18 julio, 2024

El desorden urbano

Hace muy pocos días volvimos a experimentar el episodio de un dantesco incendio de los que ya nos habíamos olvidado, fenómeno producido por el desorden urbano que generan las invasiones o asentamientos urbanos, sin ninguna planificación.

Este pavoroso incendio producido en la madrugada, gracias a Dios y al Benemérito Cuerpo de Bomberos, no hubieron desgracias personales, pero si aumentaron las necesidades y miserias del sector denominado “Esmeraldas chiquito”. A pesar de la tragedia, es necesario destacar la planificación y sectorización del sistema contra incendios que ha realizado el Benemérito Cuerpo de Bomberos, inclusive con el nuevo servicio de auxilio que ha incorporado nuevas ambulancias para abrir su abanico de servicios, en busca de un mejor y más oportuno auxilio para todos los sectores de la ciudad, por mas distantes que estos se encuentren.

En la planificación del servicio, el Cuerpo de Bomberos ha sectorizado la ciudad para colocar en los barrios de mayor peligrosidad, de acuerdo con el sistema habitacional reinante en el sector, estaciones perfectamente equipadas para evitar la demora en la atención cuando son requeridos, como consecuencia del largo recorrido que a veces deben realizar, sorteando un difícil tráfico generado por la congestión y desorden vehicular, característico de nuestra ciudad, porque todos queremos llegar antes de lo posible, sin preveer el tiempo del recorrido.

Poco tiempo atrás, antes de Martín Cucalón, estuvo Jaime Cucalón en la Comandancia del Cuerpo de Bomberos, dos hermanos que llevan en su sangre la casaca roja que heredaron de ese extraordinario Comandante del Benemérito Cuerpo de Bomberos, Don Genaro Cucalón Jiménez, su padre.

Jaime y Martín, son dos hermanos mellizos (yo no los puedo identificar y en las reuniones que me ha tocado compartir con ellos, le pregunto a uno de ellos, cual es Jaime y cual es Martín) son 2 excelentes Comandantes, que ahora con el apoyo Municipal, pues para felicidad de la ciudad, esta Benemérita institución guayaquileña esta bajo la responsabilidad de la M.I. Municipalidad de Guayaquil, a progresado en su equipamiento y tecnificación en forma muy significativa.

Jaime fue Comandante del Distrito de Guayaquil, ahora está transformando el servicio bomberil del cantón Samborondón y Martín impulsando un mejor servicio para la ciudad. Felicitaciones y éxitos para los dos, como premio a la constancia y dedicación que heredaron de su padre.

Por otro lado, para lograr un mejor ordenamiento de la ciudad, como solución emergente, es necesario establecer en los sectores marginales del área urbana, las zonas de irrestricta prohibición para esos asentamientos, por la peligrosidad que eso implica, o establecer características mínimas que deben observarse en el área ocupada, señalando el tipo y característica de vivienda que podría construirse, pues Guayaquil recibe la mas grande migración a nivel nacional, de todas las provincias de la Patria, por su característica de puerto y por el calor humano que siempre ha caracterizado a Guayaquil. De ahí nació su pensamiento que aflora en todos los labios guayaquileños. Guayaquil por la Patria.

La ocupación de las orillas del estero Salado en el área contigua a las instalaciones portuarias privadas, ya esta complicando la maniobrabilidad de los buques que usan ese servicio, además el poco espacio en el que se producen los asentamientos, limita la circulación vehicular creando asentamientos continuos que no permiten instalar o mejorar los servicios existentes. Aproximadamente hoy, el 70% del área urbana de Guayaquil, ha sido generada por invasiones.

El esfuerzo que ha realizado y realiza diariamente la Municipalidad es muy grande, para comprobarlo, los invito a que recorran el sector urbano sur-oeste de Guayaquil para que vuelvan a conocerlo, o para que lo conozcan quienes nunca lo han visitado. Su progreso es extraordinario y aun falta bastante por hacer, pues las invasiones crecen a un ritmo mas acelerado que la reforma urbana.

Al re-construir el sector que fue afectado por el incendio, vale la pena re- ordenar su asentamiento para crear las áreas de calles que den facilidades de movilización y generen los espacios necesarios para instalar los servicios que resultan imprescindibles para un habitad decente y permisible a la vida humana.

“Guayaquil, por la Patria, con autonomía”

Artículos relacionados

No hay comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×