Categoría: Ciencia

Ciencia

El agotamiento nervioso (Burnout), el mal del siglo

"Stress is the trash of modern life"

Querido lector: el texto de hoy lo ha escrito Pierre Lance, Escritor, periodista y filósofo. Autor de una veintena de libros. autor de “Savants maudits, chercheurs exclus” (Sabios malditos, investigadores excluidos). Le deseo que tenga una provechosa lectura. Lo reproduzco con la finalidad de contribución a su difusión. Reconozco lo polémico de sus propuestas porque de muchas formas nos afectan a todos, pero esta planteado el debate.¡A su salud!

El agotamiento nervioso (Burnout), el mal del siglo

Competencia, competitividad, eficacia y productividad son las palabras clave de las sociedades modernas, que se encuentran inmersas en el torbellino de la producción masiva, las tecnologías eficientes, la omnipresente informática y la obsesión de ganar más.

Tal frenesí colectivo tiene sus consecuencias en la salud de las personas, como el cansancio extremo, tanto nervioso como psíquico, del cual no hemos hecho más que empezar a tomar conciencia.

Ciencia

La voz humana – Cantantes y tipos de voces en la ópera

El canto es una forma de utilizar la voz humana que exige un funcionamiento especial de los órganos de la fonación, en relación, por otra parte, con la sensibilidad auditiva. Así, pues, se aprende a “cantar” imponiéndose una gimnasia vocal particular, controlando los músculos que intervienen en la producción de los sonidos, la respiración, etc. Ese aprendizaje puede hacerse espontáneamente, por imitación, en un medio social determinado (como es el caso del canto “popular” o “folklórico” y, de una manera más general, el de la etnomúsica vocal), o por un adiestramiento, acústico o tónico, en una escuela de canto, según convenciones muy definidas, y diferentes según los lugares y las épocas. No se les enseña a cantar del mismo modo a un baladista, a un corista de la iglesia romana o a una diva de la ópera de Milán.

En lo que se refiere a su estructura, los órganos de la fonación son iguales en el hombre que en la mujer, sólo difieren por sus dimensiones (cuerdas vocales más largas y más sólidas en el hombre que en la mujer; diferente volumen de las cavidades de resonancia, etc.) Por término medio, entre adultos, las voces de mujer están a una octava más alta que las de hombres (a excepción del contratenor).