Robespierre… La sangre de Danton te ahoga – Desde mi Trinchera
Opinión

Robespierre… La sangre de Danton te ahoga

En días de la revolución francesa, en marzo 30 de 1794, Maximilien Robespierre “El incorruptible” hizo arrestar a George-Jacques Dantón junto a Camille Desmoulins y otros amigos para acto seguido condenarlos a morir en la guillotina, hecho que se llevó a cabo en abril 5 de 1794. En julio 27 del mismo año, Robespierre, no pudo controlar a sus adversarios en la Convención y a pesar de su facilidad de palabra tuvo dificultad para aclarar su voz. En ese momento, un adversario de nombre Garnier de L’Aube le espetó: ROBESPIERRE…LA SANGRE DE DANTON TE AHOGA. En la tarde de julio 28 de 1794 Maximilien Robespierre –con un pañuelo en el rostro por tener rota la mandíbula-recorrió el camino a la guillotina situada en la Plaza de la Revolución (Actual Plaza de la Concordia de Paris); el mismo trayecto que hiciera Dantón, y seguramente recordó su sentencia: ROBESPIERRE…HOY VOY YO, MAÑANA IRÁS TU.

El economista, en evidente acto de prevaricato, ha dicho públicamente que vetará totalmente la Ley de Tránsito elaborada por el Congreso Nacional…Es paradójico que cuando el Parlamento hace algo infame para el país, como ser la “provincialización” de la península de Santa Elena, el Presidente no tarda en aprobarla y para colmo de su inconducta, lo hace en la víspera de la fecha de su odiada provincia del Guayas. Cuando el desprestigiado Congreso hace algo bueno para defender a los ecuatorianos de las garras de las mafias asesinas de los transportistas, entonces se pone de  lado de éstas agrediendo una vez más al pueblo del Ecuador;  ¿le tiemblan las piernas ante la amenaza de los mencionados delincuentes de paralizar al país?.  Estos son quienes tienen bañadas de sangre las calles y carreteras  de la república  bajo las miradas complacientes y cómplices de las autoridades de tránsito que nada hacen por poner fin a tanta iniquidad.

Ojalá nunca tengan los defensores de esos monstruos del averno que lamentar la muerte de algún familiar o amigo bajo las ruedas de un vehículo de éstos prevalidos prepotentes que pretenden ser los dueños de la patria.

Con el veto total del Presidente, lo que logrará, tal vez, es que en algunos momentos de su gobierno sucedan más desgracias, y en medio de la ya cansina verborragia presidencial el pueblo abrumado por tanto desgobierno le grite: RAFAEL…LA SANGRE DEL PAIS TE AHOGA…

0 Comentarios

  1. Juan Francisco Morales Suárez

    Es de urgente necesidad que en el Ecuador del 2.007 (S. XXI), se instale un comité de Sanidad Pública como en la época de don Maxim, de modo que se pueda sanear a la sociedad de tantos grupos de crápulas que han saqueado, empobrecido y asesinado a millones carentes de poder a través de los siglos. Hablo naturalmente de las Juntas y Clubes de Samborondón.(Gran Cacaos o Gran Bananos) Quizá mañana seamos nosotros, pero previamente, cuánto gusto nos daría ver el gaznate de 10.000 «Unionistas» o «Cívicos», o dizque guerreros de madera superapolillada bajo la viuda negra.

    Con desear no se hace mal a nadie por supuesto. Claro que es un deseo generalizado por las tierras libérrimas del Trópico y del Altiplano.

    Chau Chau

  2. Rafael A. García

    Con todo mi respeto para el pueblo ecuatoriano, he querido dedicar unos minutos a tercear en una discusión que algunos dirán que no es mía. Soy un abogado costarricense, convencido de que la libertad del hombre es un bien preciado que recibimos de las manos de Dios. Como hombre libre desconfío de lo que en nuestros días llamamos democracia. Mi país, alagado con frecuencia en Latinoamérica por su régimen democrático, está lejos de ser un país libre. La libertad de un régimen político se mide por la capacidad de los ciudadanos de gobernar su destino y en mi país nuestros destinos lo gobiernan políticos inescrupulosos que si hablan de libertad y democracia, es sólo para no comprometer sus privilegios. Ese es el gran mal de nuestra América. Gobernantes como Correa, como Daniel Ortega y sobre todo como Hugo Chaves, un simio a medio domesticar, son la mejor excusa para los Pinochets, Los Somoza, los Rojas Pinilla, los Trujillos y tantos otros que no buscan sino lo mismo que estos charlatanes: el poder por el poder mismo. Dios bendiga a nuestra América.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *