Autor: César Febres-Cordero Loyola

Política

Correa y el Nuevo Mapa Político Ecuatoriano Parte 2 – Presente Debatido, Futuro Incierto

Después de más 7 años, pareciese casi como si el actual régimen de Rafael Correa nunca fuese a terminar. Es indudable: él está en todo. Natural, pues es el presidente. Pero a diferencia de muchos otros, parece que no se desgasta hasta su caída. Recordemos como Velasco Ibarra, el grande y querido Velasco Ibarra, solo terminó un o de sus cinco mandatos; o a León Febres-Cordero, quien fuera poderoso pero que como presidente vivió con un Congreso haciéndole oposición casi total y un país mucho más inestable que el de hoy. Ambos movían masas y han pasado a la historia, pero nunca tuvieron tanto poder ni lo conservaron como jefes de estado en tanto tiempo seguido y con un apoyo tan leal y esparcido por todo el país como Correa. Mas algo fundamental llevan en común los tres: su frontalidad y genio político.

Opinión

Correa y el Nuevo Mapa Político Ecuatoriano Parte 1 – Del Ayer al Hoy

No hay duda: Ecuador ha cambiado desde que Rafael Correa llegó el poder. Pienso que es una de las cosas en que opositores y partidarios podemos estar de acuerdo con más facilidad. La discordia viene cuando nos preguntamos que tan para bien o que tan para mal. Pero en lo que yo, opositor moderado como me considero, voy a ahondar es en los cambios mas objetivos y evidentes a mi parecer, tanto como en las consecuencias en el presente y a futuro para el país. Mi objetivo es exponer los cambios que el país ha vivido y lo que podrían causar, tomando en cuenta opiniones de oficialismo y oposición, no atacar ni apoyar al actual gobierno. No

Comentario

Aún no acaba mi año

Es una práctica común el hacer un repaso de lo hecho, bueno o malo, en el año que termina, y lo pendiente que queda o nuevo que se planifica para el año que comienza. Un estudiante de secundaria puede hacer lo mismo, pero todavía le falta otro año por terminar: el año lectivo. Este escrito no trata exactamente de eso, sino de como seguir luchando el día a día cuando se acerca el ocaso de la batalla. La “batalla” puede ser la familia, el trabajo, los estudios, el proyecto que se tiene.

Cuando se acerca el final de un largo tiempo de esfuerzos, muchas veces estamos tentados a decir basta, porque nos frustra no haber alcanzado nuestras metas, porque ya pensamos que pensamos que no ya hay nada más que hacer o que ya hemos hecho lo suficiente, o simplemente porque se nos acabaron las ganas. Dejarnos llevar por eso es una gran derrota. Por más insignificante, o por otro lado, imposible que parezca seguir peleando hasta el último momento, es vital seguir en pie de lucha, con valor, alegría, entrega a los demás y siempre, siempre honestidad. Paso por paso, hay que analizar estos casos.