21 julio, 2024

La Vanidad

Constituye uno de los defectos más graves del ser humano. En las religiones se la señala como la causa más importante de todos los pecados. Es un punto débil a través del cual se pueden cometer un sinfín de conductas aberrantes.

En los que ostentan el control se ve un ejemplo de la vanidad hecha como política de partido. Los que hoy transitoriamente abusan del poder, pregonan un auto endiosamiento repetitivo que va dirigido a ensalzarse y hacerlos creer que son el mejor conjunto de seres que ha existido en toda la historia. Promulgan que todo lo que hacen es bueno; repiten hasta el cansancio que todo lo que se ha hecho antes ha sido malo o nunca se hiso.

Es terrible estar en manos de un petulante que necesita del adulo. Mucho peor es estar en manos de un petulante que necesita del auto adulo. En la actualidad todo lo que hacen, constituye una obra magnánima nunca antes concebida en la sociedad. Cada cosa que hagan, la rodean de un despliegue de arrogancia, fastuosidad y sobrevaloración nunca antes vista.

Una nueva norma o cualquier inauguración, se transmite como si fuera la culminación de una hazaña faraónica sin precedentes. Para estos Narcisos, nadie ha hecho nada por nosotros. Juran que recién ahora se están haciendo bien las cosas, porque antes no se habían hecho.

Es como si nuestra vida recién comenzara con su presencia. Afirman que ninguno de los que tuvieron el poder, hicieron nada. Para ellos no hubo héroes, patriotas y peor ciudadanos inteligentes que hayan hecho bien las cosas. Todos fueron una horda de inútiles que nos llevaron al caos.

Los únicos paladines son ellos. Nada era bueno; todo era malo, lo único bueno es lo que hacen ahora. Cada acontecimiento es un hito histórico sin parangón en los anales de nuestra historia. Nos tratan como si fuéramos una manada de brutos a los que gracias a su sapiencia podremos comenzar a vivir adecuadamente. Nos subestiman como minusválidos mentales a los que se les debe decir cómo pensar, actuar y expresarse.

Para estos inmodestos, somos menos inteligentes que un atado de cangrejos. Somos una bola de ignorantes que hemos estado equivocados por más de ciento cincuenta años. Conformamos un ato de incapaces que no supimos elegir; hasta que los elegimos. Recién ahora y gracias a la suerte que tenemos de que nos conduzcan, viviremos adecuadamente porque nos están construyendo la nueva forma de vivir que nos conviene.

El que se auto alaba a sí mismo es un cretino. El que pretende ignorar que somos el resultado de lo que muchos han hecho, es un Narciso peligroso que está embrutecido por el poder.

Todo lo que hacen los actuales engreídos, es grandioso, magnánimo, descomunal y jamás se había hecho. Es tanta la soberbia y la ostentación, que ya no es cuestión de la sobrevalorada convicción de un engreído, sino que la arrogancia se ha convertido en una conducta colectica de la burocracia depredadora.

La pedantería y la jactancia son el espíritu de cuerpo de los que tienen el poder. Están auto convencidos de ser los únicos que valen. Antes de ellos, todos eran pillos o incapaces que defendían a sus propios intereses. Son tan endiosados, que no se dan cuenta de que tratar de perennizarse en el poder, es también defender solo a sus propios intereses.

Nada ha cambiado. Lo malo de antes es lo malo de ahora. Lo que sí es diferente, es que antes había uno o dos pusilánimes que se creían dioses y ahora todos se creen dioses.

La biblia dice que lo bueno que haga la mano izquierda no lo debe saber la mano derecha. Cuando se hace desinteresadamente el bien, la humildad debe ser la norma de conducta.

El estar en la función pública es una circunstancia pasajera que debe servir para dar de nosotros en función de los otros. Jamás puede ser un instrumento que permita dar rienda suelta a la adoración vanidosa por el culto al auto halago.
Imagínese al creador aseverando después de la creación:

¡Ahora sí el universo ya es de todos!

¡Todos los universos de antes eran malos!

¡Todos los creadores eran pillos!

¡El único orden universal que está haciendo historia es el mío!

¡Nunca hubo antes un creador como yo!

Jesucristo fue el más grande ejemplo de humildad. Su accionar fue sencillo y silencioso. Su modestia fue la fuerza que más incidió en la historia de la humanidad. Jamás necesitó de propaganda; peor se auto alabó de sus logros. Sus discípulos no se auto proclamaban como los únicos que sabían todo. Jesús fue el hombre más coherente que ha existido. Vivió de acuerdo a lo que predicó. Fue esencialmente un ser sencillo y la vanidad jamás fue uno de sus pecados.

Ahora estamos sometidos a la prepotencia de un grupo de arrogantes que necesitan desesperadamente del adulo y la auto sobrevaloración para calmar su insaciable vanidad. Todo lo que hacen necesita de la alabanza propia para satisfacer el voraz apetito de su pedantería.

El pecado más vergonzoso es la vanidad. En psiquiatría hay un cuadro clínico que se denomina Estupidez Relativa. Esta anormalidad define a la conducta anormal de un estúpido absoluto que necesita rodearse de un grupo de estúpidos relativos para que lo puedan adular…

Artículos relacionados

Volver al senado

Hace pocos días en un programa de televisión el candidato a la presidencia de la República Patricio Zuquilanda exponía que de ganar la presidencia propondría una reforma a la Asamblea Nacional para […]

Vida Artificial

morte voluntaria Visao Magazine

Soy completamente opuesto a la Eutanasia. Empero, como paralelismo, es perverso que se apliquen “medidas heroicas” análogas a: pulmones artificiales, entubamientos, diálisis… cuando todo está consumado. Solamente se justifica el luchar y hacer sufrir cuando existe la posibilidad de que ese mantenimiento artificial y temporal confiere la oportunidad de recibir un órgano o medio permisible para una supervivencia normal y laudable.

La dolarización fue un trauma que afectó en ese momento letalmente a todos los sectores productivos del país. Las medidas (medicinas) que debieron recetarse para recuperar la salud – más que sea las imprescindibles para mantener la preservación – del sistema fructífero nunca fueron ni siquiera recetadas, mucho menos aplicadas, para la salvaguarda de la integridad de los generadores de riqueza del país, sean estos: empresarios o trabajadores.

2 comentarios

  1. SENCILLAMENTE GENIAL…..TAL PARECE UNA «FOTOGRAFÍA AL COMPORTAMIENTO» DE ESTA BASURA AGRUPADA EN TORNO AL TACHO……LA DESCRIPCIÓN DEL COMPORTAMIENTO DE ESTA «PLÉYADE» QUE NOS ESTÁ «SOFOCANDO» ES PERFECTA Y SOLAMENTE UN PROFESIONAL DE LA PSIQUIATRÍA, COMO TÚ, LO PUEDE DESCRIBIR TAN PERFECTAMENTE COMO LO HAS HECHO.-….PERO AHORA FALTA LA ACCIÓN….Y…PARA LOS QUE ME LEEN…ESTA CONSISTE EN RETRANSMITIR ESTE COMENTARIO A TODOS NUESTROS AMIGOS PARA DETERMINAR ….»LA CURA A ESTE MAL «CEREBRAL» QUE NOS VA A LLEVAR AL DESASTRE SOCIAL Y ECONÓMICO…..YA ESTÁ COMENZANDO CON EL ENDEUDAMIENTO….SE LE ACABÓ LA RESERVA Y LOS RECURSOS (ORO-PETRÓLEO)LOS ESTÁ ENTREGANDO Y ESTOS SE ACABAN.-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×