¿Venezuela? Sólo delincuencia – Desde mi Trinchera
Internacional Opinión Política

¿Venezuela? Sólo delincuencia

Pero no la nación, el país, la república… Exclusivamente el régimen dirigido por Nicolás Maduro y su banda de sicarios aventureros… O sea, de grupos de apátridas vinculados a las distintas formas de la organización criminal. Es que el asunto en Venezuela no responde a una contienda política, en que oficialistas y oposición luchan por dirigir las actividades públicas del país. Debería entenderse, quizás, que el accionar político es únicamente un pretexto de tapiña. Algo que sirve de protección al contrabando entre regiones que delimitan la geografía venezolana.

Contrabando de todo en que pueda obtenerse ganancia de intermediación y, por supuesto, las coimas por los pases, permisos y visto buenos. ¿Hay mejor contrabando, así las cosas, que el tráfico de drogas? Son más de 20 años de violación continua de las fronteras venezolanas… Pero coordinado y dirigido, con ejecútese gubernamental, a partir de los inicios del populismo chavista hasta hoy. Por cierto que la cadena de mando, formada para el mantenimiento delictivo del evento, solo fue expresión del proceso de corrupción necesario para su objetivo. ¿Qué más a la mano, y con serias averías de maltratos que los funcionarios públicos?

Si por 1980 fueron decomisados en Venezuela algo así como 250 kilos de coca, 30 años más tarde puede asumirse, según datos de investigaciones particulares y la DEA, que la cantidad ilegal había subido a cerca de 6.000 kilos. Sin embargo, para los expertos el tráfico ha ganado potencialidad y sigue abarcando, incluso, con nichos complementarios tal cual sucede con la marihuana, el hachis, el éxtasis, la heroína. Lo que ayer no pasaba de una aventura hoy es un gran industria de producción y tráfico. En 2018 la policía antinarcóticos señala más de 70 toneladas de cocaína moviéndose en el mercado hacia Conexión Caribe en Centro América, camino a Estados Unidos y Europa.

Este aumento tiene que ver con la calidad, que juega un importante papel en cuanto al costo de compra y el precio de venta, que deja mejor nivel de réditos en la distribución micro del producto. ¿Cuántos millones de sobrecitos, con “la blanca” en su interior, circulan en los colegios, los barrios pobres, las esquinas de prostitución, los salones de baile? No es uno ni dos ni tres… Son cientos de millones de dólares robados a jóvenes, mujeres y varones, para convertirlos en adictos, ladrones y hasta asesinos. A la mafia “internacional”, encaramada en el gobierno de Venezuela, solo le interesa el saqueo de lo que tenga valor, aunque mueran menores, adultos o ancianos en su resistencia contra esta irracionalidad.

¿Y no es el Estado, Nicolás Maduro, el máximo responsable, de la seguridad del pueblo venezolano, según la Constitución,? ¿Cómo, por tanto, entender que mientras por un lado haces de protector político por otro, destruyes la vida de individuos y familias, con droga para su consumo? ¿Es que hay algo no corrupto en las entidades de poder político venezolano, en este régimen populista y fascista? Hasta los militares, sobre todo la cúpula, representada en el •• Cartel de los soles ••, ahora llevan sobre el pecho, en su uniforme, la corrupción como una estrella nueva, ganada en la guerra de las coimas

1 Comentario

  1. Carlos Franco

    Lo que nunca entiendo es por que siempre que se quiere descalificar los regímenes como los de maduro o Cuba, siempre se los llama “fascista” y no comunista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.