Aceptar la voluntad de Dios – Desde mi Trinchera
Opinión

Aceptar la voluntad de Dios

¡Quién lo creyera! Ha pasado ya un año y sin embargo la sigo recordando. No es que me hiera pero la extraño y es tan dulce lo amargo ¡Cómo la sigo amando!

Sinceramente pensé que Dios se dolería de mí y me recogería. Sabía que en los exámenes de mi cáncer me habían encontrado dos metástasis en el pulmón y aspiraba a que ellas fueran el alivio al dolor que sentía mi alma.

¡Pero no! Dios no lo quiso así, le hizo caso a mi muerta y me dejó aquí. Para algunos es un milagro, yo no puedo llamarlo castigo, sino una prueba más. A Dios le acepto todo porque me hizo alcanzar el cielo al comprender que me dio su Ángel más querido para que sea mío por casi 37 años. Es dulce comprender que Dios nos ama cuando nos permite tener a nuestro lado y amar a una persona tan especial.

Uno de los poemas más hermosos de Amado Nervo, escrito el 25 de marzo de 1912, es el poema IX de la Amada Inmóvil, “Mi secreto”: “¿Mi secreto? ¡Es tan triste! Estoy perdido / de amores por un ser desaparecido, / por un alma liberta, / que diez años fue mía, y que se ha ido… / ¿Mi secreto? te lo diré al oído: / ¡Estoy enamorado de una muerta!
¿Comprendes —tú que buscas los visibles / transportes, las reales, las tangibles / caricias de la hembra, que se plasma / a todos tus deseos invencibles— / ese imposible de los imposibles / de adorar a un fantasma?
¡Pues tal mi vida es / y tal ha sido y será!
Si por mí solo ha latido / su noble corazón, hoy mudo y yerto, / ¿he de mostrarme desagradecido / y olvidarla, no más porque ha partido, / y dejarla, no más porque se ha muerto?”

Un año después, el 25 de marzo de 1913, explicó: “Me la trajo quedo, muy quedo, el destino, / y un día, en silencio me la arrebató; / llegó sonriendo; se fue sonriente; / quedamente vino; / vivió quedamente; / ¡queda… quedamente desapareció!”

Cuando se ha amado tanto, cuando el amor ha logrado entrar al alma y no se ha quedado en la piel y en los sentidos, el deseo, la pasión, las sensaciones, son sólo meros pasos pasajeros, son instantes de emoción que pasan y se alejan como cualquier otro sentimiento más. El alma no se queda en ese karma, necesita escalar, subir, buscar, con ansias de encontrar la verdadera felicidad que no se encuentra en esta tierra, sino en el más allá. Amar es una palabra infinita. Una expresión que me ayudó a entender la verdadera dimensión del amor, dice: “Le pregunté a Jesús, ¿Cuánto me amas? Y Él extendió sus brazos todo lo que pudo hacia los costados y me dijo: Tanto como esto… y expiró.”

Por eso, cada vez que recuerdo a mi Gota, a mi María Victoria, a ese Ángel que Dios me regaló para que sea la compañera de toda mi vida, recuerdo el estribillo de otro hermoso poema de Amado Nervo: “Era llena de gracia, como el Ave María / quien la vio no la pudo ya jamás olvidar” “Era llena de gracia como el Ave María / y a la fuente de gracia de donde procedía / se volvió, como gota que se vuelve a la mar.”

@jfgrmd - Médico Pediatra. Miembro activo de la American Academy of Pediatrics. Miembro activo de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil. Director de Desde mi Trinchera.

0 Comentarios

  1. Realmente hermoso en momentos que la mayoria de Ecuatorianos han perdido la fe y el verdadero sentido de esta vida. La mayor fuerza El amor, el unico camino el que lleva hacia a Dios y el verdadero triunfo ganar la Vida Eterna.
    Ojala algunos politicos descubrieran que la riqueza no esta en sus chequeras sino en su corazon ..

  2. Abdon Long Pazmino

    Sr. Gomez:
    Comprendo sus palabras y el significado fisico y espiritual de su columna. Todavia existen los misterios de la vida, que solo una mente infinita puede descifrar. Aqui solo vivimos unos cuantos anos y despues nos hechamos al olvido. Parece injusto que el destino junta a dos seres que se aman, con promesas eternas, para luego ser separados cruelmente por ese mismo destino. Solo quedan los recuerdos en la mente del conciente. Igualmente con este vaso delicado del organismo, que tanto se cuida y, sin embargo, inexorablemente se cansa de vivir. Solo Dios en su sabiduria infinita comprende todo y puede tener la explicacion logica de nuestra lucha sobre esta tierra. Parece ilogico que debemos aceptar las cosas que no podemos controlar. Se llama resignacion!
    Pero Dios no es injusto y tiene una memoria mas perfecta que cualquier supercomputadora. El nunca olvida a sus criaturas y nos promete asi. Esto se llama «resurreccion»!

  3. María Fernandez

    me parece inútil , banal y hasta vanidoso , el comentar con palabras algo tan hermoso ,simplemente

    hermoso

  4. Que bonito mensaje sinceramente muy aleccionador.

  5. yo quiero saber cules son los 7sentidos que Dios nos quito, ocea de que antes el ser humano tenia 12 sentidos pero se nos ha quitado 7 sentidos porque la mayoria no lo usabamos cuales son ellos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *