Últimos artículos

Opinión

La sobriedad

El diccionario de la Real Academia define la expresión sobrio como “templado, moderado, que se carece de adornos superfluos”, y la recta razón sugiere la sobriedad cuando la situación económica de una persona o de un país está deteriorada. Recuerdo, al respecto, la contestación que diera un multimillonario guayaquileño al joven que le preguntaba cuál era la mejor entrada, es decir como se podía gastar más. El rico se lo quedó mirando y respondió “La mejor entrada es la ninguna salida”. En pocas palabras es imposible gastar mucho cuando se tiene poco.

De lo anterior se deduce claramente que la crisis económica por la que atraviesa el mundo en general y el Ecuador en particular sólo tendrá solución cuando el gobierno entienda que no es posible seguir gastando como se ha venido haciendo en los últimos dos años. ¿Cómo se puede ahorrar? Ensayemos algunos casos en los que sí es posible el ahorro.

Opinión

Intoxicación cognitiva

“Tiene un doctorado, dos maestrías, sabe tanto… ¿por qué no consigue un buen trabajo?”.

“Habla tan difícil, no le entiendo nada… ¡debe ser muy inteligente!”.

En las líneas anteriores expreso en palabras dos abstracciones que me he cansado de escuchar durante mi vida, por supuesto en diferentes contextos y en distintos tonos, aunque ambas dejan traslucir el hecho de que muchas personas asocian el éxito personal y profesional con el número de títulos que acumule –“enfermedad” a la que suelo llamar “titulitis”-, en tanto otras tantas están convencidas que el sólo hecho de conocer cosas garantiza la inteligencia… ¡ambas premisas totalmente falsas, irreales y limitantes!

Opinión

Centremos la atención

Las tácticas políticas para llegar al poder contemplan actividades que hoy se han convertido en una ciencia. Antiguamente se manejaba el tema por olfato y por tener una percepción del comportamiento de una masa política determinada y adaptando al candidato a un sistema promocional que lo acercaba al gusto de esa masa electoral.

Un fenómeno indiscutible fue la maquinaria velasquista que logro cinco veces poner a Jose Maria Velasco Ibarra en el poder aunque termino una. Esa maquinaria electoral sabía lo que el pueblo quería oír y se lo daban…

Opinión

La gran farsa

El primer día en que debió de haber asumido el Poder, el actual Gobierno, empezando por el “Presidente” ganador de las elecciones – que no sé que realmente es – ya que nunca juramento cumplir con la Constitución, para luego presentar su renuncia y aceptar el encargo del poder, finalmente ahora ceñirse una banda que dice “Mi Poder en la Constitución”.

Me pregunto ¿cuál? Considerando que lo que se presentó a la Consulta Popular era el resultado de mil y una ilegalidad y manifestaciones soberbias de poderes sin fundamento, hoy denominada “Constitución” – declarada hasta por muchos prestantes Borreguitos, y hombres idealistas, Inconstitucional – fue por antojos y criterios de personajes foráneos que escaparon de sus comarcas por la noche para evitar las burlas y lograron halagar al ególatra. Resultando un documento totalmente írrito.

Opinión

Tres pensamientos para reflexionar

Hace poco más de 50 años, un político (Guevara Moreno) tuvo la maquiavélica visión de cobrar pequeñas cantidades de dinero a los que se afiliaban a su partido y a cambio, cuando llegara a un puesto de elección popular, daría a sus afiliados un puesto de piponazgo, donde puedan recibir un salario. Luego le robaron el partido y en forma un poco menos desvergonzada (sin cobrarles a los pobres, sino a cambio del voto), esto se ha mantenido a lo largo de los gobiernos que hemos tenido que soportar. Luego hemos soportado que en forma aún más vergonzosa que en sus inicios, los afiliados a los diferentes partidos cuando llegan al poder, se pelean el botín cual ratas en el basurero.

El mundo entero anda como nave a la deriva. No creo que nadie sepa a ciencia cierta hacia donde nos encaminamos. Las autoridades y las economías de los grandes países están tan cambiantes como el clima y no sabemos en que momento vamos a afrontar un temporal, un huracán o un tornado, que nos haga zozobrar en el mar de la desventura.

Opinión

Letanía para los confundidos

n buen amigo, a quién quiero y considero como mi hermano, me ha hecho llegar un E-mail que contiene una oración que, adaptada a nuestra realidad nacional, debiese rezarse como letanía.

Me ha impresionado mucho la franqueza humana que aquella plegaria incluye, y, dadas las desgracias que sufre nuestro país, he tratado de “criollizar “ la oración con la que el Padre Wright bendijo la inauguración de una sesión del Senado en el estado de Kansas.

Opinión

Caridad con el bolsillo ajeno

Uno de los grandes males de nuestra sociedad, de nuestras instituciones y de nuestros gobiernos, es la caridad que se hace con dinero ajeno.

La indelicadeza en el manejo de los bienes públicos o institucionales lleva a que la persona que ostenta un puesto que conlleva la posibilidad de decidir si se entrega dinero o bienes, o se exonera a alguien de algo, o permita la posibilidad de viajar con viáticos o pasajes gratuitos, piense que es él quien concede ese favor o quien tiene derecho de ser quien lo usufructúa o quien use para su comodidad personal los bienes a él entregados.

Opinión

El nuevo significado de Santiago de Guayaquil (1)

En mayo habrá en Guayaquil un evento académico con la participación de eruditos internacionales que expondrán tesis y documentos inéditos sobre la historia de Guayaquil. Para muchos quedará entonces demostrado que Guayaquil fue fundada el 15 de agosto de 1534, fecha normalmente atribuida a la fundación de Riobamba, pues fue allí en donde se fundó originalmente “La Ciudad de Santiago de Quito”, es decir Guayaquil, la que fuera más tarde desplazada a orillas del río Guayas. Trece días después, el 28 de agosto de 1534, fue fundada “La Villa de San Francisco de Quito”, que también fue desplazada hacia el norte, hasta su ubicación actual.

Opinión

¿Guevarista, por dónde?

Mientras el Ché Guevara junto a Fidel Castro nacionalizaron las principales empresas norteamericanas asentadas en Cuba, como la United Fruit Company o la Texaco , el gobierno de la revolución ciudadana – presidido por Rafael Correa – ha entregado varios campos petroleros a la empresa privada, ha cedido el campo Sacha a PDVSA; así como el importante campo Pungarayacu – por 30 años – a la empresa gringa Ivanhoe, reeditando el entreguismo neoliberal del pasado.

Mientras Fidel Y El Ché defendieron con las armas la soberanía de Cuba ante el ataque e invasión militar de EE.UU. en 1962, Correa fue incapaz de criticar frontalmente al gobierno de Washington, por haber sido cómplice del aleve bombardeo colombiano que violó la integridad territorial del Ecuador.