La administración es la eficiencia en escalar la ladera del éxito – Desde mi Trinchera
Opinión Política

La administración es la eficiencia en escalar la ladera del éxito

La administración es la eficiencia en escalar la ladera del éxito; el liderazgo determina si la ladera está apoyada en la pared correcta.

Stephen Covey.  

Con tintes políticos todo ser humano debe ofrecer o exteriorizar lo que honestamente es, pero: ¿lo hace, la dirige, la gestiona siguiendo esa moral y responsabilidad? 

¿O se cree un dueño y señor, su jefe supremo? Con frecuencia finge y olvida. Estima que es omnipotente e interpreta su mandato según estima encasilla como su derecho de enseñar al ciudadano a someterse a su forma de proceder, sin respetar las órdenes del mandante. 

Pero eso, en contra de lo que asume, le imposibilita el derecho de Corsario y sentirse dios sin responder a nada ni a nadie; confirmando únicamente su criterio hedonista. 

Él, Guillermo Lasso, tiene su lugar y si es delirante por su vanidad de creerse dueño de la verdad y pretender ser el “amito patrón”.

La psicología insiste en conceptos de lealtad, autoestima, valía personal… Una actuación acorde con el enunciado es mejor que ser bailarín con desatinos. Esas concretas virtudes personales, ¿son administradas para un bien mayor, o pertenece a él, único dueño, para que las utilice sólo en ¡provecho personal!?

Los escenarios nacionales actuales exigen una administración bien capacitada, capaz de saber afrontar los grandes retos que actualmente el Estado enfrenta. Aprovechar las oportunidades coyunturales, así como tener una participación nunca acoquinada, muy dinámica, vencedora, para enfrentar los mercados competitivos que se están dando.

Necesitamos un profesional proactivo, innovador, creativo, un verdadero ejemplo que escuche, pero lidere y disponga el recurso humano que represente el ideal de sus electores que le dieron el cargo. 

Esa es la única forma de lograr las transformaciones que los ecuatorianos requieren para tener expectativas triunfadoras. 

Ser el responsable directo del logro de los objetivos que la población ha planificado y para ello se le brindará todos los recursos necesarios (humanos, financieros, tecnológicos y logísticos precisos. Necesarios, pero sin dispendio, mientras lidera y evita las pésimas alianzas que se le advirtieron que serán impúdicos “¿socios?” enquistados o íntimos tapados, rechazados por corruptos.

La organización formal le da vasta autoridad, lo que conlleva que se dedique a ser un ejemplo de juventudes y cese de ser un payaso de fiesta de barrio, con una “gran fortuna material” obtenida sin ética. – *José A. Amesty R. | 26/03/2021 | Ecuador Fuentes: Rebelión “La fortuna de Lasso pasó de 1 millón, a 31 millones de dólares, a través de la especulación con los bonos emitidos tras el feriado bancario”.

El presidente Lasso expidió el Decreto Ejecutivo No. 4, ‘Normas de Comportamiento Ético Gubernamental’, que en la práctica no tiene valor jurídico, pero políticamente sí, pues es una señal clara del comportamiento que el primer mandatario desempeñará y espera de sus colaboradores directos y establecé para los estamentos del Estado.

El ordenamiento jurídico ecuatoriano ya prevé prohibiciones para el nepotismo, regulaciones para uso y administración de bienes públicos, etc. Por tanto, lo relevante no está en lo que se ha incluido en este Código de Ética sino en lo que hay detrás de ello, un clamor ciudadano de manejo transparente de los bienes y recursos públicos; sobre todo, la ley y justicia igualitaria.

Pero es importante entender que la ética no está limitada a no robar o no abusar mientras se ejerce un cargo público; lo es también la eficiencia en la gestión, para lo cual se debe estar preparado; o pierde el respeto y la confianza de los ciudadanos, a quienes se debe tratar como un mandante que se debe respetar y no dar cabida al chantaje que lo deja como gallareta baldada y pierde credibilidad como hombre de acciones acertadas.

Tiene la obligación de contestar Guillermo Lasso al ecuatoriano, si su Decreto de ‘Normas de Comportamiento Ético Gubernamental’: ¿Es una expresión basada en ficción mitómana con la finalidad de obtener su beneficio? 

O es una autentica declaración deontológica formal de caballero, actuando de acuerdo con el sentir de sus mandantes.

 

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.