De la política del engaño al resentimiento social – Desde mi Trinchera
Opinión Política Sociedad

De la política del engaño al resentimiento social

Los procesos políticos ecuatorianos no han cumplido hasta la fecha con los resultados económicos que la sociedad, cada vez más pobre y desvalida, demanda de ellos. Los llamados líderes políticos no han conseguido plasmar en nadie, excepto ellos mismos, claro, su propia retórica del promisorio futuro. El peso político sobre la realidad socioeconómica del país ha convertido a la incertidumbre propia del devenir en más que una plena certeza en la que el resentimiento social, en el mejor de los casos, trasciende como una silente demostración de desesperanza, aunque se traduzca más bien en la catarsis de una implosión en desarrollo.

Las sociedades contemporáneas, exponencialmente afectadas por la globalización, son entes migratorios tanto internos como externos. Esa migración desde el campo abandonado hacia los cinturones de pobreza de la ciudad ha sido exponencialmente impactada por el narcotráfico a niveles que sobrepasan la capacidad de acción de un Estado insolvente de liderazgo y voluntades para corregir el problema. La institucionalidad, símbolo máximo del desarrollo político, social y económico del primer mundo, es sin duda el nexo más etéreo, pero real, sobre cómo enfrentar esta explosiva situación que carcome a nuestra sociedad desde sus cimientos.

La tarea por emprender es compleja y el largo plazo no es tregua social alguna que aplaque el amargo resentimiento que corroe el discernimiento de las mayorías. ¿Qué hacer? Buscar con criterio y urgencia políticos no necesariamente con experiencia, pero decentes 1

1 “Para ser político no se necesita experiencia, solo hay que ser una persona decente” – Volodímir Zelenski.

2 Comentarios

  1. Fernando

    Hemos basado la institucionalidad en la fuerza y no en la fraternidad. El Papa ha intentado que reflexionemos sobre esto en varias enciclicas, en especial Fratelli Tutti pero no lo vemos. Y no es que no lo sabiamos: «Mateo (6:19):
    Porque donde está tu tesoro allí está tu corazón.».
    Una institución fuerte requiere ética, compromiso, visión, redistribución, entre otras cosas.
    Todos somos accionistas, los activos no son solo la reserva, el flujo de caja,…, también lo es la paz social, la reducción de la pobreza, la realización de derechos y el cumplimiento de deberes que no son sólo los legales.
    No solo se trata de un presidente sino de una sociedad organizada dialogante, fraterna, cristiana.

  2. Norma Vera de Portés

    Fernando.
    Hermosa Respuesta, muy de acuerdo .
    Para que este país salga adelante, se necesita
    UNIÓN y un Gobierno Honesto, éste, lo tenemos con Guillermo Lasso , lamentablemente con manos atadas por una Constitución amañada a Intereses personales , ideológicos; que pudo en su momento con Valentía derogarla ;pero no lo hizo y está pagando las consecuencias , arrastrando a un pueblo a la desesperanza, a la división y más pobreza ,caldo de cultivo para caer fácil en la esclavitud de ideólogos nefastos .
    @guillermolasso el tiempo está a su favor para rectificar, asesòrese con los Mejores o escuche a los suyos, retome el Liderazgo bote al basurero de la Historia la Constitución de Montecrite, Gobierne, salve al Ecuador !
    Pueblo ecuatoriano :
    NIÓN TRABAJO PAZ .
    Norma de Portés.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.