El «piponazgo» – Desde mi Trinchera

En términos generales el piponazgo se lo caracteriza, por el nombramiento exagerado de empleados públicos, (innecesarios).

Se lo ha utilizado con frecuencia por los gobiernos de turno, para mantener el clientelismo político, para negociar con sectores parlamentarios, sobre todo a cambio de votos, para aprobar determinadas leyes o proyectos de ley.

Recuerdo dos ocasiones: en el corto gobierno del ex presidente Abdalá Bucaram, en el congreso. su bancada legislativa, nombró más de 2.000 asesores.. ninguno de ellos, cumplía con los mínimos requisitos para ser asesor de un legislador. fueron despedidos, gracias a una denuncia, en ese entonces de la legisladora Ec. Cecilia Calderón de castro.

El hecho del piponazgo, también se realizó en el corto período alcaldilicio del mismo ab. Bucarám, con los empleados del sector de la limpieza de la ciudad, donde existían 7 choferes por cada camión recolector de basura, muchos de los cuales no funcionaban, por estar “deshuesados”, (inutilizados).

El ex presidente Sixto Durán Ballén (+), creó el sistema de las “renuncias voluntarias-obligatorias”, con la respectiva indemnización de los años de trabajo. se logró la reducción del estado obeso, pero de manera desigual, pues muchos ministerios o dependencias públicas, quedaron con muy poco personal para cumplir sus labores en sus áreas de trabajo y tuvo que volver a nombrarse personas en ciertas areas públicas, pero, con la debida justificación de la necesidad del ingreso de tal o cual empleado y con el visto bueno del ministerio de economía.

En ciertos puestos de trabajo, no hubo un reemplazante y otro empleado público asumía tales funciones, pero en razón de la nueva responsabilidad asumida, el empleado tenía derecho a una mejor remuneración. en el sector público, nada es gratis, todo tiene su precio.

Otro de los gobiernos, donde se aumento desmesuradamente la burocracia, fue en el gobierno del ex presidente Correa. se aumentaron cerca de 250.000 empleos en el sector público. se crearon nuevos ministerios.unos 30 o más y un número igual de ministerios coordinadores. el verdadero estado obeso. en el ministerio del ambiente, en las afueras de la ciudad de quito, tenían una hora de ejercicios, una hora de descanso y en ocaciones hasta sicólogos para sus problemas de angustias y otras cosas parecidas.

El ministro de relaciones exteriores, tenía 90 asesores, para que le ayuden en sus labores ministeriales. se abrieron embajadas, en lugares (países), con los cuales el ecuador nunca había tenido relaciones comerciales. todo el sector público se repleto de empleados, de suerte que en algunas áreas, habían dos o tres que ocupaban el mismo asiento. en otros quienes dirigían las secciones, no tenían los conocimientos para desempeñarse en ellas, por cuanto su preparación académica, nada tenía que ver con su puesto de trabajo.

El ex presidente Moreno, suspendió algunos ministerios y coordinaciones de ministerios, realmente innecesarios, pero también, a muchos los mantuvo en otros puestos en otros ministerios, o, los que salieron fueron reemplazados por otros de mayor confianza. no se dió la reducción del estado en la medida de lo que se requería.

En la actualidad, el propio FMI le ha sugerido al presidente Lasso, reducir el estado (la burocracia). aspecto nada sencillo, por cuanto, ya dentro del sector público, se las arreglan para ocupar nuevas posiciones y ganar méritos, gracias al cambio de secciones, de divisiones y hasta de ministerios, de suerte que con los años, llegan a tener un buen (c.v). curriculum vitae, de suerte que no es fácil deshacerse de ellos. pues las leyes de la contratación pública los protegen, al igual que los sindicatos del sector público que son poderoso y unidos.

Las contrataciones del sector público, se rigen por una ley especial, la losep, que divide a los mismos en dos grandes sectores: los de libre remoción del ejecutivo, que los cancela o nombra el presidente de turno, o, los gerentes generales de las empresa del estado, sin indemnización, salvo los consiguientes porcentajes de décimos y por el porcentaje de vacaciones, en el año de despido. y el otro sector, el llamado de carrera administrativa, que tiene cerca de 12 niveles, con las respectivas funciones para el desempeño de cada cargo. estos si se los despiden, se van con las indemnizaciones previstas en la mismo ley.

El actual gobierno, no tiene el dinero para indemnizarlos y a muchos de ellos los necesita, por su experticia o por conocer, las irregularidades realizadas por su(s) antecesor(es)..

De lo que conocemos, es que en la presidencia de la república, habían más de 800 empleados, cuando a juicio del presidente lasso, a lo mejor con 200, era suficiente.

Piponazgo, como expresión castellana, no existe en el drae (diccionario español), pero si existe la palabra pipón: 1/ “ vientre elevado”, en ecuador los llamamos obesos a los niños con sobrepeso y a los adultos los llamamos gordos./2 “dicho de una persona que sin prestar servicios efectivos percibe uno o más sueldos”. es un ecuatorianismo, que recoje el drae.

Me pregunto: ¿el piponazgo, podría ser considerado un delito? o por lo menos, podría exigirle a quien o quienes lo utilizaron para su clientelismo, a devolver esos dineros al estado ecuatoriano?:.

Les dejo esa inquietud, a uds. mis queridos lectores.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.