20 julio, 2024

La Salud y la Junta de Beneficencia

La salud de los guayaquileños que buscaban asistencia médica fue dada, desde antes del inicio del siglo XX por la Junta de Beneficencia de Guayaquil. El Gobierno nacional, posiblemente por la falta de comunicaciones o por la escases de dinero, miraba principalmente a su alrededor, mientras Guayaquil, como puerto en la costa, en medio de la selva tropical, sufría por las pestes de bubónica, cólera. fiebre amarilla, dengue, malaria y muchas plagas más. Los guayaquileños, llamados por su Municipio, se reunieron y se formó la Junta de Beneficencia de Guayaquil. Con este ejemplo, se crearon también Juntas similares en otras Ciudades, como Quito y Cuenca, las cuales no prosperaron.

La solidaridad de los guayaquileños, reconocida por los pobres y mendigos que piden caridad en sus calles, hizo que el esfuerzo sí persistiera en la Ciudad Puerto. Esto es lógico, si consideramos que en esa época, muchos morían sin tener donde atenderse por medio del Estado. Sólo la Junta prestaba los servicios a los ecuatorianos que buscaban salud en Guayaquil.

Recién en 1973, el Gobierno creó el Primer Hospital del Gobierno en el Puerto, el Abel Gilbert Pontón y luego el Hospital Ycaza Bustamante. Sin embargo, la Historia, la tradición y el buen servicio de los Hospitales de la Junta, ha hecho que la ciudadanía busque la atención principalmente en sus Centros Médicos.

La atención no es sólo a los guayaquileños. De las cinco primeros pacientes que atendió en 1948, cuando se inauguró la entonces flamante Maternidad “Enrique C. Sotomayor”, sólo una (20%) era de Guayaquil.

La Junta de Beneficencia de Guayaquil, en sus centros de atención médica, NO DA CARIDAD, sino SERVICIO. Se sirve por igual, a todos los ecuatorianos, con responsabilidad, buen trato y seriedad, buscando el bien de todos los conciudadanos que buscan el servicio en sus Hospitales. En 1993, ante un embarazo múltiple en el que se pidió su ayuda, la Junta preparó en la Maternidad, la recepción de los neonatos de 26 semanas 1 día de gestación. Se creó 5 grupos de recepción, pues se esperaba 5 prematuros. En el momento de la Cesárea, nacieron seis en vez de cinco, y con los Médicos de vigilancia, se formó el sexto equipo para atender al último de ellos. Luego de un mes de lucha, perdimos a 1 de ellos por varias complicaciones, y luego de dos años, falleció un segundo, que estaba bien. Los otros cuatro están terminando Universidad con excelentes notas.

Lo que ayuda a que la Junta de Beneficencia tenga la efectividad que tiene, se debe, en gran parte, al trabajo arduo y desinteresado, sin ningún sueldo ni ganancia, de los Miembros de ella. Cada uno, en su función de Inspectores de alguno de los Hospitales o de alguna de las casas o Centros de atención, Colegios, Asilos, Guarderías, Cementerios, Propiedades, etc., que supervisan la labor tesonera de los Empleados de la misma, tanto Directores, Administradores y trabajadores en sus diversos rangos, buscando eficiencia administrativa, calidad de atención y la adquisición de los mejores equipos para la atención dada. La Junta además, da trabajo a más de ocho mil familias.

Ninguna Institución, ni sin, ni con fines de lucro, puede dar una atención tan eficiente ni a tan bajo costo, lo que permite el equipamiento adecuado de sus Hospitales.

Artículos relacionados

Primera creación

Los entendidos en la exégesis bíblica nos explican que el libro del Génesis es una narración mítico – simbólica. Esto quiere decir que, más allá de si existieron o no nuestros primeros […]

16 comentarios

  1. Mi muy estimado Dr. Gomez,

    Lo felicito por esta publicacion tan clara y explicativa que nos motiva, a todos quienes siendo o no guayaquileños vivimos en Guayaquil, a apoyar a la prestadora de los servicios de salud tan valiosos y apreciados por la comunidad, la honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil.

    Un afectuoso saludos,

    Patricio Delgado

  2. Totalmente de acuerdo, excelente publicación.
    Refleja la realidad la cual no se pude cambiar con cadenas nacionales ni con publicidad
    Felicitaciones doctor

  3. Un magnífico resúmen de la benéfica gestión realizda por la Junta de Beneficencia, desde su fundación.

    Comprendemos que el espacio no permita ser más explícito. Se podrían escribir libros enteros. De cualquier forma, felicitaciones a su autor.

  4. En adicion a lo que usted menciona, es importante que se sepa que todas las entidades benéficas de Guayaquil tuvieron un origen masónico, aunque a algunos no les guste. Ing. Civil, M.Sc. Presidente del Grupo Ecuador de la American Society of Civil Engineers, ASCE. La ingenieria civil ha contribuido tanto como la medicina para mejorar las condiciones de vida de los seres humanos a traves de los sistemas de agua potable, alcantarillado y manejo de desechos sólidos.

  5. hola saludos cordiales ablando sobre el mejoramiento del salud de guayaquil esta bien porque guayaquil lo merece el GOBIERNO nacional ah echo todo lo posible por la salud de la ciudadania para que avance mas en el salud tiene que cambiar el GOBIERNO cantonal

  6. DR.JOSE FERNANDO GOMEZ. NO ES PRIMERA VEZ QUE LO FELICITO, UD. SIEMPRE ESCRIBE CON RESPETO Y CULTURA Y SIEMPRE COSAS MUY CIERTAS. YO RESPETO ENORMEMENTE A LOS QUE CONFORMAN Y HAN CONFORMADO LA JUNTA, SIEMPRE CON GENTE LIMPIA, DESINTERESADA CON PURO AMOR A GUAYAQUIL.PODRÍA nombrar a muchos COMO MI GRAN AMIGO PEPE PLAZA I ASI MUCHOS MAS. YO COMPRO YA 40 AÑOSS LOTERIA SIN PENSAR SOLO EN SACARME UN PREMIO, SINO EN AYUDAR A LA JUNTA DE BENEFICIENCIA, AUNQUE SEA CON UN GRANITO DE ARROZ.MIS RESPETOS A AQUELLOS SRS.QUE TRABAJAN NO EN LA JUNTA SOLAMENTE, POR EJEMPRO EN EL HOSPITAL SOTOMAYOR COMO MI GRAN AMIGO FELIPE COSTA, QUE NO TIENE NECESIDAD DE TENER SEMEJANTE TRABAJO, SINO POR AYUDAR. Y ASI PODRIA NOMBRAR A MUCHOS HOMBRES GENEROSOS Y A UD. DR. POR ESCRIBIR Y HACER PENSAR A LA CIUDADANIA.

  7. GRACIAS DR GOMEZ! POR ENALTECER LA HISTORIA DE LA HONORABLE JUNTA DE BENEFICENCIA, LA MAS GRANDE JOYA DE ESTE GYE DE LOS PROCERES, DE LOS ALTRUISTAS Y DE LOS PATRIOTAS GUAYACENSES QUE LUCHARON, LUCHAN Y SEGUIRAN LUCHANDO POR GUAYAQUIL Y POR LA PATRIA SIEMPRE, LO QUE NO DEBE SER OLVIDADO JAMAS, AL MENOS, PORLOS PORTENOS!

  8. Felicitaciones Dr. Gómez. Un excelente artículo que resalta el altruismo del guayaquileño, que más allá de ayudas gubernamentales, siempre empuja a su ciudad y al país hacia adelante!

  9. Mis sinceras felicitaciones. Voces como la suya, expresan el sentimiento de la colectividad guayaquileña. La idea que los servicios hospitalarios de la Junta los asuma el MSP, es una vieja aspiración del regionalismo centralista que tanto daño ha hecho a la salud pública del país, ejemplo de ello la desaparición, entre otras entidades de salud como LEA, la Junta de Asistencia Pública, la Dirección General de Sanidad,traída en la tercera década del siglo anterior a Guayaquil por Izquieta Pérez para poder combatir de manera directa las plagas que usted menciona y que azotaban la ciudad y su entorno, , el Instituto que llevaba el nombre de tan ilustre médico que fuera el laboratorio normativo y de referencia del Estado, reflejan los resultados de una política de salud alejada de la realidad al confundir enfermedad con prevención.

  10. Felicitaciones José Fernando, este artículo muestra una realidad, la Junta de Beneficencia de Guayaquil ha sido una gran labor altruista en beneficio de los pobres. No se debería permitir que el MSP se apodere también de esta obra.

  11. Querido José Fernando, amigo mío, te saludo con afecto y te pido me envíes tu correo electrónico para poder enviarte mis artículos. Un abrazo y que estés muy bien de salud junto a los tuyos. Roberto Briones Jimenez

  12. EXCELENTE ARTICULO, NOSOTROS LOS GUAYAQUILEÑOS Y ECUATORIANOS EN GENERAL, YA NO VIVIRIAMOS SINO EXISTIERA LA JUNTA DE BENEFECIENCIA…HACE 3 AÑOS TAMBIEN OPINE QUE SI SE HARIA UN CENSO ADENTRO DE LAS JUNTAS, (HOSPITALES, MATERNIDADES ETC) VERIAMOS QUE MAS HAY PERSONAS DE EL INTERIOR QUE VIENEN HA HACERSE EXAMINAR AQUI EN NUESTRA BELLA CIUDAD…ESTE SR. TIENE DEMASIADO ODIO, NO SE SI ES POR NEBOT O A LOS GUAYAQUILEÑOS, SI FUERA A NEBOT EL DAÑO NOS LOS HACE A TODOS.. OJALA QUE ALGUN DIA EL O ALGUNOS DE SU FAMILIA NECESITE DE ESTOS SERVICIOS Y SOLO ASI PODRA DARSE CUENTA DE LA EQUIVOCACION QUE EL HA VIVIDO…

  13. Muy buen articulo, pero eso no salvará a la Junta de Beneficencia de las garras de la dictadura correista. No será suficiente. Lo que tenemos que saber y estar conscientes es que la politica avasalladora de una dictadura, es de eliminar los gremios, asociaciones, sindicatos, etc, con el ánimo de destruir cualquier veleidad de independencia. Cualquier asociación, por caritativa que esta sea, sera vista con recelo por los dictadores. Ellos no permiten a nadie que les pueda hacer sombra. Ya sabemos como se termina todo lo que toca el correismo; la pregunta es: ¿Estamos dispuestos a pararle el carro al régimen? ¿Tendremos agallas para decirle basta ya, no nos jodas? ¿Saldremos en masa a las calles para impedirlo? Si la respuesta es no, entonces callemos y sigamos con nuestra existencia mediocre agachando la cabeza.

  14. No es el tema, pero las circunstancias, y la gravedad, son las mismas. Me refiero al ataque frontal de la dictadura a nuestra calidad de Puerto Marítimo. Es una canallada mas, pero aun asi dada la gravedad, pocas son las voces que se levantan para decir ¡Basta ya! Dejamos solo a Jaime Nebot tratando de explicar a ciertos retardados guayaquileños, porqué no hay que permitirle al psicópata R Correa que nos humille convirtiéndonos en una Bolivia a la fuerza.

  15. Otro importantísimo detalle que hay que recalcar, es que la Junta de Beneficencia, al igual que la mayoria de las instituciones benévolas, son dirigidas por patricios guayaquileños. Hombres de alto valor moral y ético, que pertenecen a nuestras grandes familias tradicionales. Familias que hoy son atacadas, y despreciadas por el acomplejado R. Correa porque jamas pudo ser parte de ellas. Sin méritos jamas podra integrarlas. Por culpa de sus trastornos y obsesiones no curados; miles de ciudadanos no van a tener acceso a la calidad de servicios que brinda la JB.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×