Y yo les prometo que… – Desde mi Trinchera
Opinión Política Sociedad

Y yo les prometo que…

¡Este es el discurso que me hubiera gustado escuchar, de cuando menos uno de los candidatos a la Presidencia de la República! ¡Ninguno lo pronunció! Ninguno lo dijo, ¡pero hubiera sido feliz si lo escuchaba!

“No tengo capacidad para evitar terremotos, tsunamis, tempestades, inundaciones, sequías, deshielos y demás fenómenos “naturales”, pero sí les puedo prometer que buscaré en cada instante de mi Gobierno, el bienestar de todos y cada uno de mis compatriotas.

Tendré, en cada uno de los Servidores públicos, una persona dispuesta a SERVIR a los demás, no a SERVIRSE de su puesto. Los puestos son para servir a los compatriotas, para facilitar sus vidas, para garantizar su seguridad, su tranquilidad. Puedo asegurarles que en mi Gobierno la justicia será igual para todos y que la persona que abuse de su cargo y quiera sacar provecho de su posición, irá a la cárcel, aparte de devolver lo robado, sin excepción.

El dinero de la Patria, es el dinero de todos y cada uno de los ecuatorianos. Será invertido totalmente en mejorar las condiciones de vida de todos y cada uno de los ecuatorianos. Tendremos un celo extremo en vigilar que cada centavo sea correctamente invertido.

El Estado no buscará crear más puestos en la burocracia. Este es el absurdo que ha convertido el país en una fuente de trabajo para los vagos y amigos del Gobierno. Cada uno de los que logran llegar a una teta, buscan como exprimirla hasta dejarla seca. ¡Esto tiene que acabar! El esfuerzo de cada uno, buscará el bien de la Patria. Vamos a garantizar, para todos los que quieran servir a su país, por medio del trabajo honesto, un puesto de trabajo, desde dónde podrá servir a su país con entereza y decisión. No más vagos deambulando por las calles. Todos buscando el pan para su mesa, con honestidad y con el orgullo de sentirnos ecuatorianos y saber que cada uno de nosotros es parte del motor que sacará al país, de la mazmorra y la porquería en la que la banda de infelices malos ecuatorianos, nos han convertido. ¡VIVA EL ECUADOR! ¡VIVA LA PATRIA! Sigamos el ejemplo de Olmedo: ¡PUREZA Y HONESTIDAD!

Fomentaremos el emprendimiento y la creación de nuevas empresas, pero con responsabilidad. Daremos asesoramiento gratuito a los que quieran salir adelante. Conseguiremos crédito con intereses bajos, pero vigilantes del cumplimiento de las reglas”

@jfgrmd - Médico Pediatra. Miembro activo de la American Academy of Pediatrics. Miembro activo de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil. Director de Desde mi Trinchera.

2 Comentarios

  1. Gabriel Moreno

    Felicitaciones
    Excelente artículo que deberían conocer y memorizar todos los candidatos, pero lamentablemente no será así.
    Sugiero que este artículo sea enviado a todos los medios de comunicación del país, tanto escritos como digitales, radio y televisión, ojalá así llegue a conocimiento de los candidatos.

  2. Vìctor Hugo Bravo S

    Lamentablemente y con todo respeto a su opiniòn, este discurso ya lo dijeron hace 14 años los candidatos y los que nos han gobernado hasta la fecha. Ese discurso es el que nos ilucionò a muchos Ecuatorianos a creer en un Ecuador diferente, pero que se logrò, que los mismos de la partidocracia que tanto aborrecìan, administren todas las empresas del estado.

    Prometieron que los màs capacitados, los màs competentes administraràn las empresas tècnicas, y que hicieron, pusieron a sus amigos para que a travès de contratos chuecos, saquen su tajada.

    Preferible es que no lo hayan dicho, para no ilusionarnos otra vez y confiar en las ofertas de campaña. Solo nos queda a los electores elegir bien por el futuro de nuestros hijos, de nuestros nietos, de la juventud y de nuestras familias; que haya fuentes de trabajo para los que no tienen; que haya apoyo para los emprendedores y las PYMES; que las instituciones publicas sean administradas por gente competente y honesta principalmente; y que el gabinete ministerial sea escogido entre ternas enviadas por los gremios de profesionales de cada una de las ramas, y que sean ellos los que denominen a sus colaboradores en cada una de las empresas de su ámbito.

    Dios salve al Ecuador

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *