Autor: Eduardo Estrada

Opinión

400

Este número no tiene significado alguno para los amables lectores de esta columna, pero si lo tiene para su autor. Desde que comencé a escribir “Por otro lado…” para EXPRESO, los artículos han sido numerados. Este es el número 400, lo que quiere decir que por medio de ellos he podido llegar a uds. con mi opinión sobre variados temas por ese mismo número de ocasiones. Son 400 semanas en que he podido transmitirles el “otro lado”, esto es, una opinión diversa de los acontecimientos nacionales.

Debo agradecer a ustedes que han tenido la gentileza de leer mi opinión y más aún a quienes han tenido la amabilidad de escribirme con su propia opinión sobre lo escrito o sobre el tema tratado. Siempre he contestado sus cartas, hayan sido éstas a favor o en contra de mis ideas…

Opinión

Pueblo mendigo

Una de las acciones más perversas del sistema socialista y populista es hacer del pueblo mendigo con el fin de mantenerlo como cliente fijo (léase esclavo) del gobierno en el poder.

La otra acción perversa es que paradójicamente al tiempo de necesitar un pueblo mendigo se crea una nueva elite u oligarquía, concentrada alrededor del poder público, quienes son los beneficiarios de las riquezas excedentes del Estado. El pueblo recibe mendrugos suficientes para mantenerlo como cliente fiel, mientras los nuevos oligarcas producen riquezas desmesuradas y diametralmente opuestas a las dádivas populares.

Opinión

¿Qué revolución?

Algunos ciudadanos nos estamos haciendo esta pregunta frente a los acontecimientos que se han dado en este Gobierno desde su instalación. Lo interesante es que el Presidente amenaza con radicalizarla en vista de la oposición creciente que está generando y por la crítica que se hace a los actos perpetrados por los personajes oficiales y no oficiales del círculo presidencial.

Pero, hasta ahora, ¿qué es lo que se ha obtenido filosóficamente como resultado de la Revolución? En principio, ni el mismo Presidente sabe de qué revolución es que está hablando, pues el ideólogo de ella, el famoso Dieterich, aún no termina de definir lo que es su Socialismo del Siglo XXI.

Opinión

¡Que se aprovechen bonito!

Esa parece ser la tónica real de trasfondo en el asunto del SOAT, pues nuestro Presidente nada dice de funcionarios de su régimen que lo desautorizan y que son participes, con sus actos dilatorios, de uno de los atracos más descarados de los últimos tiempos, que se ha perpetrado contra los ciudadanos ecuatorianos que pagamos el famoso e inflado SOAT.

Ese seguro nació chueco, pues habiendo suficiente estadística sobre accidentes de tránsito, elemento esencial para cualquier seguro, se realizaron cálculos arbitrarios para fijar las tarifas a cobrar, que por cierto hemos visto estaban superinfladas para favorecer a las compañías aseguradoras y sus mecanismos de enriquecimiento vía gastos y reaseguros…

Opinión

Pretender el silencio

Lo dice y demuestra la historia política del mundo: Todo régimen autoritario busca los medios de silenciar a la oposición, sea esta real o imaginada, con el ulterior fin de llegar a ejercer el control total de la sociedad. En algunos casos se aplica la violencia física, en otros se utilizan medios de persuasión indirecta y en otros se cambian las leyes para amordazar a todo el que sea percibido como opositor.

Este último método es que se aplica según el manual del socialismo del siglo XXI, pues la experiencia les ha enseñado que los medios violentos o agresivamente disuasivos son rechazados por la comunidad internacional..

Opinión

El cáncer de las tarjetas

Fue en noviembre del año pasado cuando escribí un artículo denominado “El mal de las tarjetas”. Entre las reacciones que generó estuvo la carta de una de las “yuplís” de la Superintendenta de Bancos, quien me reclamaba airadamente por decir falsedades, pues según ella, la administración de su jefa había controlado la situación del festín de las tarjetas de crédito.

El lunes 1° de junio Expreso nos presenta un interesante reportaje que nos indica que la cartera vencida ha crecido un 18% en el último año al mes de marzo, lo que nos deja en blanco abril y mayo.

Opinión

La Previsora y Estrada

Mi apreciado compañero de página de opinión, José Guerra Castillo, hizo algunas observaciones erradas en su columna de Expreso del día lunes 25 de mayo, al comentar el uso, como almacenes comerciales, del antiguo edificio de La Previsora Banco Nacional de Crédito.

Nadie resta a don Abel Romeo Castillo y a don Bettino Berrini el mérito de ser quienes concibieron la idea de fundar la Caja de Ahorros La Previsora, proyecto que iniciaron en 1917 y que se concretó en 1919 al constituirse la Sociedad Anónima La Previsora, con tres mil acciones suscritas entre 225 accionistas…

Opinión

Enseñando ignorancia

En las últimas semanas hemos ido siguiendo la polémica entre el Ministerio de Educación y el gremio de maestros en cuanto a la evaluación que se pretende hacer para conocer el estado de conocimientos de los profesores y al mismo tiempo determinar el grado de capacitación que requieren para que cumplan su labor como deben.

Como era de esperar, por la realidad educativa de una gran mayoría de esos maestros, se han opuesto a la realización de la evaluación.

Y es que la triste realidad es que la mayoría de ellos son tan ignorantes que no estarían en capacidad de pasar pruebas que se aplican a estudiantes de enseñanza primaria.

Opinión

Historia documentada

Si hay un mal del que ha sufrido la historia ecuatoriana desde sus inicios, es el de ser en gran medida una historia novelada. Pareja Diezcanseco, notable novelista, al incursionar en la historia escribió: “Toda historia comienza con el mito, que es el poder creador.

Cuando el documento – algunas veces intencionalmente desfigurado – no basta, los pueblos se nutren el espíritu y afirman su amor a la madre tierra con las virtudes extraordinarias de la leyenda. Y la leyenda, ha de reconocerse, si poetizada dulce y mágica, no es sino una verdad dicha con otras palabras”…

Opinión

Democracia

No cabe la menor duda de que las elecciones del 26 de abril fueron un ejercicio democrático del pueblo ecuatoriano. Pero tampoco cabe la menor duda de que desde la campaña los principios democráticos fueron manipulados por el Gobierno nacional para favorecerse en los resultados electorales.

Los abusos cometidos por el Gobierno con los fondos públicos para su beneficio electoral son innegables y de ello hemos sido testigos todos los ecuatorianos, en muchos casos hasta el punto de hastío por la insistente propaganda oficial. Para algunos, esos actos gubernamentales han sido aceptables como parte del juego político democrático.