Últimos artículos

Opinión

El Aeropuerto de Quito

El infatigable Rafael Correa en su ambición infinita por el protagonismo y poder absoluto, ha usado de ese siempre y natural regionalismo o rivalidad existente entre las dos grandes ciudades, para, aprovechando de ser guayaquileño, categoría resentidos, manejar su popularidad en la Capital que se ve fortalecida con el fondo de su proclama: el Estado es todo, y Guayaquil y sus elites el mal de la República.

Quito es un paisaje y lo seguirá siendo por más que desde el punto de vista urbanístico y de la calidad de vida se haya convertido en una ciudad hostil para quienes habitan en ella. Quito se ha devorado a sí misma por ese centralismo que tanto ellos mismo lo defienden. Quito, es como toda capital, una forma de vida alrededor del cabildeo y de la cosa pública. Es un centro de decisión que conglomera, por lo que la solución al problema que le aqueja respecto al transporte terrestre ni aéreo, no existe dada su ubicación orográfica…

Opinión

El verdadero rostro de la oposición

Comenzábamos a maldecir la sinrazón de todo lo que acontecía. Un cuarto de siglo había transcurrido desde la reinstauración de la democracia y nuestro desarrollo seguía incipiente . El peso de los intereses privados resultaba ominoso y el anhelado despegue económico se enervaba pese a los esfuerzos de gente emprendedora que ponía el lomo al sol con una visión obviamente individualista pero generadora de riqueza. La ayuda estatal a la inversión privada y la inversión estatal misma en el área social, pese a los discursos en contrario, eran tremendamente deficitarios. Se requería, pues, de un cambio. Un cambio en democracia, con el pragmatismo y el tesón necesarios que no puedan confundirse con demagogia barata ni con terquedades de mula. Había una democracia raquítica que despedía a sus Presidentes al exilio , pero en la que , sin embargo, gozábamos de libertad de expresión y de información, que daban fluidez a la libertad de acción, así como la convicción de ser titulares plenos de nuestros derechos civiles. Repudiábamos ,aunque con pasividad, el predominio egoísta de las oligarquías representadas por grupos de presión que crecían en el ámbito financiero, político, sindicalista y militar, entre otros, así como a la cortesanía capitalina que se iba adueñando paulatinamente de todo el gran espectro económico nacional. Pero, a pesar de este reprochable “sistema”, nos sentíamos libres y creyentes de un destino forjable con nuestra capacidad y eficiencia.

Y llegó Correa, el Mesías, con sus encendidas proclamas moralizadoras y grandes planes de inversión social, sintonizando con el malestar nacional. Las esperanzas se volcaron en él, atraídos por sus cantos de sirena. En cuanto a mí, su agresividad e intemperancia, unidas a sus desatinadas e innecesarias alusiones hirientes a todos cuantos no comulgaban con sus ideas, me hicieron prever el peligro que significaba lo pueril y lo efervescente gobernando una Nación. Pero me uní, íntimamente, a la esperanza de los demás. Y la nueva y triste historia del Ecuador comenzó…

Opinión

¡Vivir la libertad!

“Entre la causa y el efecto siempre hay un espacio en el cual tú decides”, acostumbra a insistir Stephen Covey, insigne investigador del liderazgo. Y es cierto… siempre se impone la capacidad del ser humano para optar, para elegir, para decidir, para hacer uso de su libertad en cualquier situación, hasta en las más trágicas tal cual nos lo explica Viktor Frankl en su obra –El hombre en busca de sentido-. “Aún en las peores circunstancias el ser humano conserva su libertad última, su capacidad de decidir y ésta es suya independientemente de los demás…”. Por tanto, la libertad, es un valor inconmensurable y fundamental para la vida misma, cuando es definida correctamente, no así cuando la asociamos al determinismo o a la famélica idea de que “es hacer lo que se quiere”. Ser libre en definitiva es ejercer la capacidad de optar, de decidir, aunque elija no elegir sigo haciendo uso de mi derecho… ¡vaya pues!

Sin embargo, esa libertad individual, humana, no vive sola, no se la vive en soledad, hay mucho más… Se apoya y se enriquece continuamente de otros dones maravillosos como la vivencia consciente de la responsabilidad, asumida como la capacidad de responder siempre alineado con los principios inmutables de la vida como el respeto, la honestidad, etc. Así también la libertad –éticamente- requiere de la consciencia intelectual, que hace que aprovechemos nuestros aprendizajes cotidianos…

Opinión

Terrorismo de estado

Con el secuestro y la incautación de ciento cuarenta y siete empresas que el gobierno nacional ha perpetuado, entramos en una era dictatorial amparada bajo los lineamientos de las peores organizaciones terroristas del planeta.

Se me podrá argüir que la incautación es para devolver el dinero a los clientes de Filambanco. Esto es solo una patraña inventada por el gobierno ya que si eso fuera cierto, diario el Telégrafo debió ser vendido para devolverle el dinero a los clientes del Banco del progreso, pero en su lugar el gobierno se lo quedó para si mismo, al igual que radio el Telégrafo y La prensa.

También si esta mentira fuera cierta, ¿Quién va a comprar una empresa que no se puede vender porque está dentro de un juicio? Y algo peor…¿por que cerraron Industrial Molinera? ¿Por qué se cerró Radio Sucre? ¿Radio cupido? ¿Por qué el día martes a las diez de la mañana en el momento que íbamos a hablar por radio Atalaya en el programa la hora del Pocho, nos quitaron la señal y la reabrieron a las 11 de la mañana?…

Opinión

Martes 8 de julio de 2008

Mientras Radio Sucre, matriz de CADENAR, era clausurada por el órgano que la controla, el conglomerado empresarial denominado lacónicamente “Grupo Isaías” caía en manos del Estado según norma legal que permite tal acción. Todo esto ejecutado en la madrugada se siguió desarrollando con escenas hasta trágicas, televisadas por Gamavisión, TC Televisión y otros canales de señal nacional y por cable pagado. Para cerrar el día, en la Asamblea de Montecristi se debatió -si se puede llamar debate a la suma de discursos retóricos sin contenido práctico- sobre autonomías, descentralización, desconcentración y regionalización. ¡Tremendo martes! ¡Martes loco!

Enemigo como soy de todo mecanismo disfrazado de confiscación, la llamada incautación no hace más que, a primera vista, detener abruptamente negocios legítimos en marcha. Negocios que se agilitan con capital humano (empleados) que se frustran en su labor ante la inseguridad de empleo cierto ante los nuevos administradores. Y de paso, para pulir más la perla, estos negocios en marcha son medios de comunicación realmente importantes por su nivel de sintonía en todos los estratos sociales y por su trayectoria en la vida nacional…

Opinión

Se les están cayendo las caretas.

Decía el ciudadano presidente el día sábado, con su tono prepotente de costumbre, que eran rumores lo del cerco policial a las instalaciones de TC en Guayaquil, que si había algo, debía ser un resguardo de los agentes del orden, dado el hecho, que los trabajadores de dicho canal, habían comenzado a sacar por puertas laterales, equipos de propiedad de la emisora televisiva; más aún afirmó, que no conocía nada del tema, que no tenía que ver nada con el nuevo gerente de la A.G.D., y que él no había ordenado ni dispuesto absolutamente nada; esta noticia fue retransmitida por varios medios noticiosos durante el fin de semana, y de la cual como extracto se podía desprender, según visión del señor Correa, que esto simplemente era un sainete armado por los dueños de canal 10 (en Guayaquil), y que todo lo que se había montado en torno a dicha “incautación”, era una falsa información con claros motivos para desorientar a la opinión pública.

Menos de 72 horas después de lo expresado por el visitante de Carondelet a los medios de comunicación, a más de clausurar a Radio Sucre, entidad que como lo indicara en algunas de mis anteriores entregas, estaba en el “ojo” de este desgobierno por no estar alineada con las pretensiones absolutistas del régimen, entre gallos y medianoche, de la misma manera como los acólitos de la Asamblea están aprobando los articulados del proyecto de nueva Constitución a medida del Soberbio, amanecen 3 canales de televisión incautados, sustraídos, embargados, expropiados, o llámenles ustedes como deseen, con nuevos administradores, nuevos vicepresidentes de noticias, y pregonando que la nueva línea editorial que deberán seguir los mismos, se aspira sea similar a la del canal gubernamental; es decir estimados lectores, la propaganda para que se apruebe la Constitución Chavista ecuatoriana, tiene desde ahora prensa periodística, televisiva pública y privada y radial GRATIS, y todo esto compañeritos, con billete ajeno; La prepotencia ya es de todos!…

Opinión

¡Qué insolencia!

Tuve que leer y escuchar varias veces para creer la absurda información que daba el presidente encargado Rafael Correo de que a partir de la “nueva Constitución” el pueblo sería el cuarto poder del Estado.

Con el debido respeto a la Majestad de la Presidencia, debo recordarle y hacerle notar al economista Rafael Correa que es el Presidente el único que puede ser el tercer, cuarto o décimo poder. El pueblo, economista Correa, es el PRIMER poder y el Presidente es un mandado y mantenido, junto a toda su estructura, por ese pueblo.

Poniendo de ejemplo algo que pueda entender hasta un mal economista: Los propietarios (desde que nacen ecuatorianos o se vuelven jurídicamente meritorios del título) se pueden comparar con los accionistas de una empresa que para facilitar las cosas eligen a un gerente que administre la entidad; a veces se dejan engañar por la verborrea del escogido para ese desempeño ejecutivo y lo despiden legalmente, en otras sí aciertan, y en los casos tibios podrán reemplazarlo al termino de su mandato…

Opinión

La tenebrosa partidocracia

La mentira es un tema recurrente que apasiona a quienes nos interesamos en el quehacer político. Faltar a la verdad en política es un hábito mundial. Por eso nos atrevemos a esbozar una especie de sentencia tras haber asistido , como testigos, al desarrollo histórico de grandes falsedades que lograron estremecer a la humanidad o concitar su fastidio y repulsa. Tras casi un siglo del decurrir político , se concluye que las democracias necesitan de la verdad para poder subsistir, mientras que los totalitarismos requieren imperiosamente de la mentira para sobrevivir. El nazismo y el comunismo se derrumbaron por las verdades que emergieron. Pero hay unos cuantos sobrevivientes que quieren reinventar este último con diversas etiquetas.

En el Ecuador se vive un ensayo totalitario que, como tal, debe mentir también. El engaño totalitario de hoy no está dirigido a gobiernos rivales ni forma parte del espectro imperialista de antaño. Hoy, tras el derrumbe mundial del comunismo ,está dirigido a la opinión pública del país donde opera. Decía Simón Bolívar que “la primera de todas las fuerzas es la opinión pública” Por eso es que los totalitarismos actúan para que NO ESTE BIEN INFORMADA ESA OPINION. Si Alianza País estuviera gobernando Alemania , habría mandado a reconstruir subrepticiamente el muro de Berlín para luego fungir de demócratas y derruirlo con bombos y platillos. Tuvieron que contentarse engañando al pueblo con el “infiernillo” de la cárcel de Esmeraldas, cuyas “dos destrucciones” exhibIó El Universo. Vergonzoso. Verdadera fraudulencia en que los sabios de A.P. hicieron caer a nuestro Presidente. La mentira no es, pues, una coadyuvante sino un componente orgánico y estructural del totalitarismo. En la Rusia soviética se solía colocar gigantescos letreros anunciando inexistentes obras descomunales , para la admiración de visitantes oficiales; publicidad que era luego trasladada a otro lugar para seguir engañando a más visitantes…