16 julio, 2024

Media Luna

Es de noche ya
Los faroles se encienden
Y en la punta de un cielo compartido
Brilla pálidamente la media luna

Alguna vez fue luna completa
Luna de queso
Redonda y cremosa
Luna de azúcar
Blanca y deliciosa

Un hombre y una mujer
Cobijados por bosques familiares
Contemplaban abrazados a la luna
La propuesta de un futuro entroncado

Un secreto dividió sus caminos
Él se quedó en el sur
Ella corrió hacia el norte
Y el amor permaneció en la frontera

En un intento muy humano
Por aliviar la nostalgia de la piel
Y salvar al ama de tristes vicios
La luna entera se sacrificó
Rajando su existencia en dos

Desde entonces viaja el amor
En busca de su media luna
Debajo de un cielo fragmentado
Duerme una humilde promesa:
La muy anhelada coincidencia.

Artículos relacionados

La Poesía de la Semana: Contrabando en el Cielo

Eusebio Robledo, Abogado, poeta, orador y ensayista colombiano, nació en Caldas en 1872 y falleció en Bogotá en 1926. Fue Magistrado del Tribunal Superior de Medellín, Secretario de Hacienda y de Instrucción Pública de Antioquía. Socio de la Academia Nacional de Historia, de Jurisprudencia de Antioquía y Senador de la República. Durante su trabajo en el Ministerio de Instrucción Pública escribió la Reforma Universitaria (1905). Publicó además Notas humanas, Estética y literatura española, Nociones generales de estética de Historia de la Literatura española desde el Siglo I hasta el Siglo XIX y la Antología del temprano relato antioqueño. Colaboró en varias revistas, entre ellas: La Miscelánea, El Montañés, el Repertorio y la Revista Forense.

Es autor entre otras, de la hermosa poesía que pongo a continuación, que describe la gran esperanza que tenemos los católicos, por la fe en la misericordia de Dios y la intercesión de la Virgen María. Vale la pena conocer y recordar esta tierna historia de amor, de fe, de misericordia y de esperanza.

1 comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×