Autor: Duglas Rangel Donoso

Opinión

Sobre la Soberbia

Este, el mejor de los tiempos. Este, el peor de los tiempos… Todo este tiempo, tiempo de la soberbia. Soberbio el grande y el chico. La misma antigua soberbia de todos los tiempos, de todas las tragedias… Serviles a los pies de la soberbia…, antes y después, en caravana y bicicleta.

La soberbia, la ira y la envidia, dueñas del mundo (son las modernas Parcas). La soberbia dictamina nuestro destino; la ira enciende, es la violencia, madre de las furias; se quedan y no se quieren ir soberbia, ira y envidia: impiden, imponen, subsisten como la palabra democracia convertida en arenas movedizas. Ser soberbio es el deseo de ponerse por encima de los demás. Dice Fernando Sabater que la soberbia es exigir primero yo, primero yo y después yo.

Comentario

Las Parcas

He encontraba a Las Parcas, las tres oscuras hermanas llamadas Cloto, Láquesis y Agropos, dueñas de la vida humana. Cloto preside el nacimiento, Láquesis daba vueltas al huso de la rueca de Cloto, y Átropos corta el hilo o mejor dicho, corta el hilo de la vida a quien le da en gana. Así Cloto hila e impide, Láquesis devana y se impone, Átropos corta y subsiste.

Entre sus dedos poderosos se inicia y termina la vida humana. En está tranquila hora nona he pedido a las parcas dejen su arduo, infatigable y castigador trabajo para que vengan a mi casa a comer cangrejos, serpientes y reelecciones. Casa caliente, como la tetera en que hierven los brebajes la dueña del manto que cubre todos los destinos.

Comentario

Historias de Amor.

Amo estar vivo y amo estar muerto cuando muerto esté.

Amo a mi madre y a mi padre que estuvieron en este mundo y me esperan en el mundo en el que estén.

Amo el aire que respiro, el agua de canela y el pescado que no está en una pecera.

Amo ver, con lentes, sin gafas, con los ojos vendados, atado de pies y manos y esperando que amanezca después de amarte desde las cero horas hasta las seis.

Amo pasarme la lengua por la cara, lamerme los labios de alegría probando chocolate caliente viendo a mi hija meter sus sueños en la mochila.

Opinión

Rwanda: Se recuerdan diecinueve años después del genocidio

Rwanda es un país africano con una historia política de ocupación por parte de las potencias europeas. En 1916, los belgas impusieron una carnetización entre Hutus y Tutsis, lo que deriva en una mayor profundización del conflicto étnico hasta que el 7 de Abril de 1994 el presidente ruandés Juvenal Habyarina fue asesinado derribando su avión a punto de aterrizar en la capital, el atentado terrorista dio inició a una masacre devastadora para la humanidad: la mayoría hutu procedió a masacrar a los desarmados tutsis que refugiados en iglesias, en casas de amigos, en hogares de socorros o simplemente deambulando por las calles fueron atacados con machetes o un artefacto de muerte llamado maza, una especie de grueso madero con punta de clavos y asesinados dejando un reguero de cuerpos mutilados, descuartizados, sembrando sangre, dolor y sufrimiento en todo el territorio ruandés, se calcula que un promedio de diez mil personas fueron asesinadas a diario desde abril de 1994 hasta el 18 julio del mismo año en que se puso fin al genocidio.

En la tragedia de Rwanda esta expuesta la miserable condición humana: el odio racial, étnico, las desigualdades económicas, la débil muy débil convivencia y tolerancia humana. El genocidio mostró a amigos asesinando amigos, familiares matando familiares, jefes delatando a sus empleados, religiosos santificando la crueldad y la brutalidad. El hombre es un animal, es capaz de matar por gusto, placer, infringe dolor a sus victimas para sentirse superior y dominar a otros. Los asesinos hutus asistían a servicios religiosos antes de iniciar su cacería de muerte, atacaban principalmente iglesias, respetaban las imágenes de santos y vírgenes pero asesinaban con saña y perversidad a cuanto tutsi se encontrara escondido en el sitio. Hay documentos de vídeo en que se los ve cantando a Dios, pidiendo misericordia y luego destripar a sus victimas, no cabe duda: el hombre puede llegar a ser tan fanático como lucido, su mayor mal es la violencia que se puede provocar a si mismo y a los otros. El odio, la venganza, la enemistad lo pueden convertir en un ser brutal, cruel, salvaje que no se contiene ante la expresión de su maldad.

Opinión

La liturgia política

En la Iglesia católica la liturgia es el orden y la forma que ha aprobado la Iglesia para celebrar los oficios divinos, es una serie de actos y rituales en los que se acerca al hombre con lo supremo, lo de Dios. Es, pues, la representación del poder y la autoridad de Dios sobre lo existente, su voluntad sobre todos nosotros. Las procesiones del viernes santo, la fiesta navideña, las iglesias, son una representación de eso que se denomina la liturgia, que es el rito mismo tratando de hacer continuas sus enseñanzas.

La liturgia es la estética de lo religioso, su fin es el de crear admiración y devoción frente al poder de Dios sobre lo terrenal, la liturgia es la existencia de la religión y del fenómeno religioso que nace y esta en relación al culto, concebido como acto de alabanza en el dia y noche del tiempo. La religión se perenniza desde el ritual, buscando la restauración del poder, del mando sobre lo que es tan frágil como la existencia humana. La liturgia religiosa crea la liturgia politica como ejemplo, modelo, paradigma.
Las elecciones son fundamentalmente, liturgia, que estas sean democráticas y logren que la totalidad de los electores concurran a las urnas, es el reto. La majestad del poder propone que la política es rito, protocolar, pompa, que configuran el imaginario del poder. El púlpito es el atril. El altar, la mesa presidencial. El sacerdote es el candidato. El templo, la sede. Los feligreses, los militantes. Los salmos, las consignas.

Comentario

Yo amo a Guayaquil

Guayaquil

Yo amo Guayaquil, mi ciudad, mi sueño, todos mis sueños, ciudad guerrera, ciudad del río, del cerro y de los guasmos. Guayaquil ciudad viva, existente, ruidosa, parlante, ciudad atrapada en un puño, suelta como la silaba que llena la palabra amor.

Ciudad revuelta y escenario de revueltas, ciudad revolucionaria, moderna, cibernética, donde nacen todos los amaneceres, donde vienen a morir los cangrejos voladores después de la procesión del viernes santo. Ciudad libre no imaginada, creada y vuelta a imaginar. Ciudad erigida al andar, que vive una y otra vez hasta el bajar de las aguas.

Ciudad brava, difícil, dura, ciudad tierna ¿qué te mueve? ¿qué te inspira? Guayaquil ciudad envidiada. Ciudad indomable, despierta hasta caer el calor, despierta hasta la brisa, ciudad rezo, entonación, sensación, ciudad avispa.

Opinión

El mundo ya no es un cambalache

Es inverosímil, impactante; el presidente boliviano Evo Morales fue retenido contra su voluntad en el aeropuerto de Viena, que humanamente decidió otorgarle permiso para ocupar su espacio aéreo después que Francia, Italia, España y Portugal se lo negaran alegando razones hasta ahora explicadas públicamente. ¿Quién ordeno a estos países boicotear el viaje de retorno a su país del presidente de una nación soberana con quien todos los países involucrados tienen relaciones reciprocas y hasta amistosas? ¿Quién difundió la sospecha de que en el avión boliviano estaba escondido y protegido el rebelde Snowden, de quien EE.UU. pide su inmediata extradicción para ser juzgado allá por delitos de traición a la patria?

Fue una agresión por decir lo menos la actuación de estos países y constituye un agravio esta manifestación de poder que busca alinear a todo el mundo contra la aparición de un ciudadano que denuncia ante el planeta la practica norteamericana de espiarnos a todos por igual, estando dentro de la política o fuera de ella. Ahora todos debemos ser enemigos de Snowden porque es enemigo gringo y hay que atrapar o entregar a Snowden aunque sea poniendo en riesgo la vida de un presidente democráticamente electo y su comitiva oficial.

Opinión

Daniel Camargo Barbosa

El 13 de noviembre del año pasado se recordaron 17 años de la muerte del más grande criminal de nuestra historia: Daniel Camargo Barbosa, hecho para reflexionar. Este sujeto apareció en nuestro país en 1984, el 12 de diciembre; se presentó una denuncia en una comisaría, de la violación de una niña de 11 años a quien trató de ahorcarla. Fue el primer registro que se tuvo de su inicio delictivo.

De 55 años, colombiano, violó y mató a 71 mujeres a lo largo del país en catorce meses. Fue asesinado el 13 de noviembre de 1994 en su celda, por un recluso de 29 años. Fue enterrado en la fosa 798 del cementerio El Batán de Quito.

Un diablo como ese fue sutil y habilidoso en el don de la palabra, dominaba a sus víctimas presentándose como un viejo patuleco, pobre, que les pedía a las chicas que lo acompañaran a entregar un dinero a la iglesia porque él no conocía la ciudad; para convencerlas no usaba violencia, las subía a la ruta CLP que hacía el recorrido a Pascuales desde el parque La Victoria para llevarlas hasta la vía a Daule, donde se bajaban en ese tiempo era zona inhóspita y cometía el delito. ¿Actúo solo? ¿Acaso encubrió a los verdaderos asesinos? La imprescindible investigación hecha al criminal por el doctor Óscar Bonilla, psiquiatra prominente quien lo investigó, entrevistó; prueban que Camargo seguía su propio plan del mal.