Recalificación de aniversario – Desde mi Trinchera
Política

Recalificación de aniversario

Circunstancias de orden interno y personal me han llevado a guardar silencio, disculpas por esto; las pido porque cuando uno se autoimpone el deber de reflexionar públicamente sobre diferentes temas, deja automáticamente una parte de su vida personal para entregarse, en lo que por decisión propia se convierte en obligación.

El tema propuesto se remite a la calificación impuesta a su desempeño el señor Presidente Correa, 14/20. Por una parte dice la verdad. Festejan el tercer aniversario de la Revolución Ciudadana, pero hábilmente omiten que también es el tercer año de gobierno. Hablan que recién el gobierno tiene es seis meses de poder real. Esto es una media verdad o una media mentira. El discurso político promocional que no tiene un año de elegido el gobierno, es para maquillar ante los electores todo lo no se ha hecho en estos tres años que ya tiene Rafael Correa ejerciendo las funciones de Presidente, rodeado del mayor poder político y capacidad económica que jamás haya tenido Presidente alguno en el Ecuador.

Si examinamos fríamente los tres años de gobierno, nos vamos a encontrar que tiene un 20/20 en acción política, realizando esta como se acostumbra en el Ecuador, esto es, forma o estilo similar a la de Velasco, Febres Cordero, Lucio, etc. Los gobiernos ecuatorianos, en diferentes momentos han usado la violencia, verbal y física, la componenda, el arreglo, etc. Están en el recuerdo de algunos aún, los pichirilos de Velasco, los atalas de los militares, los chinos, los cabezones, las banderitas del CFP, los pactos de la reglada gana, el manejo del congreso a cambio de aduanas, las guardias de choque representadas en este gobierno por los comités del MPD que reventaron puertas del Tribunal Electoral, del Congreso y apalearon a diputados y a miembros de dicho tribunal, en demostraciones de violencia con el fin de quebrar resistencias y lograr el reino del temor. Agréguense los juicios por cualquier cosa a los opositores, lo que implica el inicio de la política similar a la Febres Cordero y sus muchachos, una judicialización de la política, porque es un hecho que ya se nota la participación del brazo político en la Corte. Es real entonces su excelente calificación en acción política al más puro estilo partidista histórico. Por lo que obtiene 0/20 en nuevas formas de hacer política interna.

Denme un balcón y seré presidente, así decía el cuatro veces dictador Dr. José Velasco, igual dice sin expresarlo, el Presidente Correa, por eso su afán de mantenerse en campaña, el sabe que su fuerza está en la plataforma, en la tarima, en empujar los odios y resentimientos, el resaltar que el poble esta mal porque el rico perverso se le llevo lo que le tocaba.

El enfrentamiento entre hermanos ecuatorianos ya es un hecho, el daño causado es casi irreversible, el exacerbamiento de ciertas condiciones de vida y ese permanente empujar por la política del desquite y la venganza nos ha llevado a que las acciones políticas tengan un sabor a revancha. No es menos cierto que las acciones de ciertos grupos económicos-políticos han llevado un poco a ese margen del rio, pero, esto no puede ser empujado desde el poder, más bien el gobernante debe procurar la unión, lograr la concertación que una pero no una concertación en el odio, porque eso propende a la desaparición del país. Un hecho cierto, real, en este momento se produce un cisma en el interior de Alianza País, o como se llame el movimiento de gobierno, por cuanto el Presidente ataca duramente a quienes en un momento dado fueron los que armaron las bases y las estructuras del proyecto político, y dice de estos, que nunca han ganado una elección. Yo pregunto ¿y el presidente Correa ganó solo las elecciones? O fue acaso su triunfo el resultado de la acción conjunta de todos los que crearon el proyecto y que supieron canalizar una energía de necesidad de cambio que se había gestado en el país por las continuas estafas políticas sufridas. 0/20 en unificación y estructuración de una columna vertebral ideológica política. 20/20 en caudillismo populista.

Es de señalar, virtud de la necesidad de incluir las realidades positivas, que existe un gran esfuerzo por hacer ciertas cosas, pero al hacerlas dentro de un marco de capricho y revanchismo, lo bueno se ve empañado. La realización de un plan de emergencia vial, proyectos de salud, créditos dirigidos al pequeño y mediano productor, bono de la vivienda, impulso al sector de la construcción. Pero en todos ellos encontramos por algún motivo no determinado, elementos que crean sospecha y falta de transparencia, como si se armaran los proyectos con afanes e intenciones personales y no muy claras. O ¿será acaso que se huele en el ambiente que todo se arma con un fin publicitario para un proyecto político que no termina de gustar a la gente?, porque el pueblo siente que no es el proyecto que realmente va en beneficio de todos, sino que propende la creación de un sistema de gobierno personalista, dictatorial, encaminado solo a producir bienestar en los círculos de poder que bajo la bandera de una supuesta revolución se autocalifican de conductores de ella manteniéndose por décadas en el poder como en Cuba y en la antigua URSS y con baños de sangre como en algunos países árabes y africanos.

No califico entonces al gobierno con más allá de un 09/20. Puesto con rojo por su copia de un socialismo caduco irreal, incompatible con nuestra realidad e idiosincrasia, por la falta de creación de puestos de empleo, por la falta de creación del clima de seguridad y confianza para la producción, por la falta de dinero que se empieza a sentir, por el descuido de la clase media y por la utilización demagógica del dinero del pueblo. Por la falta de planificación que nos ha llevado a los apagones. Por la corrupción que se ve y se siente y ya no son casos aislados sino reiterativos y en diferentes áreas. Por las cadenas publicitarias Por la creación de barreras de odio entre ecuatorianos; por la falta de sindéresis en la acción administrativa política y si sigo enumerando cosas es probable que la nota baje, así que mejor dejémoslo ahí.

0 Comentarios

  1. Giovanni Traverso Md.

    La desgracia ecuatoriana no ha sido un terremoto ahitiano pero si su historia politica en la que se manifiesta la muerte irreversible de toda una nacion.
    Todos los ecuatorianos que se aventuran en la vida politica, tienen a un pequeno tirano escondido en sus personalidades. Lo poseen, tanto los ricos como los pobres, los justos como los pecadores.
    Y todo esto se acrecenta cuando se tiene a un presidente que grita como nina malcriada cuanta idiotez se le ocurre. Un alcalde guayaquileno que tambien grita y grita y grita y no demuestra una forma diferente para liderar. Luego, el presidente del Congreso, que no acepta desacuerdos, se pone muy bravito, se para y se va, posiblemente a decirle a su jefe que todo va como planeado.
    Esto es lo que le estamos ensenando a nuestra juventud, para que el ciclo nunca termine y la espiral termine en el caos, pobreza, inequidad, abusos, expropiaciones, adoctrinamientos con brevajes socialistas, alianzas con terroristas y narcos, venta del Pais a consignas foraneas, falta de vision y totalitarismo.

  2. Mayra Camposano

    ALBERTO, yo lo único que veo en tarima es un poco de adefesiosos que celebran la oscuridad de nuestro país.
    Mayra

Responder a Giovanni Traverso Md. Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *