Autor: Juan José Illingworth

Opinión

Quito y el 30 – 09

RECONSTRUCCIÓN  DE LOS HECHOS DEL PASADO 30 DE SEPTIEMBRE

El 30 – 09 el Presidente repitió estas palabras: “No habrá perdón ni olvido para los responsables de estos actos tan terribles”. Cinco días después, los hechos son:

1. No hay un sólo preso por la rebelión policial.

2. No hay un sólo preso de la FAE, a pesar de que ocuparon la pista del aeropuerto de Quito con grandes pancartas (que no las pudieron haber hecho en ese momento, sino que las prepararon con tiempo).

3. No hay un sólo preso de la Policía de Migración que paralizó el aeropuerto de Guayaquil.

4. El Gobierno de Correa acaba de conceder a los militares, incluyendo a los oficiales de la FAE, un aumento de sueldo en forma retroactiva desde enero 2010.

Opinión

País de Serranos

Los graves eventos de hoy hablan más que mil palabras respecto de qué mismo es el Ecuador: La Policía llamada “Nacional”, pero que todos saben que es serrana, ha decidido paralizar el país y tomarse el puente de la “Unidad Nacional” (sic). La Fuerza Aérea llamada “Ecuatoriana” (FAE), pero que todos saben que es serrana, ha decidido tomarse los aeropuertos de Quito y Riobamba. La Policía de Migración llamada “Nacional”, pero que todos saben que es serrana, ha decidido parar nada menos que el aeropuerto José Joaquín de Olmedo de la ciudad de Guayaquil, precisamente hoy que se inició un Congreso Internacional de medicina al cual debían de llegar el día de mañana (1 de octubre 2010) 400 médicos adicionales de todas partes del mundo. Los Centros Comerciales de Guayaquil están cerrados, incluidos los bancos que debían gestionar el pago de la quincena y fin de mes.

Ese es el “Ecuador”, país que hoy por hoy estamos viendo con claridad meridiana –y una vez más- que no pertenece ni a un “Dueño del país”, ni a Correa, ni a nosotros los ciudadanos comunes y corrientes, sino que pertenece a los serranos, y más precisamente a los quiteños, tomados no en su apelación natural y geográfica, sino en términos de la entelequia de poder y privilegios que han llegado a acumular a su alrededor.

Política

Las Fórmulas del COOTAD

Hay varias fórmulas en el COOTAD (Código Orgánico de Ordenamiento Territorial Autonomías y Descentralización). Comencemos por la que distribuye recursos entre los “GADs” (Gobiernos Autónomos Descentralizados).

La primera divide el pastel entre el GC (Gobierno Central) y los GADs (Distribución Primaria), asignándoles a estos últimos el 21% de los Ingresos Permanentes (8,264.44 MM para el 2010) y el 10% de los Ingresos No Permanentes (3,213.97 MM para el 2010). Cosa extraña, los Ingresos Permanentes más los No Permanentes no suman el 100% del presupuesto del GC, hay en el limbo otros ingresos del GC sobre los cuales los GADs no tendrán participación, llamados “de financiamiento” y cuya contabilización se presta a interpretaciones diversas como es el caso de las macro ventas de petróleo a China. En todo caso este 21% – 10% asciende en el 2010 a 2,056.93 MM para el conjunto de los GADs, de los cuales 67%, 27% y 6% será para los gobiernos municipales, provinciales y parroquiales respectivamente, los llamados “Gobiernos Regionales” no tienen por el momento rentas asignadas en este pastel, en cambio sí participan los “Distritos Metropolitanos”: Quito que ya es y Guayaquil que podría serlo.

Opinión

Libertad de Presa

Es fructífero para un pueblo reflexionar sobre los principios que deben regir su vida social. Mientras más profunda y pragmática sea esta reflexión más importantes serán sus frutos medidos en una mayor identidad, paz y progreso para ese pueblo.

La reciente campaña de “Defensa de la Libertad de Prensa” es en cambio un impulso superficial privado contra una realidad colosal pública, en cuyo enfrentamiento ambos bandos disfrazan de interés social lo que sólo es particular, por más vestiduras que se rasguen. Este engaño nada bueno trae.

Justifico mi afirmación con ejemplos. La nueva Ley de Hidrocarburos pasó este domingo “por ministerio de la Ley”. Los días previos la prensa escrita redujo el análisis en términos de titulares que enfocaban la inminente aprobación o negación de la misma, lo importante no era el contenido de las tesis en disputa sino la correlación de fuerzas que parecían empatarse. Sólo 2 días después deciden tratar el contenido en detalle, cuando ya está todo consumado. Lo importante era quién, no qué.

Historia

El significado de Santiago de Guayaquil – Parte 2

Hay una interpretación espiritual de la fundación de Santiago de Guayaquil, una secuencia implacable de signos cuyo inmenso significado está allí, al alcance de quien quiera verlo.

El nombre se lo tomó del apóstol Santiago, quien junto con su hermano Juan y Pedro fueron los únicos en presenciar la transfiguración y la resurrección de la hija de Jairo. Santiago devino Patrono de España por sobradas razones. Cuando Cristo ascendió a los cielos les dijo a los 12 que debían ahora ser testigos de Él “hasta los confines de la tierra”. Santiago quien era impetuoso y ya antes había querido ocupar un lugar privilegiado cerca del Señor, tomó al pie de la letra el pedido y fue a evangelizar a Hispania, el “finis terrae” de la época. No ganó muchos adeptos en ese momento y un día, que los españoles sitúan en el 2 de enero del año 39 o 40, cansado y mientras dormía, se le presentó sobre un “pilar” la virgen María, quien por ese entonces vivía en Efeso con su hermano. La madre de Jesús le dijo que no se desaliente, porque llegaría el día en que Hispania daría grandes creyentes.

Opinión

El nuevo significado de Santiago de Guayaquil (1)

En mayo habrá en Guayaquil un evento académico con la participación de eruditos internacionales que expondrán tesis y documentos inéditos sobre la historia de Guayaquil. Para muchos quedará entonces demostrado que Guayaquil fue fundada el 15 de agosto de 1534, fecha normalmente atribuida a la fundación de Riobamba, pues fue allí en donde se fundó originalmente “La Ciudad de Santiago de Quito”, es decir Guayaquil, la que fuera más tarde desplazada a orillas del río Guayas. Trece días después, el 28 de agosto de 1534, fue fundada “La Villa de San Francisco de Quito”, que también fue desplazada hacia el norte, hasta su ubicación actual.

Opinión

Igualdad Perversa

Imagine usted que el estado gastase en educación pública la misma cantidad de dinero por familia; suena igualitario, pero en realidad sería tremendamente injusto pues las familias que tienen 8 hijos recibirían lo mismo que aquellas con un sólo hijo, 7 se quedarían sin educación o recibirían una de inferior calidad.

Opinión

La aritmética de las generaciones

Cómo cambia en el tiempo la cantidad de personas de una generación es algo que puede estimarse o conocerse de manera exacta, dependiendo si el cálculo es hacia el futuro o hacia el pasado.

Hay algo sencillo: todos provenimos exactamente de 2 padres; esto hace que en el cálculo hacia atrás baste multiplicar por 2 para obtener los ancestros de la generación anterior; por ejemplo, el número de bisabuelos es igual al número de abuelos por 2. Por lo tanto, si queremos obtener directamente el número de nuestros ancestros de hace 5 generaciones, hay que multiplicar por 2 cinco veces, o sea elevar 2 a la 5, que da 32. Si asumimos que cada siglo hay 3 generaciones, resulta que toda persona tiene una cantidad de ancestros que vivieron 500 años atrás (15 generaciones) que es igual a 2 elevado a la 15, que da 32.768, es decir la población actual de toda Salinas.

Opinión

Réquiem para el 34

El padre, Enrique Arosemena Baquerizo; el padrino, Juan José Illingworth Niemes; la madrasta Susana González, los deudos de BOPÁN y demás amigos que fueron del extinto, tenemos la penosa obligación de comunicarles el sensible fallecimiento, acontecido en la ciudad de San Francisco de Quito el pasado 10 de diciembre de 2008, de quien en vida fue: “El Artículo 34 de la Ley de Descentralización y Participación ciudadana”. El artículo 34 dejó de existir a la edad de 11 años, luego de una vida muy fructífera en justicia para la costa y de una larga enfermedad que provocó en los medios financieros de la Capital.

Opinión

Lo que inclinará el voto

Para quienes vivimos en Guayaquil, ayudará mucho a decidir el voto este domingo, el mero hecho de comparar lo que ha pasado en los últimos 16 años, en que los gobiernos municipales y provinciales asumieron una serie de competencias públicas, con lo que pasaba antes de 1992, cuando estaban en manos del Gobierno Central (GC) y como pasarán a estar de nuevo, de ganar el Sí.

Comencemos por las carreteras del Guayas. Ni un ciego podría negar que su estado era calamitoso, al igual que siguen siendo las carreteras de las demás provincias; ahora en cambio son de lejos las de mejor calidad del país, tanto para manejar de día como de noche. Si gana el Sí, será otra vez el GC quien tenga el sartén por el mango.