…

Te han de parecer inusuales estas letras. No tienen un fin determinado, ni un propósito específico.Es la vos de mi vos hablándole a sí mismo.

Para mí es crucial que lo comprendas. Uno puede decir aquello que convenga a las personas, pero jamás se puede decir a sí mismo una mentira.

Por eso te escribo.

Mi vida ha sido bendecida por dios. Me ha otorgado múltiples dones y me ha obsequiado regalos que no merecí. Todo aquello que he querido lo he conseguido. No ha existido ningún sueño que no haya hecho realidad. El creador me ha otorgado el reconocimiento de la gente en toda circunstancia que haya emprendido. 

Desde muy pequeñito fui premiado por lo que hacía. Cuando me hice adulto la situación aumentó en su proporción y los reconocimientos se multiplicaron; se hicieron más importantes.

El hombre más seguro de sí mismo que he conocido soy yo. Lo que te trato de decir es que estás frente a un individuo completamente realizado. Un sujeto que ha sido plenamente reconocido y al que su trayectoria le ha sido muy dichosa.

Carezco de frustraciones, complejos y obsesiones. Me considero una persona satisfecha.

He sido amado profundamente por cada ser humano que la vida me ha puesto en mi camino.  He sido consagrado con el amor que Dios me ha dado a través de los que me han querido. 

Con ese amor recibido he sentido cosas hermosas y sobretodo he vivido como un favorecido mí camino recorrido.

Te digo esto porque a pesar de tenerlo todo; me faltabas tú. Que me quieras ha sido el acontecimiento más trascendental de mi existencia. Eres la razón que buscaba y no encontraba. Has sido lo único que me faltaba para ser completamente feliz. Con tu amor y tu amar, supe que lo más importante de todo lo creado es el amor.

Cuando te conocí supe que algo me iba a suceder, pero no tuve el entendimiento para imaginar toda la dicha que estaba por recibir con tu presencia.

Eres mi sueño realizado; la mujer que me merezco, el amor que nunca tuve. Para una persona afectiva como yo, el amar es vital para mantener coherente su estado de conciencia.

Por eso te digo que a pesar de ser amado; no había amado como había sido amado.

Todo eso cambió con tu llegada. Cuando percibí en tu pasión el amor que siempre quise; lo que hice fue vivir la realidad que  había anhelado desde niño.

No tengo la menor duda de lo que significas para mí. Le has dado a mi vida un significado que jamás soñé. Te has convertido en la razón de mi existencia y eres la explicación que me doy para entender  mi presencia en el universo. De ninguna manera estoy exagerando.

Las cosas se toman de quien las dice y soy la clase de hombre cuyo discernimiento busca las explicaciones en la disquisición de su existencia.

En tu amor he encontrado la razón de mis razones. En mi sentimiento descubrí que lo ilimitado está en la fuerza del amor. Amar de la manera como te amo; tiene que ser algo similar al amor que dios debe sentir por los seres que más ama.

Por eso es que de forma imperiosa tenía que escribirme a mí mismo mis verdades. Esa es la causalidad al expresar lo que no puedo reprimir, callar o controlar. Sería una mezquindad sin nombre no compartir contigo los inconmensurables sentimientos que generas. Por eso necesito que sepas cuanto te amo y como te agradezco que lo hagas; mi bien. 

Has sido lo único que me faltaba para ser completamente feliz. Con tu amor y tu amar, supe que lo más importante de todo lo creado es el amor. 

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *