Comentario Salud & Medicina Sociedad

¿Por qué han aumentado los embarazos de adolescentes?

¡Sólo un ciego puede dudarlo! El problema está en nuestra forma de vida. Tenemos que reconocerlo. ¡El mundo ha dado un giro hacia el materialismo, que ha sido impresionante! ¿Cuál es nuestra realidad actual? Le damos culto a lo material, lo que le importa al ser humano, es poseer, como si nos pudiéramos llevar al morir, lo que hemos adquirido. Somos tan estúpidos que creemos que con vernos hermosos o poseyendo algo nos van a apreciar más, y efectivamente, hay algunos que incluso, lo que aprecian es eso.

Miremos los medios de comunicación, las propagandas, ¿qué es lo que destacan? Cuerpos sensuales, belleza, músculos, caras perfectas. Si usted le quita lo sensual (inclusive en las propagandas), la sangre y el sensacionalismo, el 90% de los medios de comunicación, ¡se reducirían a media página o a media hora diaria de programación!

Entrando en materia, el mundo está cargado de sensualidad. No se destaca a la mujer por su inteligencia, por sus logros, sino por su figura. En el hombre se destaca, igual que en la mujer, su cuerpo, su cara.

En los Colegios, es materia la educación sexual, lo que hace algunos años sirvió para abrir los ojos a la curiosidad natural del adolescente y de los niños. Incluso estamos viendo lo que no se veía antes: el acoso de profesores y de compañeros.

Ahora, un niño que se acerca a la pubertad puede, con toda facilidad acceder a la pornografía abierta. ¿Qué estamos viendo en las Escuelas? Niñas que mandan a sus enamorados vídeos de ellas desnudas, que algunos muy poco hombres, se ocupan de pasarlos a otros, dejando por los suelos la dignidad de la chica.

Tenemos que hacer un “mea culpa” y reconocer que hemos obrado mal. El daño ya está hecho. La única manera de combatirlo es cambiando nosotros. Que los medios de comunicación cambien el enfoque de sus propagandas. Nuestro mundo es hermoso destaquemos las otras cosas bellas. Preocupémonos de hablar con nuestros hijos, de crear valores, formar en principios.

El Gobierno debe respetar, en los programas de educación sexual, el pudor de los alumnos. Muchos de los problemas son por abrirles los ojos a una edad muy temprana, aunque ahora, con la sexualidad latente en el mundo, ya no creo que ninguna edad sea temprana.

Me pregunto: Ahora, en la forma en que está el mundo, no será mejor si los padres dejamos la hipocresía y comprendiendo la situación actual instruimos a nuestros hijos (nosotros, no el Colegio), sobre las formas de protección contra el embarazo, a nuestros hijos, de ambos sexos, y no sólo contra el embarazo, sino también contra enfermedades de trasmisión sexual.
¡El problema ya pasó el límite de lo tolerable! Es una pena ver niñas preciosas cargando de adolescentes, un hijo. A los 17 ya tienen una familia, y lo peor, muchas veces sin padre y con hijos de diferentes apellidos.

José Fernando Gómez

@jfgrmd - Médico Pediatra. Miembro activo de la American Academy of Pediatrics. Miembro activo de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil. Director de Desde mi Trinchera.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *