Firmas en la Iberósfera – Desde mi Trinchera
Internacional Opinión Política Sociedad

Firmas en la Iberósfera

‘En defensa de la libertad y la democracia’ personajes políticos, voceros de grupos conservadores y el Ministro de Defensa del Ecuador firmaron la ‘Carta de Madrid’, una iniciativa política liderada por Vox, partido español de ultraderecha que representa un riesgo para los derechos humanos. Los adeptos de Vox han declarado públicamente su racismo, xenofobia, antifeminismo, etnocentrismo y apego a las políticas más retrógradas que ponen, a quienes no consideran parte de ellos, en situaciones de peligro.

A esa joya de movimiento político le entregaron su firma reconocidas personalidades de la política ecuatoriana. Red flag para los movimientos sociales, movimientos de mujeres y defensorxs de los derechos humanos. Silencio por parte del Presidente de la República. Por lo menos hasta el envío de esta columna al medio de comunicación, Guillermo Lasso no se ha pronunciado respecto a la firma por parte de su Ministro de Defensa, Fernando Donoso, en la Carta de Madrid. El contenido de la carta, que a primera vista podría parecer inocente, habla de libertad de expresión, de Estado de derecho, de propiedad privada y pone de enemigo al comunismo. Habla, incluso, que el avance de éste es una amenaza para el desarrollo de las naciones.

Escribieron esto los mismos que con sus discursos de odio avalan el dolor de migrantes y mujeres en su tierra. Escribieron esa carta quienes aseguran que los levantamientos en Chile, Colombia y Ecuador son parte de la estrategia del narco-socialismo y no de gente que tiene hambre, harta de políticas públicas que los condenan a más pobreza y vulneración de derechos. Escribieron esto representantes de un partido que niega a ultranza la violencia de género. Y firmó esto uno de los Ministros del ‘Ecuador del Encuentro’. Peligrosa movida política, innecesaria además. Unos dirán que se les está ‘dando palo’ demasiado rápido y otros podrían pensar que se les está cayendo el discurso demasiado rápido.

Algunas figuras que firmaron esa carta, a través de videos o tweets, intentaron desmarcarse de la naturaleza de VOX. ¿Qué fue entonces esto? ¿ingenuidad política? ¿la cortesía se les fue de la mano? O simplemente ¿están de acuerdo con los discursos de quienes hicieron ese documento? Nadie duda de la necesidad de diálogo con quienes opinan diferente, pero el odio no es una opinión.

Que no tiene nada de malo nos dicen; que la carta repite libertad y democracia, nos gritan. Les recuerdo que con esas mismas palabras alguna vez hicieron bloque para apoyar la penalización del aborto por violación, con esas mismas frases se opusieron al Matrimonio Igualitario, y con ese mismo slogan no reconocieron el daño de lo sucedido en octubre de 2019.

La firma de esa carta dejó ver a los oportunistas políticos con más claridad, consolidó la posición de otros y nos pone en alerta a todxs quienes creemos que el respeto a los derechos humanos es fundamental para una democracia sana. Que el gobierno que en segunda vuelta volcó su discurso al progresismo esté en silencio nos deja con más preocupaciones. No queremos que el Ecuador se encuentre con la ultraderecha, ni con el fascismo, ni con el fundamentalismo. No fue lo que prometió. Y llevamos menos de diez días en este ‘encuentro’, lo cual solo hace el escenario más complejo. Sin embargo, de alguna forma, mantengo algo de esperanza en que aparezca algún pronunciamiento que tome distancia de la representación de esa carta.

Este aval político, abierto y descarado, podría legitimar discursos de odio, vulnerar derechos hasta hacerlos polvo y retroceder lo poco que hemos avanzado. Defensores de los derechos humanos continuaran vigilantes, profundamente preocupados -no tanto por los oportunistas políticos- pero sí por el silencio del gobierno al que conocemos en su naturaleza conservadora, que prometió no perseguir a nadie y en el que la mayoría creyó.

Ojalá estos tropiezos no se conviertan en caídas con sangre, ojalá las menciones a Jaime Roldós Aguilera no se queden en el discurso inicial y ojalá encontremos pactos saludables para todas y todos. Estamos atentxs.

2 Comentarios

  1. Hernan Zambrano

    «el odio no es una opinión» Lo dice usted y en eso estamos de acuerdo, pero es lo que usted destila en su comentario.
    Es el sentimiento que cínicamente derraman los de ultra izquierda.

  2. Ab. Fernando Torres Trujilllo

    De verdad. El autor busca el tan burdamente abusado y distorsionado argumento de “ los derechos humanos” para intentar denigrar a los firmantes de la carta de Madrid , que tiene pincipios y valores que debemos defender para vivir en libertad y justicia y donde por más que VOX pueda tener conceptos equivocados y discutible , tienen el mismo derecho que el autor de esta nota tiene para emitir sus creencias. Pero indudablemente este comentario está tremendamente sesgado hacia esa izquierda intolerante que condena hasta con mentiras o verdades a media a quien quiere que piense diferente. Eso también viola las tan mentados Derechos Humanos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *