23 julio, 2024

Libertad de Prensa, Expresión e Información

Existen tres conceptos fundamentales, libertad de prensa, de información y de expresión. El trío de conceptos está relacionado con los derechos del ser como persona, aquellos que conforme la nueva expresividad de la revolución del siglo 21 se refiere a los derechos de ellos y ellas.

El castellano o español es tan rico en sus estructuras que permite referirse a ambos géneros con una sola expresión, salvo que quiera incluir nuevos géneros inventados a partir de preferencias públicas u ocultas.

La libertad de prensa deberá considerarse en dos ámbitos, la libertad de la empresa prensa y la libertad de prensa referida al periodista o editorialista que exprese bien sea una información o un comentario sobre los hechos descritos en la noticia.

La libertad de información es aquella que tienen la empresa prensa y el periodista para presentar los hechos tal cual ocurrieron, esto es la trasmisión de la sucesión de acontecimientos que forman un hecho, pero haciendo conocer la realidad objetiva, la narración del hecho sin incorporar los elementos subjetivos del porque, del como ni del para que. Esta libertad se sustenta en el derecho del público de conocer los actos que conforman un hecho para obtener un criterio propio de lo sucedido.

La libertad de expresión es aquella de poder opinar desde cualquier tribuna o sin ella, sobre los acontecimientos y hechos que ocurren diariamente, bien sean estos de interés público o privado, libertad que se encuadra en la posibilidad de opinar sobre sucesos más no sobre supuestos. En esta categoría podemos encontrar a los editorialistas que pueden opinar sobre hechos creando aristas de análisis de antecedentes y consecuencias o de unir hechos para crear una realidad vista con un ángulo muy amplio que permite a su vez ampliar la visión de la realidad conceptual sobrepasando a la realidad objetiva de un hecho.

La diferencia fundamental entre libertad de información y expresión estriba en que en el primer caso simplemente se informa de hechos puros, uniéndose en simbiosis la ética de la información con la realidad de los hechos, mientras que en la segunda se conjuga el análisis de los hechos que se han llegado a conocer y que fueron trasmitidos como realidad de acción, permitiendo que las personas no solo tengan el concepto de lo ocurrido sino una visión periférica que integre en un comentario los elementos que forman el conjunto de la realidad, ya no solamente de lo que pasó sino los antecedentes del o de los hechos, elementos formativos y condicionantes internos y externos.

Así por ejemplo si tomamos el caso de las elecciones, lo primero, la libertad de información consiste en poder informar apropiadamente de lo que ocurre en el Consejo Nacional Electoral, esto es, la presentación de los hechos, el conteo de votos, la demora en este hecho, las impugnaciones y en definitiva la narración de lo que esta pasando. Mientras que la libertad de expresión se daría a través de una llamada crónica, en la cual se trasmitiría lo ocurrido pero con los antecedentes propios de cada acto, así como con las vertientes de esos hechos adicionándole las motivaciones que concurren a los hechos presentados, creando una opinión categorizada del hecho.

En el primer caso existe la presentación de lo ocurrido. Nace el conflicto al incluirlos en una crónica. Luego que se han procesado los hechos y se han agregado los necesarios elementos que hace que la publicación se transfiera de la noticia (el hecho puro y simple que concita la atención) hacia la crónica con la inclusión de otros elementos de la realidad y la presentación de una integración de hechos y consideraciones ya con los elementos causales así como con el conjunto de antecedentes, se modifica el hecho puro y esto es lo que causa tropiezos a la prensa, la que esta siendo continuamente criticada precisamente por no quedarse en la existencia de la noticia pura y simple sino que sustentándose en la libertad de expresión los cronistas y editorialistas presentan los hechos integralmente, ya no solo los elementos y circunstancias materiales de lo ocurrido sino todo el universo de situaciones que lo antecedió, lo modifico y condicionó en el decurso de hacerse realidad.

Molesta particularmente a los actores políticos este tipo de presentación integral de las cosas, y son continuos los enfrentamientos con la prensa, desde el tiempo de las dictaduras militares, habiendo ocurrido un breve paréntesis en el gobierno de Roldós, para reiniciarse los enfrentamientos, los que se han dado en mayor o menor circunstancia en todos los gobiernos. Unos como el de Noboa Y Alarcón llevaban las cosas a broma, sin darle importancia, Hurtado trataba de manejar una imagen, Febres Cordero y Correa se identifican en su intento de doblegarla, Bucaram la atacaba no solo a la prensa sino a los periodistas denigrándolos en lo moral para quitarles piso. Se acusa a los Pichirilos de Velasco la agresión a Juan sin Cielo.

Entonces esta inconformidad con la prensa no es actual, es de siempre, porque la prensa como empresa y como estructura periodística si es un referente moral y ético en relación a cualquier administración de la cosa pública, de ahí el porque se quiere disfrazar con palabras rimbombantes como libertad revolucionaria, libertad legitima, libertad popular, todas estas formas de expresión son un derecho pero no son las únicas posibles de existir, todas las formas de expresión tienen que ser respetadas para poder decir que vivimos en un país libre, lo contrario es vivir en medio de una esclavitud intelectual dirigida desde el poder, como es en la Cuba de Fidel que es muy diferente a la de Martí, a la que quiere llegar el Coronel Chávez imponiendo criterios de cuartel y no de gobierno. Cuidado se quieran copiar y homologar en nuestro país. Al pueblo ecuatoriano le gusta hablar y decir, que no lo callen porque es el principio del fin para cualquier aprendiz de dictador.

Artículos relacionados

El Renacer del Ecuador

Ecuador está pasando por uno de sus momentos más terroríficos como República, sobre todo, por la violencia e inseguridad que acecha a los ciudadanos en el día a día y las fuerzas […]

No hay comentarios

  1. Muy clara su explicación, Sr. Franco,

    Y sobre todo con altura, razón y respeto. Que creo que son aspectos que últimamente algunas personas, incluso en este mismo medio y en otros, no toman en cuenta.

    Estoy de acuerdo en la libertad, pero no en libertinaje; así como comparto la libre expresión, pero no la agresión verbal o seguirle el juego a mi agresor.. No, incluso por respeto a quien luego vaya a leer lo que Yo escriba…

    Así que sería hora de que, tomando en cuenta, los principios que Ud. mismo cita, y además en sintonía con la educación (la de verdad), la razón (con argumentos), y el respeto (aún para quien no piense como Yo), podamos hacer propuestas y sugerencias, incluso críticas, de manera constructiva, que nos lleve al desarrollo común y no a un desbarajuste total. No le parece?…

    Con esto me gustaría formar parte o ayudar a conformar un grupo que haga una crítica y análisis constructivo al actual Gobierno, pero que también resalte sus aciertos (aunque los haya muy poquitos).

    Gracias
    Alberto Rosales
    Ibarra, Ecuador
    ralberto68@hotmail.com

  2. Ud. esta, tan confundido como un católico en el purgatorio prometido que llegado la hora no existe y como algo sabe de latin, lo busca en el limbo que tampoco encuentra.
    La libertad de información, no surge con la prensa, ni esta nunca la defendió ni la propuso, excepto unos estudiantes de la universidad de california que reclamaron el derecho a expresarse políticamente.
    La verdadera libertad de expresión, es innata y connatural al individuo, independiente de la raza o la especie,y es un don dado por Dios, que ningún gobierno o Estado lo puede acallar y menos silenciar y la excepción se la guardó Satanás para sí, cuando uno de sus espíritus se apodera y ata las cuerdas guturales de tal o cual animal y entre estos, las personas, impidiendo que emita su peculiar sonido y entre nosotros el habla.
    Le demuestro y le nombro los animales que hacen uso de su libertad de expresión: el burro, cuando rebuzna, la oveja cuando se le escucha meeeee; la vaca cuando expresa mummmmm; el sapo cuando cloa, los periodistas cuando expresan bla,bla,bla.
    Mas hay otro que sin ser individuo, o animal, también emite sonido es el ano que esta al final del recto,,
    cuando éste deja escapar un viento apretado, él también hace su libertad de expresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×