Solo se ha terminado… cuando se termina. – Desde mi Trinchera
Opinión

Solo se ha terminado… cuando se termina.

Este título había escogido para crear un mensaje positivo para mis amigos y familiares para esta Navidad, por todo el significado que sus palabras expresan.

Nunca es tarde, nada se da por concluido… mientras hay que hacer; y siempre hay y se puede hacer.

No voy a entrar a dar consejos ni mensajes positivistas, no me corresponde y tampoco es la tribuna adecuada, pero en todo caso como ciudadano con expectativas para mi país, considero que debo mas definir lo que yo puedo y debo hacer que simplemente esperar que un gobierno cambie de rumbo, que particularmente no comparto, y ni veo visos de querer hacerlo.

No lo comparto, y mi preocupación no es porque no me permita, este distorsionado modelo político -hacerme rico, o que desde el punto de vista del mandatario considera “que debemos ser solidarios” como él cree y no como consideremos serlo, cuando la solidaridad bien entendida rebasa una monolítica imposición, ya que esta viene de formación y principios en donde tenemos claro que solo es genuino crecer en la medida que el entorno humano alrededor nuestro también crezca; o que estigmatice el derecho de superación o de generar más bienestar para los nuestros como algo contrario a su concepto de igualdad. No, mi inconformidad es mas por las condiciones que está dejando al país para mis próximos años de vida, y muy en especial para las oportunidades de trabajo y desarrollo para mis hijos, y por lo tanto para los hijos de todos los que me rodean. Pero ese futuro se construye solo haciendo un buen presente; parafraseando a Einstein y preocupándome por tal: “no pienso en el futuro…pues llegará en su momento”.

Acabo de leer un sencillo libro que narra, sin análisis político, simplemente enfocando una postura familiar de aquellos primeros años de la revolución cubana, desde 1959 hasta 1964, en donde el cambio, a nombre de la revolución se fue dando con medidas paulatinas, restricciones de ciertas libertades, coerciones de derechos, cambios de sentido de propiedad, reformas en modelos agrícolas, en que la gente poco a poco se iba desilusionando de una legítima y justificada revolución que apoyaron y creyeron, mientras otros se iban sumando inconscientemente a ese canto.

Y lo que veo en mi país desde el 2007, con cierta analogía a este país hermano, es una alerta que sí debe preocuparnos cuando en un mundo a puerta del 2010 tiene que proyectarse en el manejo climático- ambiental, la potenciación de la energía, el desarrollo de las tecnologías, la apertura al mundo, la eficiencia y el esfuerzo, y sobre todo la solidaridad con la humanidad pero en la conciencia de verdaderos índices económicos que valoren debidamente la salud, la educación, expectativas de vida, control de natalidad, y alimentación, aspectos que por decreto no se resuelven. En cambio estamos acá luchando con las expresiones de un gobierno que a toda costa quiere imponer un modelo que de manera evidente no está funcionando, ni para aquellos a los que pretende crear esa esperanza, así como para la fuerza productiva en general que a la larga somos todos.

Mi reflexión es que no debemos dar tregua, debemos mantenernos firme, aun conociendo valiosas personas que trabajan en el régimen, nuestro afán es que cualquiera sea el gobierno que tengamos, aun no compartiéndolo, solo es aceptable mientras respete nuestros derechos, no restringiéndolo con leyes censurables, garantice las libertades, y estimule y priorice la productividad y el trabajo. Que los privilegios que tanto criticamos en el pasado realmente sean totalmente erradicados, y que se siga luchando por erradicar la corrupción la cual tampoco tiene bandera.

Sigamos siendo positivos, trabajando pero alzando nuestra voz o postura con claridad. El presente no puede estar expuesto a experimentos ideológicos para satisfacciones de egos personales, resentimientos por inseguridades, o incapacidades como seres productivos. Usemos todos los medios legítimos que tenemos para llevar a nuestro país en el camino que el siglo XXI demanda.

El país no es del gobierno, es nuestro, de quienes hacemos, invertimos, sudamos, producimos, gastamos, nacimos, o de los que decidieron sin nacer aquí también ser país. Ser ecuatoriano no debe ser una simple condición representada en una cédula, nuestra nacionalidad es nuestra soberanía, debemos aplicarla y esta condición solo ejerciéndola la mantenemos y genera derechos, y por tal en cumplir también con los deberes que nos corresponde.

Esto solo termina…cuando termina, y todavía no ha terminado.

0 Comentarios

  1. Eco. Carlos Guzman Lopez

    Me parece razonable y entendible que a ustedes les guste escucharse unos a otros. Que se echen, no «hechen» como dijo un «periodisto» de este foro «ase hunos» días, flores y halagos cariñosos suena bien, y debe enternecerlos. Así se alaban, se halagan y se regodean, indistintamente revolcados, cada uno en el placer del otro.

    Pero se les presenta un problema. ¡Y grande si son decentes! Hablan tanto de libertad de expresión y de combate a un comunismo que sólo ustedes ven, y dictaduras, y dictadores totalitarios, y fascistas y fascismos, y mordazas y «mordidas» -esas les encantan- y derechos conculcados, y respetos que no merecen ¡y tantas pendejadas!, que ojalá pudieran explicar a todos los que aún creen en ustedes, por qué no publican las opiniones de los que disentimos, u opinamos diferente, y no estamos apolillados por generaciones de corruptos.

    Es común que digan tonterías, pero hoy, alguien me recomienda irme de mi patria. Y eso no lo permito. ¡Es que este tipo no se ha enterado que la mayoría de ecuatorianos estamos con el presidente Rafael Correa! Ándate tú, derechoso perdido. Ándate a Miami o al demonio. ¡Las seis últimas elecciones las ganamos nosotros! Pusimos presidente, ordenamos se convoque la Constituyente, pusimos mayoría en la Constituyente, aprobamos la Constitución de Montecristi, ganamos mayoría en la Asamblea Nacional y reelegimos a RAFAEL CORREA en una sola vuelta. ¿Y me dices que me vaya? ¡Ándate tú!

    Ojalá tengan la valentía de publicar este mensaje. Ojalá tengan la hombría de bien para aceptar que esta vez, somos mayoría; y si quieren dirigir el país, vaya a elecciones y traten de ganarnos, pero no con el bobo, -por vanidoso- Vera; ni con el bobo, que según Blasco Peñaherrera, es «un entontecido por el dinero»

  2. Maritza Solórzano

    Felicitaciones Ricardo, fui tu compañera en la Universidad, muy buen escrito. Mi familia y yo compartimos contigo tus reflexiones y tus anhelos. Nosotros también queremos vivir en libertad de palabra y pensamiento y tener la tranquilidad de que nuestros hijos gozen de ella. Lamentablemente al momento no es así, pese a que como mencionas conocemos que varios colaboradores del Gobierno son gente preparada y buena pero al momento encegecidos por el poder que da en su momento el dinero.
    Todo pasará el problema es cuánto tiempo tome en pasar.

  3. Ricardo Nunez C

    ?MULTIDECALOGO DE LOS PELUCONES?
    (2009 ®)

    ? Los pelucones por lo general, son los mediocres, egocéntricos, dogmáticos y antagónicos. Para esto no hay clases sociales. Creen que, porque ellos están bien, todos lo demás ?tienen? que estarlo. Así como, cuando ellos están mal, todos tienen que estarlo.
    ? Los pelucones no tienen ni idea de lo que es justicia. Creen que la ley es lo mismo que justicia y peor de legitimidad no entienden ni papa, ni yuca:=).
    ? Dicen: ?No le des al pobre porque se hace vago. Dale solo educación? (se olvidaron de la salud y la justicia como es natural en ellos). Pero sin embargo, algunos pelucones recibieron, por lo general, mucho en sus herencias y legados etc., y ahí no dicen nada de ?solo educación?.
    ? Los pelucones son materialistas. Creen que porque tienen calles nuevas, veredas bonitas, lindos carros y demás, ya todo esta resuelto; ?progresamos? hay ?desarrollo?. La justicia, educación y salud es al último para ellos, pero luego se quejan de la ?inseguridad?.
    ? La diferencia entre ser instruido y ser educado tampoco hace mella en estos individuos.
    ? Los argumentos de los pelucones son de manera general, suposiciones. Va a suceder esto o lo otro. Lo subjetivo. La telenovela. El cliché. Hasta llegar al vulgar insulto y la soberbia.
    ? No saben distinguir Lo Subjetivo de Lo Objetivo. Ni peor cuando aplica lo uno o lo otro. Viven en un mundo mezclando ambas cosas y dicen tener ?todo claro?.
    ? Cuando discuten quieren a toda forma ?tener la razón?. Ellos casi nunca se equivocan y creen que una discusión es para tener la razón o ponerse de acuerdo. Si no lo logran se quedan frustrados. Nunca entendieron que las discusiones (democráticas) son para intercambiar perspectivas y nada más. Luego se Vota y el que gana democráticamente gobierna así como ya lo hicieron ellos por muchos años y nada cambio. Ahora exigen que TODO cambie de la noche a la mañana…hasta que, ?llueva porque la vieja esta en la cueva?…
    ? Los pelucones se resienten cuando se les dice la verdad de frente. Es decir, quieren que les mientan para seguir teniendo la razón a toda costa.
    ? Ellos solo se reúnen a ?discutir? con los que piensan igual. Así todos tienen la razón al final y se dan palmadas en la espalda de felicitación por sus grandes e importantes ?similares? conclusiones .J! No entienden que mientras más amigos diferentes de pensamiento tengo, más afortunado soy!
    ? Entre ellos se respetan más por la cantidad de dinero (o deudas) que por la honestidad con que viven.
    ? Dicen ser democráticos. Pero en sus vidas privadas laborales-empresariales son Dictatoriales. El Dogma es parte fundamental de sus vidas.
    ? Creen que la vida es un juego entre el bien y el mal. No entienden cuando se les dice que es mas entre lo Justo y lo Injusto.
    ? El riesgo país es algo cierto para ellos. Hasta lo pagan felices. Sin embargo de que es una suposición. Y, de que se lo debería devolver si no ocurrió ninguna de esas falsas suposiciones.
    ? Los analistas económicos son casi genios que para todo culpan al gobierno de turno y ni de broma tocan el tema de las tasas de interés. O costo del dinero para poder producir y bajar la inflación y más que nada crear empleos. Con los Bancos no hay que meterse y peor criticarlos. El rabo de paja es un gran plumero de avestruz que llevan atrás!
    ? A la Justicia Social le llaman ?lucha de clases? y critican a todo el que lucha por aquella.
    ? Mientras menos pagan impuestos creen que más derecho tienen de reclamar. Nunca se ponen a pensar que según responsabilidades cumplidas tengo derechos a reclamar.
    ? Los argumentos de los pelucones son chistes, cachos y alegorías. Por lo general creen que la broma elocuente les da la razón y se van felices de haber ?quedado bien? ante los demás. Hasta existen expresidentes felices de ser así.
    ? Ellos no leen García Márquez ni José Ingenieros, leen ?Shakespier? (la verdad no se como se escribe bien ese apellido porque yo soy de raíces indígenas ecuatorianas a mucha honra) pero me suena a batido de algo en Ingles….:)
    ? Los pelucones y peluconas critican a gobiernos que son amigos político- comerciales de otros gobiernos socialistas o comunistas (Venezuela, Irán, Cuba etc.). Se olvidan de que sus amigos del primer mundo son dependientes y socios comerciales de China Comunista y Arabia Saudita (familia de Bin Laden) monarquía de 50 años y Rusia (países Europeos).
    ? Quisieran traer todo lo del primer mundo acá al Ecuador. Pero menos la Justicia primer mundista y los impuestos. Saben bien que allá, el que no paga impuestos lo sigue el FBI y se va a la cárcel. Por eso lo más fácil no lo hacen. Que es irse a vivir allá! Cuando tantos ecuatorianos honestos han dejado su familia aquí para buscar nuevo horizontes luchando en otro lado.
    ? La constitución no les importa. Creen que cambiarla es una futilidad. Solo otro papel más en la justicia de un país!.
    ? Creen que el País es lo que ven (materialismo) y lo que les han dejado (sus legados). Sin importarles que este país no tenga soberanía energética, ni que bombardeen nuestro territorio con pretextos de narcos de otros países, ni que nuestros Ríos y Montanas y Bosques estén muriendo día a día. Ellos siguen creyendo que siempre hubo país. La injusta, ilegitima y atroz deuda nacional tampoco les parece algo importante. Cuando mientras mas se debe, menos soberano se es.
    ? Ahora que hay emergencia eléctrica dejan de ver que son los bosques talados y que se siguen talando, lo que produce esta sequía y culpan de esto al ejecutivo de turno. A plantar árboles y ahorrar energía, en vez de quejarse! Porque de nada servirán las presas hidroeléctricas y sus altas ?inversiones? si no ?invertimos? en Bosques!
    ? Los animales son para el Pelucón una molestia mas, desangrar Toros en corridas cobardes, una diversión bienvenida de nuestros conquistadores y parecidas a las diversiones de los romanos. Hay que hacer historia!
    ? En definitiva, los pelucones COMPRAN POR LO TANTO EXISTEN. No podrían sobrevivir sin el crédito plástico día a día. Porque allí Si se sienten MAS LIBRES!
    ? Frases como: ?Un mundo sin limites?, ?La vida es un juego, es tu vida?, ?Si lo quieres tenlo?, etc. rigen sus vidas subconscientes y conscientes.
    ? Quieren cada día MÁS y MÁS y MÁS.
    ? Cuando lo que quiere el pueblo es Mas Justicia y seguridad, Mas educación, Mas salud. Con Menos corrupción e impunidad, Menos delincuencia y Menos educación mediocre.
    ? En fin, para ellos, el idealista es un ?bobo soñador??
    ? Por si acaso, soy un mestizo libre de ideologías. Por eso soy LIBRE!
    ? Por ultimo, siempre seremos juzgados por nuestra propia consciencia de la cual nunca escaparemos y de la Pachamama, según yo…
    ? Idealismo: sistema filosófico opuesto al materialismo
    ? ?El lacayo pide. El digno merece. Aquel solicita del favor lo que este espera del merito. Ser digno significa no pedir lo que se merece, ni aceptar lo inmerecido. Mientras los serviles trepan entre las malezas del favoritismo, los austeros ascienden por la escalinata de sus virtudes. O no ascienden por ninguna?. José Ingenieros ?El Hombre Mediocre?.

    No te piques?porque pierdes.
    Anónimo idealista de raíces Jíbaras.J!

    Ricardo Núñez C. 2009®

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *