Autor: Jorge Pino Vernaza

Historia

Escudos y banderas de Guayaquil.

Adjunto el escrito de “Escudos y Banderas de Guayaquil”, escrito por mi abuelo Gabriel Pino Roca, erudito e historiador que además hablaba y escribía correctamente 8 idiomas, entre otros japonés, alemán, francés

Escritor e Historiador; Tradicionista; Jefe Político de Guayaquil y Consejero provincial; Periodista y fundador de la revista “La ilustración”; Socio Correspondiente de la Academia Nacional de la Historia de Colombia; Socio de American Academy of Political and Social Siemce de Filadelfia; Diputado Suplente por la Provincia del Guayas; Transcriptor Oficial de las Antiguas Actas del Cabildo; Socio Correspondiente de la Sociedad Ecuatoriana de Estudios Históricos Americanos.

Escribió además de Leyendas; Tradiciones y Paginas de la Historia de Guayaquil, Fundamentos de la Historia del Ecuador, y muchas obras muy bien documentadas.

Historia

Olmedo, Guayaquil y su Aurora Gloriosa – Parte V

GUAYAQUIL, CIUDAD, PUERTO Y ASTILLERO; además, Provincia de Guayaquil, desde siempre y hasta siempre, desde la Colonia, en la Independencia, y en la República. La Provincia de Guayaquil y sus hijos, siempre han conservado su personalidad, su identidad, su nacionalidad. Características de la provincia de Guayaquil, son su independencia, libertad, generosidad y lealtad. Pero también siempre la Provincia de Guayaquil, ha sido perseguida y pretendida por el fenómeno del “CENTRALISMO”, tanto en la época de la Colonia: España; como en los albores de la independencia: Colombia y Perú; como en la República: De cualquier manera, se trata de opacar su brillo, ora cambiando el nombre de la provincia de Guayaquil, ora dividiéndola, o continuar desmembrando sus territorios, ora manipulando su historia, y restándole importancia al Padre de la Patria, al estratega político, demócrata ilustre, prócer y poeta, de la ciudad, de la provincia, del estado, y de América, José Joaquín de Olmedo.

Ya es hora que la República del Ecuador, reconozca y ensalce la gloria del PRIMER ECUATORIANO que legítimamente gobernó un jirón del territorio nacional independizado.

Historia

Olmedo, Guayaquil y su Aurora Gloriosa – Parte IV

No volvió a flamear en Guayaquil, el emblema NACIONAL, poco a poco, fue perdiéndose su recuerdo; sólo quedó en la mente de los viejos patriotas del año 20, que compartieron el pensamiento de Olmedo, de que, bajo sus pliegues, se amparasen los pueblos todos de la Audiencia de Quito, y por qué no, todos los pueblos libres de Hispanoamérica.

Fue por decreto oficial legalmente expedido el 2 de junio de 1822, que la Junta de Gobierno de Guayaquil, sustituyó la invicta e inmortal bandera por un pabellón blanco, su primer cuarto superior azul, y una estrella en el centro, cuando la lucha por la libertad de la Provincia de Guayaquil había terminado, venciendo en los campos de batalla, hasta las faldas del Pichincha el 24 de Mayo de 1822, para que el gloriosos pabellón azul-celeste y blanco de cinco franjas horizontales y tres estrellas, no presenciase la pérdida de la autonomía de la Provincia Libre de Guayaquil Independiente, convertida en territorio colombiano por Bolivar, con el uso de la fuerza, un 13 de julio de 1822, cuyo primer fúnebre aniversario conmemoraron dolorosamente el 13 de julio de 1823, al decir de Wilfrido Loor.