Categoría: Política

Política

Elecciones en los Estados Unidos

Las últimas elecciones en los Estados Unidos ha afianzado el gobierno de los más ricos de los ricos, de las grandes corporaciones, y sobre todo del poder del capital sobre el del ser humano. Resultados electorales que distancian aún más a esta democracia de las democracias progresistas, que se nutren de la integración, del interés de sus ciudadanos por acudir a cumplir con su deber político en las urnas, y de una nueva visión del poder y del derecho ciudadano como máximo mandante.

Pues la más poderosa, antigua, y autoproclamada mejor democracia del planeta, es como una mesa de cuatro patas que engañosamente logra equilibrarse en tres, donde de acuerdo al United States Election Project, solamente un remoto 33% de electores calificados han respondido al proceso electoral.

Política

Salve, Rafael, los que van a morir te saludan

El doble discurso es una discrepancia entre lo que se dice y lo que se hace. Es una forma de indiscutible de escaparse de la realidad y responsabilidad, de encubrir y reforzar el costo de una decisión.

El doble discurso del adulto: “haz lo que yo digo pero no lo que yo hago”, va acompañada de una doble norma para juzgar: “tú eres obstinado, yo soy perseverante”, esa actitud mendaz crea un modelo mental de no decir lo que se piensa, ocultar los sentimientos y sobre todo no permitir que se demuestre la fantasía.

Estos últimos días han sido aterradores. Una Asamblea que se agita ante las amenazas del lobo feroz y lanzan una Ley sin estudiarse ni discutirse y en ella incluyen algo que ya no podrán cambiar legalmente: Desaparece el “delito” que han venido achacándole a los Isaías y al ex presidente Constitucional Abdalah Bucaram (otros no cuentan).

Política

Correa y el Nuevo Mapa Político Ecuatoriano Parte 2 – Presente Debatido, Futuro Incierto

Después de más 7 años, pareciese casi como si el actual régimen de Rafael Correa nunca fuese a terminar. Es indudable: él está en todo. Natural, pues es el presidente. Pero a diferencia de muchos otros, parece que no se desgasta hasta su caída. Recordemos como Velasco Ibarra, el grande y querido Velasco Ibarra, solo terminó un o de sus cinco mandatos; o a León Febres-Cordero, quien fuera poderoso pero que como presidente vivió con un Congreso haciéndole oposición casi total y un país mucho más inestable que el de hoy. Ambos movían masas y han pasado a la historia, pero nunca tuvieron tanto poder ni lo conservaron como jefes de estado en tanto tiempo seguido y con un apoyo tan leal y esparcido por todo el país como Correa. Mas algo fundamental llevan en común los tres: su frontalidad y genio político.

Política

La despeculación del peculado…

A veces la justicia no es otra cosa que una complicidad legalizada que se usa para la conveniencia de quién la controle. Recuerdo que un alto funcionario fue a visitar a un ministro que se encontraba preso en la cárcel por una acusación de peculado.

Todos pensaron en la inaudita suerte que tenía este secretario de estado, ya que había movilizado a tan alto burócrata, para que abandonando sus altísimas funciones, se haya tomado el tiempo necesario para visitarlo.

A la salida de esa visita, el visitante aseveró que el ministro era inocente y que metería sus manos al fuego por él. En esa época se le seguía un juicio por peculado y la presunción de inocencia del secretario de estado estaba vigente hasta que concluyera su juicio. Esta inocencia presuntiva era un derecho constitucional que le garantizaba el no ser declarado culpable hasta que no concluyera su juicio.

Política

En Democracia

Ese predominio del pueblo en el gobierno político de un Estado se evidenció el pasado domingo en las elecciones seccionales, en las que el pueblo ecuatoriano se pronunció en las urnas.

Es importante destacar que pese a escasos hechos aislados, la fiesta democrática se vivió en calma, con respeto y sin mayores disturbios.

Los resultados no causaron sorpresa, pues las tendencias hace ya algún tiempo estaban evidenciadas.

Política

Caída o resbalón

Los resultados de las últimas elecciones seccionales pueden tener muchas lecturas, desde un desgaste natural de la relación entre el gobierno revolucionario y el pueblo ecuatoriano hasta un resurgimiento de la derecha como tendencia política. Para mí, el gran culpable del papelón de Alianza País es el enorme ego de Rafael Correa y el irrespeto que nos demostró al designar candidatos tan pobres, pensando que todos descansarían en su infinita (¿?) popularidad.

Lo de Guayaquil era totalmente previsible, casi veinte años de transformación y de progreso tiene sus frutos asegurados, pese a lo mucho que todavía le falta a la ciudad, es indudable que La Perla del Pacífico volvió a merecerse tal apelativo; es una ciudad hermosa, con sectores más presentables que otros, pero en general es una ciudad que camina hacia un rumbo definido, donde no se improvisa y se trabaja diariamente. Era imposible que una candidata como Viviana, pese al descomunal apoyo del presidente, pueda revertir la convicción del guayaquileño de encontrarse en buenas manos.