20 julio, 2024

¡Miseria Humana!

Básicamente, nuestro Código de la Niñez y Adolescencia, cuya finalidad es la de garantizar a perpetuidad la protección integral de los niños y los adolescentes, considerándolos sujetos de alta vulnerabilidad; en función de aquellos, y de aquellos además en función de la familia, así como además se perpetúan en estos casos los deberes del Estado frente a la familia en función del interés superior del niño; aquello los convierte entonces, desde su concepción, en prioridad absoluta para todos los ecuatorianos.

Este breve, pero constitucional y legal análisis arriba descrito, de profundo sentido jurídico, de amplio contenido moral y de infranqueables barreras entre los criterios y los verdaderos principios, cuya universalidad y aplicación magnifican el respeto a esos derechos que finalmente desde la concepción radican en la inviolabilidad de su vida y su desarrollo integral, ¡QUE SON Y SERAN DERECHOS JAMAS VULNERABLES! , son pues además el mayor indicativo que nos obliga a privilegiar dichos preceptos.

Es el caso que en Génova, Italia, se está acometiendo de la manera más miserable posible contra todo principio que conlleve al reconocimiento de aquellos derechos. Lo extraño de todo esto; entre otras oscuras circunstancias, es que la monstruosa aplicación de supuestas leyes locales, e inauditos cargos en contra de los padres, permite a un segmento supuestamente legal y policial, a desentrañar del seno familiar la humanidad de cientos de niños; a vista y paciencia del resto de autoridades, QUEBRANTANDO TODOS LOS DERECHOS DE SUS VICTIMAS so pretexto de una solución a supuestos casos de incapacidad tutelar de sus padres, creando supuestos programas de adopción y supuestos cuidados a la integridad del niño, cuyo costo; y según lo denunciado en un programa de televisión, se lo calcula entre 100 Y HASTA 400 EUROS POR DIA.

Entiendo que aquellas niños son nacidos en Italia y provienen, entre otros, de hogares en el cual la madre y/o el padre son ecuatorianos; tal cual es el caso que nos ocupa, lo cual seguramente permite la aplicación y juzgamiento de tan absurdos e inhumanos procedimientos de parte de quienes deciden, como si se tratara de un simple objeto, la adopción de a favor de otras personas y/o el supuesto desarrollo físico e intelectual de esos niños a cargo del Estado y través de “costosos programas tendientes a mejorar supuestamente su estatus social, emocional e intelectual”.

Según lo denunciado, y una vez que el niño es apartado de su legitimo y verdadero seno familiar, entonces ya no será visto nunca más por sus padres, quedando atrás de todo esto una gigantesca secuela de dolor en cada progenitor, desgraciando per se la vida de toda una familia.

Me enteré del caso de un matrimonio de ecuatorianos a quienes se los había despojado de sus 4 hijos, y en el fragor de la lucha de esta pareja por recuperarlos, la madre vuelve a concebir un quinto hijo y sufre un parto prematuro, y luego de unas cuantas horas de aquello, “dichas autoridades” también le arrebataron a su nuevo bebe, bajo similares e inhumanos cargos legales.

Pude también escuchar que el Presidente Correa está muy preocupado por la salvaje situación de nuestros compatriotas allá en Italia, victimas de aquellos crímenes, así como pude escuchar al Canciller de la República, expresarse solidariamente con dichas victimas, y comprometerse a viajar a aquel país a fin de solucionar estos atropellos; gestiones que creo que todos los ecuatorianos debemos comprometernos a apoyar masivamente y hasta las últimas consecuencias.

Definitivamente que; mas allá de que los niños sean o no nacidos en ese país, y sin perjuicio de que los derechos de sus padres deban ser privilegiados, también es legítimamente válido aplicar las normas que en este caso consagran las leyes correspondientes, obviamente a través del derecho internacional y las respectivas gestiones diplomáticas que correspondan; por lo que no debemos permitir que se vulnere su soberanía. Aún siendo residentes de aquel país.

Existe una vieja máxima que dice: “mientras mas conozco al hombre, mas amo a mi perro”. Yo agregaría: “Mientras más aprendo e interpreto las normas legales, mucho menos entiendo sus procedimientos y sus efectos”.

Por lo que si resulta fácil entonces entender que cada acto; producto de la pudrición moral del individuo, así como cada acto que lesione los derechos y la humanidad de los niños; peor aún si estos se ejecutan por obtener algún beneficio económico, todo aquello los convierte a sus actores, y sin lugar a duda alguna en los más grandes exponentes de la miseria humana.

Aquel intelectual llamado Edmund Burke cosechó el siguiente y sabio pensamiento, que dice: “Todo lo necesario para el triunfo el mal es que los hombres de bien no hagan nada”. Y claro está que a veces el injustificado silencio, frente a estos crímenes, nos convierte en cómplices circunstanciales.

Yo no sé si usted que ahora mismo está leyendo este articulo, es o no padre de familia. O quizá ha sufrido en carne propia algún evento de similares características. Por mi parte, y gracias a mi Eterno Padre Celestial, no me ha tocado vivir esos abominables hechos.

Esta vez, solo me atrevo a pedirle que levantemos nuestra voz a nivel local y a nivel internacional, utilicemos todos los medios que la tecnología del internet nos brinda, y que obviamente están a nuestro alcance. Organicemos cada quien una gigantesca cadena de protesta a través de estos medios, y no permitamos que dichos insanos y perversos hechos se den una y otra vez.

Aporta con un granito de arena para que estas familias puedan recuperar a sus hijitos. Y si acaso no crees en Dios, ¡NO IMPORTA! , para aquello solo basta que recuerdes a Burke.

Artículos relacionados

Desconexión neuronal

Décadas atrás quedaron al descubierto los campos de concentración nazis, que retuvieron a miles de inocentes sometiéndolos a torturas, hambre, enfermedades y asesinatos masivos. Lastimosamente, en Venezuela se cumplen todas las características […]

3 comentarios

  1. Si yo fuese Ud. no me metería a defender a nadie sin conocer los pormenores del caso. Visto desde el Ecuador parece bárbaro, pero NO es así. Conozco a dos damas italianas encargadas de cuidar niños «del Estado» pues así se denominan a esos hijos abandonados por los padres. Hay muchos tipos de abandonos. No es solamente el físico. En esos causa precisos, el gobierno procede a retirar la tutela de los hijos, sólo después de una exhaustiva investigación a cargo de trabajadores sociales, q luego serán respaldados por los jueces pertinentes. No sabemos por qué le arrebataron esos 5 hijos a esa pareja, pero algo debe estar podrido en el reino de Dinamarca. Los italianos no son chiflados para quitar tutelas por quitar. En ese caso están no sólo los ecuatorianos, sino también otras nacionalidades, y bien entendido italianos.

  2. No se queme las manos por nadie. No hasta no estar empapado en el asunto. Los niños arrebatados a los padres lo son por variadas razones. Ya sea porque sin maltratados por padres alcohólicos o descuidados por madres q ejercen la prostitución, y tienen hijos sin medir las consecuencias. Cuidado, yo no estoy diciendo que ese sea el caso de esa pareja a la q Ud. se refiere. Pero algo hay. Mis amigas italianas cuidan a niños cuyos padres están en prisión; una de ellas de Argentina porque el padre mató a la madre. Es sólo un ejemplo. Otros niños son arrebatados porque no los envían a las escuelas, no los cuidan correctamente y vaguean por las calles. Hay cuentos de razones. Las autoridades italianas no son locas. Son programas muy caros, que yo personalmente encuentro admirable. Pues no todos los seres humanos pueden ser padres.

  3. Las autoridades ecuatorianas en lugar de escandalizarse o de hacer líos, deberían tomar ejemplo de las italianas; de esa manera habría menos dramas humanos en Ecuador. Habrían menos niños botados por las calles, mendigando o robando, muchas veces para mantener a pseudos padres irresponsables. No juzguen sin conocer la real situación. Ahora mismo estoy en Italia de visita y sé lo que realmente está pasando. En Italia si usted no cuida correctamente a su hijo, se lo quitan y punto. A veces les es permitido visitar a sus progenitores si la situación lo permite. De cualquier forma, los lazos familiares no se diluyen, porque esos niños nunca son dados en adopción, nunca. Si los padres demuestran capacidad y seriedad, se los devuelven. Trate de conocer las leyes italianas antes de pronunciarse o de espantarse. Buena jornada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×