Categoría: Política

Política

A la calle, ¿Para qué?

El termómetro político entre Nebot y Correa sube de temperatura. Las declaraciones de parte y parte sobre el presupuesto municipal se caldean con el paso de las semanas. Mientras el madera de guerrero y (aunque sea nominalmente) socialcristiano dice que el presupuesto se transferirá violando la disposición transitoria decimocuarta de la Constitución de Montecristi; desde Carondelet se dice que tal afirmación es mentira propia de agitadores.

Este cansino guirigay entre el alcalde Nebot y el presidente Correa a más de infructuosa para Guayaquil, es beneficiosa para el Gobierno Nacional que busca sparring hasta debajo de las piedras. Las revoluciones sin enemigos físicos a los cuales atacar verbalmente siquiera, no son revoluciones. Son aburridas como viles gobiernos de derecha…

Política

Hartazgo

La repulsión era cada vez más fuerte , aunque debía superarla. Es que escribir y comentar el momento político que vivimos demanda muchas virtudes de las que creo carecer. Debían vencerse resistencias éticas a todo el basural que crece en nuestro derredor y preguntarme a mí mismo de qué sirve estar convencido de tener la razón , de qué sirve una opaca y débil voz como la mía alertando sobre las falacias de un socialismo marxista que se aleja del mismo Marx y emula las baladronadas de un Chávez, las hambreadoras y anquilosadas torpezas de un Fidel y las deshonestidades de casi todos cuantos fueron jerarcas del comunismo en el poder.

Todavía se proclama en nuestro país la doctrina de la igualdad a rajatabla, contra natura, agrediendo a quienes cometieron el “error” de poder gozar de mejor situación y desechando los racionales sustitutos de equidad que se robustecen en otros países. ¡Compañeritos y compañeritas ,a medirse con el mismo rasero! y otras arengas revolucionarias y sublimes, encajan persistentemente en los discursos gubernamentales, mientras simultáneamente, se degradan las virtudes morales, creativas y emprendedoras de una nación.

Política

Sana Envidia

Es lo que siento, al ver los resultados electorales en Chile, en los cuales se confirma la clara victoria de Sebastián Piñera, sobre el ex presidente Eduardo Frei, y no solamente porque la derecha sigue retomando su cauce natural en Latinoamérica, sino, por los acontecimientos, que se sucedieron después de que se cerraron los comicios, en el antes mencionado país.

Chile tiene una cantidad de electores similar a Ecuador, sin embargo se vaticinó que los resultados serían conocidos extra oficialmente en menos de una hora de concluidos las votaciones, así mismo, encuestas serias pronosticaron que la diferencia entre los candidatos, estaría aproximadamente 1,8 % a favor del candidato que finalmente ganó, con una margen de no más de 3,5 %, y como todos pudimos ver, todo esto se desarrolló dentro del tiempo que fuera informado, esto es, menos de una hora de finalizadas las elecciones.

Política

El canciller Falconí

El Presidente de la República durante su gobierno ha tenido tres Ministros de Relaciones Exteriores. Su primera Canciller fue María Fernanda Espinoza, sin ningún tipo de experiencia administrativa ni de política exterior, quien permaneció once meses en el cargo para posteriormente presentar su renuncia aduciendo motivos de salud. Sin embargo, es importante anotar que en las últimas semanas de su gestión fue duramente criticada por el propio Presidente Correa quien llamo a los funcionarios de la Cancillería “momias cocteleras”.

Política

Recalificación de aniversario

Circunstancias de orden interno y personal me han llevado a guardar silencio, disculpas por esto; las pido porque cuando uno se autoimpone el deber de reflexionar públicamente sobre diferentes temas, deja automáticamente una parte de su vida personal para entregarse, en lo que por decisión propia se convierte en obligación.

El tema propuesto se remite a la calificación impuesta a su desempeño el señor Presidente Correa, 14/20. Por una parte dice la verdad. Festejan el tercer aniversario de la Revolución Ciudadana, pero hábilmente omiten que también es el tercer año de gobierno. Hablan que recién el gobierno tiene es seis meses de poder real. Esto es una media verdad o una media mentira. El discurso político promocional que no tiene un año de elegido el gobierno, es para maquillar ante los electores todo lo no se ha hecho en estos tres años que ya tiene Rafael Correa ejerciendo las funciones de Presidente, rodeado del mayor poder político y capacidad económica que jamás haya tenido Presidente alguno en el Ecuador.

Política

Comportamiento errático y eufórico

Es notorio que el comportamiento errático y eufórico del Presidente es altamente perjudicial para la nación entera ya que nuestro país carece de credibilidad internacional, reflejada en las dificultades del gobierno en conseguir préstamos por parte de organismos internacionales, de comprar energía a Colombia; de sus altas autoridades de conseguir reuniones en Gran Bretaña para exponer el Proyecto Yasuní.

Política

No al consejo de comunicación e información

Aunque la ley de Comunicación que hoy se tramita, con tanta bullaranga en la Asamblea, aparentemente, cumple con el requisito universal, de que la libertad de comunicación es un derecho inalienable, nada tiene que hacer esto con la forma jurídico social de estar estructurada. Es, simplemente, algo sin pies ni cabeza.

¿Contenidos? En plena contradicción. Es que existe una altisonante confusión por la mezcla inaudita de la concepción socio ideológica de la comunicación, los medios de la comunicación colectiva, las empresas dedicadas a proveer información, los profesionales de la información periodística, los mensajes publicitarios. Sólo falta, para completar la aberración total, que sean definidos los estilos en que debe transformarse cada suceso en información noticiosa, las técnicas de presentación, la terminología idiomática indispensable, el tipo de diseño gráfico a utilizarse y, si conlleva proyección a través de un medio periodístico, a qué público ofertarlo y sólo a ese. Pero, OJO… Esta altisonante confusión está elaborada a conciencia.

Política

Ataque a Guayaquil

El gobierno del Presidente Correa, el de la Revolución Ciudadana prácticamente desde que se posesionó ha venido ATACANDO A GUAYAQUIL en la misma forma en que lo han hecho gobiernos anteriores, inclusive algunos presididos por ilustres y funestos personajes que vieron su primera luz en esta ciudad. Se ha sostenido al igual que ahora que los peores enemigos de Guayaquil son los propios guayaquileños, hoy se lo demuestra una vez más.

En su última perorata del sábado anterior, el Presidente Correa giro la partida de defunción del Plan de Aseguramiento Popular de Salud (PAP) que en conjunto con el Municipio venia atendiendo acerca de 400 mil ciudadanos guayaquileños perteneciente a los sectores mas desposeídos. Se ha fijado como fecha máxima el 31 de Enero para cerrar el Programa; a partir de esa fecha los guayaquileños dejarán de recibir atención médica, operaciones y medicamentos gratuitos.

Política

Una revolución con riñas

El odio profesado por este gobierno a la burguesía es absurdo y desmedido. Ni Marx ni Engels lo tuvieron. Estos ideólogos no olvidaron que la burguesía hizo su aparición y acabó con el feudalismo medieval . Los siervos de ese entonces devinieron hombres libres , pequeños y grandes artesanos, y más tarde industriales creativos ; desarrollaron el comercio y la libre empresa ;Impulsaron las profesiones y las artes. La educación se robusteció y el desarrollo se dio.

Con la modernización industrial emergió el proletariado , designado por el marxismo para instaurar la revolución comunista cuando el desarrollo social y económico alcanzaren ciertas metas. Sobrevendría un simple cambio de mando. Tan partidarios fueron Marx y Engels del desarrollo previo de la burguesía y del capitalismo , que el primero aplaudió – sí , aplaudió – la conquista de territorios mexicanos por parte de los EE.UU. , valiéndose de frases como las que aparecieron en su artículo publicado por el New York Daily Tribune: “ En América hemos visto la conquista de México y nos congratulamos de ello ( …) Está en el interés del desarrollo de la América entera que los Estados Unidos reciban mediante la posesión de California, el dominio de todo el Pacífico “.