Últimos artículos

Opinión

Volver a Confiar

Fuimos criados con principios morales comunes.

Cuando éramos niños, madres, padres, profesores, abuelos, tíos, vecinos eran autoridades dignas de respeto y consideración. Cuanto más próximos o más viejos, más afecto nos dieron. Era inimaginable responder mal educadamente a los más ancianos,

a maestros o autoridades…HABIA RESPETO.

Confiábamos en los adultos porque todos eran padres , madres o familiares de todos los chicos de la cuadra, del barrio, de la ciudad…
Teníamos miedo apenas de lo oscuro, de los sapos, ratones, o películas de terror.

Opinión

Ya no ha dejado Constitución ni Ley para romper

mpezando el primer día de asumir sus funciones Rafael Correa, todo ha sido burla e irrespeto a la Constitución. Luego con la “Asamblea Constituyente”, viola la autorización y propósito que el pueblo les dio, como en tantos artículos míos demostré, criterio que fue respaldado por muchos Juristas de diferentes inclinaciones políticas.

El propósito de la Asamblea Constituyente fue violado y se consumó con respaldo frontal del Ejecutivo por tener una mayoría para dicho acto; los borreguitos se sometieron a lo que el dictador quiso. Borreguitos que después de rendir pleitesía fueron, sin siquiera una palmadita en el lomo, descartados.

Opinión

Bolcheviques y Anacronismos

El socialismo del siglo 21, asumido por este gobierno, mantiene un cordón umbilical indestructible con el marxismo del siglo 19. Es por eso que la “nueva” versión no ofrece creatividades. Sus discursos muy poco difieren de aquellos que vomitaron contra el zarismo, contra el capitalismo de otros tiempos y, más tardde, contra el capitalismo y liberalismo de mercado que han entrado en crisis por deformaciones y perversidades que los marxistas criollos no se atreven a explicar, quizás porque no saben dónde están parados.

Lenin sostenía que el bolchevismo debía consolidar la revolución a través de una minoría homogénea , profesional y elitista , porque sólo así los principios revolucionarios se mantendrían incólumes.

Opinión

El irremediable mundo de los pendejos

Además de felicitar a mi compañero articulista Francisco Franco por tan elocuente entrega relacionada con las torpes declaraciones del Crnel. Euclides Mantilla, publicadas en el Diario el Universo el 09 de noviembre del presente, y aunque no pensaba referirme a tales estúpidos, absurdos e irrespetuosos comentarios por parte de dicho coronel, pues bastante ya se ha dicho sobre el tema, y por cuanto soy uno mas de los “pendejos guayaquileños”, victima del hampa organizada (Un secuestro express y un asalto express), delincuencia que diariamente se campea por la ciudad y sus entornos, voy a tratar de sintetizar mis comentarios respecto de dichas declaraciones.

Opinión

¿Podría haber un cambio?

Barack Hussein Obama Jr. Es el nombre completo del actual electo presidente de los Estados Unidos. Ocupa el cargo de Senador Junior en Illinois.[ ]Además, es el quinto legislador afroamericano en el Senado de los Estados Unidos, tercero desde la era de la reconstrucción. También fue el primer candidato afroamericano del partido demócrata y será el primero en ejercer el cargo presidencial.

“Ha tomado mucho tiempo, pero esta noche… el cambio ha llegado a Estados Unidos”, dijo el presidente electo en Chicago, ante una multitud jubilosa por la victoria. A pesar de la derrota de McCain, dijo que le colaboraría a Obama.

Opinión

Los bárbaros al poder

Después de Nerón, el último de los césares, la Roma imperial pierde su sentido de grandeza, a cambio de durar nominalmente en el marketing post mortem de la historia. Pese a los 27 años que siguieron de la dinastía Flavia y los 84 de los denominados “los emperadores buenos”, incluido Marco Aurelio con su entusiasta proyección estoica, Roma ya no es Roma.

Sólo hay un sobrevivir por inercia. Apenas una triste defensa de negociación con todo el que arremete a sus fronteras, comprando chulqueramente a los soldados, compartiendo hasta la administración de justicia con sicarios…

Opinión

Hacia una nueva relación

El enrumbamiento de las aspiraciones generales hacia un modelo determinado por un sector del quehacer político constituye una traición a dichas aspiraciones.

Una revolución usualmente es el rechazo a las formas que se han venido utilizando de hacer política, administración publica, manejo de la cosa pública, pero esta no constituye una patente de corzo para que quien hace de líder tome el rumbo que el considera apropiado, ese es un tema antiguo, el líder debe de lograr en primer lugar la aspiración popular de romper el cerco de corrupción administrativa e inmediatamente, mediante los mecanismos democráticos (en sentido amplio, no en el sentido marxista leninista) lograr la consulta popular en beneficio de perfilar la aspiración de cambio al alcance de todos.

Opinión

Dèjá Vu

Se denomina Dèjá Vu (del francés “ya visto”), a esa extraña sensación de que una determinada situación, ya la hubiéramos realizado, o que la misma, ya la habríamos vivido en tiempos anteriores al presente; puedo comentarles como dato estadístico, y conforme a lo que he revisado en la Internet, que se habla de que aproximadamente un 60% de las personas, en especial entre la edad de los 15 hasta los 25 años, han tenido en su vida, la sensación de haber sentido al menos una experiencia Dèjá Vu.

Opinión

¿Una constitución para la región?

Hace pocos días asistí a dictar una conferencia sobre Derecho Internacional. Cuando se abrió el foro una asistente me preguntó si era posible una Constitución para la región Andina. Al respecto le manifesté que si los países europeos lograron ponerse de acuerdo sobre un proyecto de Constitución capaz de otorgarle sustancia política a Europea, no encontraba yo porque los países del área andina no lo podían realizar.

Asimismo señale que en nuestra Historia Jurídica, y mucho antes que la Comunidad Europea, la Constitución ecuatoriana de 1830, en su artículo quinto, dispuso que los artículos de esta Carta Constitucional, que resultaren en oposición con el Pacto de Unión y Fraternidad, que han de celebrarse con los demás Estados de Colombia, quedan derogados para siempre.