21 julio, 2024

Las Preguntas de 5 millones

¿Cómo declaran que la mutualista Benalzcar tiene un hueco patrimonial de 5 millones de dólares y que la mejor salida es vendérselo al Banco Ecuatoriano de la Vivienda? Siendo el slogan de este gobierno que se iba a acabar con los salvatajes bancarios por ser inmorales. Serian tan amables de darme su opinión de si consideran inconsistentes estas dos afirmaciones.

¿Cómo puede Ecuability, la calificadora de riesgo que califico a la institución ahora en problemas, que ella no se hace responsable por la veracidad de la información porque de eso depende de los auditores de la Mutualista Benalcazar? Simultáneamente dice, que todas sus calificaciones de riesgo sobre otras instituciones si son veraces. Serian tan amables de darme su opinión de si consideran inconsistentes estas dos afirmaciones.

Porque dicen que existe un seguro de depósitos que se financia con el cobro un impuesto al sistema financiero para, entre otras cosas, pagar a todos los depositantes que tengan menos de US$12,200 en casos como este. ¿Y cuando se cae una mutualista que tiene depositantes de menos de US$12,200 que sumados no llegan a U$45 millones no sale la autoridad correspondiente a asegurar que se pagarán a esos depositantes? ¿Por qué tienen que condicionar el pago a que otra institución se haga cargo del problema? ¿Y entonces para que existe el seguro de depósitos? Serian tan amables de darme su opinión de si consideran inconsistentes estas afirmaciones.

Finalmente, si dicen que el problema de la mutualista Benalcazar ocurrió porque hay una subvaloración de sus activos, cómo es posible que esperen que el sector privado haga ofertas para adquirir la mutualista Benalcazar de aquí hasta el miércoles 14 de mayo. No creen que debería el sector privado tomar un tiempo para hacer las debidas diligencias de verificación de la información contable.

¿Esta usted de acuerdo: si o no? No deje de enviarme sus comentarios.

Artículos relacionados

Decisión Política, no técnica

La decisión de construir una refinería en Manabí, no es una decisión técnica apegada a los lineamientos que emanan de un estudio realizado responsablemente, sino es más bien el cumplimiento de un compromiso político realizado a cambio de los votos de la Provincia de Manabí.

Su historia no es reciente, es vieja, la primera propuesta se la realizaron al Coronel Lucio Gutiérrez, quien ofreció realizar la refinería solicitada por los políticos manabitas a cambio de su apoyo para su campaña presidencial, pero no cumplió porque el estudio preliminar fue negativo. Esto fue expresado en el conversatorio realizado en el auditorio de diario Expreso.

No hay comentarios

  1. Cualquier persona con mas de dos dedos de frente,y que no esten enamorados» del presidente Correa, se daria cuenta que esta es otra de las «inconsistencias» por no llamarlo de otra forma, de la revolucion ciudadana!
    Pero a quien acudir para que verifiquen y tomen las debidas acciones del caso para enjuiciar a los «que no sabian, y no se dieron cuenta» ….y por ultimo les roban las computadoras y la carpeta con informacion sobre la mutualista…..es extrañamente muy oportuno?¿ verdad….

  2. Estimado Francisco:

    Ciertas personas creen que al maltratar a otras, ellas se imponen.-«Estrategia de la hebilla»-.
    La superintendencia quiso justificar su trabajo. Mutualista Pichincha estaba a la mano, para el correazo.

  3. (Les comparto una carta que envié a El Comercio, y espero que seamos lo suficientemente objetivos para ver QUIÉN mismo tiene la responsabilidad EN PRIMERA INSTANCIA; el mal manejo por parte de los funcionarios de Correa viene despues).
    «¡Ven a acá, ven a acá! Por idiotas como tú es que la comunidad ecuatoriana queda mal». Con la transmisión de estas declaraciones en España, la televisión evidenció una vez más la infantil actitud de nuestro Presidente.

    No se le van a negar su formación académica, su capacidad intelectual ni su carisma con el pueblo. Pero lo que él solito se encarga de afirmar a cada momento es que esas virtudes no necesariamente van de la mano de la madurez, ni siquiera de una actitud medianamente prudente.

    Es elemental, simple y sencilla inmadurez emocional, combinada con prejuicios sociales. No hay para qué hilar más fino ni achacarle perversos diagnósticos psiquiátricos. Ya aparecerá por ahí algún alienista extenuado que proyecte sus propias psicopatías en el Mandatario.

    El sentido común clama: «¿Dónde está la persona o la institución que ponga en sus cabales a Correa?».

  4. CONFUSIÓN: Amigos, les envié el mensaje equivocado, así que aquí va el correcto: «¿Declaración juramentada?». Cuando yo entro en una oficina financiera, sí me da (o me daba) confianza observar los letreritos que exhiben la calificación de riesgo de la entidad; por lo general, esa calificación es AA+, AA- o hasta AAA+ o AAA-. Siempre supuse dicha calificación se conseguía luego de haber concretado procedimientos técnicos, como auditorias.

    Ahora, ¿qué confianza podemos tener si resulta que la calificación se basa en declaraciones juramentadas, es decir, en meros requerimientos burocráticos? Pues no queda más que concluir que, al igual que muchas instancias públicas, las calificadoras de riesgo privadas no hacen más que recibir el pago de tasas u honorarios a cambio de avales de oropel.

    Es una pena, pero bien nos hizo caer en cuenta Sebastián Hurtado que la corrupción es un mal nacional, tanto privado como público.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×