Categoría: Política

Política

Camilo y Emilio

Es normal y comprensible que todos quienes vemos en este régimen de Rafael Correa y en su personalísima revolución ciudadana, bolivariana y todo lo que se le viene en gana, que nos solidaricemos con Emilio Palacios en este sonado caso del juicio por injurias calumniosas que Camilo Samán está llevando en contra del columnista del influyente diario El Universo. La sentencia está asfixiada dentro de un contexto político y esto nos aleja del correcto análisis que el caso amerita de acuerdo a las normas jurídicas vigentes en cualquier país del primer mundo, e incluso en nuestra legislación tradicional ecuatoriana.

Lastimosamente nos hemos tenido que encasillar por simpatías políticas. No se ha hecho una lectura correcta sobre lo medular: ¿hay o no ofensas graves que justifiquen la sentencia en contra del periodista? Y si las hay. No por el significado de la palabra “matón”, sino que con ese pegajoso titular, se adentra en un contexto que se desvela con claridad en los párrafos finales, cuando se afirma “si hipócritamente adoptamos una postura neutral, las mafias van a seguir de largo, y entonces Camilo el matón y la familia Correa tendrán camino libre para seguir disponiendo de los millones de la CFN. Vas por una calle y te insultan. Luego te escupen. Y por último te patean y amenazan a tu familia. Puedes estar seguro de que el siguiente paso será darte un tiro. Dentro de este concepto directamente expresado la palabra matón tiene un sentido distinto: asociación ilícita, mafias, ladrones y potenciales asesinos.

Política

Índice de Libertad

Cada día se desnaturalizan más los elementos y los auténticos males se logran encapuchar. La escabrosidad que estamos viviendo nos lleva a una angustia paralizante. Hay cosas concretas: El Índice de percepción de nuestra corrupción, ante el mundo se acentúa. La corrupción política es el mal uso del poder gubernamental para conseguir una ventaja ilegítima.

“The Heritage Foundation”, Memo de Web, Publicado el 26 de abril 2005 por Stephen Johnson, indica que “el problema Nº 1 de Ecuador durante la última década, se ha basado en que los políticos ecuatorianos se han destacado por no respetar los preceptos fundamentales”.

Durante sus campañas, demagógicas, se muestran buenos y reformistas… hasta cuando son elegidos. Pero de pronto, se convierten en criaturas símbolo de una clase política cada vez más corrupta. Su conducta se vuelve personalista, se endiosan, y a las reformas que todos desean, y por las que votaron, se les agregan ingredientes que las vuelven letales en lugar de curativas: Concentración de poder; centralización; adoctrinamiento de ilusiones nefastas y agregan cosas inmorales – peculado, injusticia, violación de la palabra o contratos- que las catalogamos: ¡Corrupción!

Política

Seamos un poco realistas

Haber enjuiciado a Emilio Palacio por haber dicho un par de verdades que ocurren actualmente en el país me parece un poco ilógico, por el hecho de ser un civil no con tanto poder como el presidente Rafael Correa, condenar a un periodista a la pena máxima al usar unas palabras con doble sentido para que la sociedad ecuatoriana “pilas” razone un poco de las realidades del país por medio de una lectura entre líneas y de una redacción un poco “sutil” de Palacio.

Seguramente desde que Camilo Samán formó parte de la “Revolución Ciudadana”, sus niveles de poder aumentaron al tener apoyo del hombro de Rafael Correa.

Política

Cuidemos de Correa

Atravesamos un sendero político largo y oscuro, donde un personaje ha irrumpido en el escenario, sin ruta ni doctrina, sino simplemente gracias a la oportunidad histórica que le brindó el destino, y a un empuje sobrenatural de su personalidad compulsiva. Rafael Correa ha manejado un ensalada de conceptos y ha unificado un descontento con el sistema político tradicional que se desprestigio por pactos y componendas y un fracaso al interior de los propios partidos políticos que no supieron estructurarse para trascender históricamente, sino solamente coyunturalmente. El desprestigio de la clase política se generalizó en buena parte porque aquellos de buenas intenciones no lucharon por espacios, sino que optaron por una vida privada tranquila, en un país empantanado en sus diferencias sociales

En esas circunstancias se abrió paso una gran oportunidad para una ruptura con el pasado, que se disfrazó de revolución ciudadana, no porque Correa así lo haya así diseñado ni construido, sino que se montó sobre plataformas de intelectuales de la izquierda reaccionaria del pasado, pero no evolucionada y acordes con experiencias por ellos ya vividas.

Política

Camilo y Emilio

Es normal y comprensible que todos quienes vemos en este régimen de Rafael Correa y en su personalísima revolución ciudadana, bolivariana y todo lo que se le viene en gana, que nos solidaricemos con Emilio Palacios en este sonado caso del juicio por injurias calumniosas que Camilo Samán está llevando en contra del columnista del influyente diario El Universo. La sentencia está asfixiada dentro de un contexto político y esto nos aleja del correcto análisis que el caso amerita de acuerdo a las normas jurídicas vigentes en cualquier país del primer mundo, e incluso en nuestra legislación tradicional ecuatoriana.

Lastimosamente nos hemos tenido que encasillar por simpatías políticas. No se ha hecho una lectura correcta sobre lo medular: ¿hay o no injurias calumniosas ofensas que justifiquen la sentencia en contra del periodista? Estamos pisando el filo de una raya…

Política

Carta abierta al Presidente Correa

Señor Economista

Rafael Correa Delgado

Presidente de la República

Quito.

En esta ocasión, le contesto en forma pública la mención que usted hizo a mi comunicación del día 20 de Marzo. En dicha misiva, con el respeto que merece su cargo, le solicité una reunión personal, ya que sin ninguna razón para temerle era mi intención hacerle conocer sobre la desatención suya para con mi ciudad.

Política

Un gabinete reciclado

El Presidente de la República designó el día lunes a los nuevos miembros de su gabinete ministerial. Por otro lado, lo que en realidad sucedió fue una nueva reubicación de sus colaboradores. Al respecto es necesario realizar las siguientes precisiones:

1. Richard Nixon ex Presidente de los Estados Unidos de América expresaba con relación a los funcionarios del Gobierno que “eran servidores públicos devotos, leales y eficientes pero muchas veces se preocupan más por conservar su empleo que de cumplir con su verdadero cometido. Asimismo, señalaba que un Presidente necesita que sus Ministros sean personas eminentes, libre del control burocrático y que aporten a la función toda la experiencia adquirida durante el ejercicio vital. En ocasiones, no siempre, las personas del circulo intimo o del partido de gobierno realizan aportes al país, preocupándose única y exclusivamente en permanecer en el puesto asignado, lo que le resta el impulso necesario al régimen para la renovación.”

Política

¿Esquema de Ponzi?… y otros fracasos

La última cereza que adorna la torta la puso el Presidente al decir que el modelo económico que implantará es uno que no se ha usado en treinta años: El de “sustitución de importaciones”. ¡Lo que nos faltaba!

Dan escalofríos recordar el “Modelo Cepalino”… Raúl Prebisch, principal impulsador de este modelo, propugnaba la necesidad de orientar la producción para que el país no dependa de los bienes terminados de los países desarrollados mediante la inversión masiva en el área industrial.

Para que estas industrias fueran fructíferas era necesario pensar en mercados amplios. Sin embargo, el esquema planteado ofrecía posibilidades de crecimiento muy limitadas, porque el mercado internacional siempre está fuera del control de un país pequeño.