Economía Opinión Política

La obra pública como solución del desempleo

Siendo estudiante del primer año de Leyes, en la U.C.S.G (Universidad Católica Santiago de Guayaquil), en la materia de Economía Política. Interesantísima materia Pensular, tuve como Maestro de dicha cátedra, al Dr. Otto Arosemena Gómez.

Muy alto, elegante, vestido de blanco y con cigarrillo en la mano. Se paseaba peripatéticamente sobre la tarima del aula y se expresaba con un estilo de voz, como si estuviera en el Congreso, impresionante, tanto por su estilo de dictar la Cátedra, como por su metodología, en la misma.

Fue elegido Diputado, y renunció a la Cátedra, antes de finalizar el año académico.

En sus exposiciones en materia política, se refería constantemente con referencia a la situación del hombre del pueblo, que, -según él- en su vida cotidiana, estaba “vinculado al fango y la manigua” (para referirse al hombre del Suburbio).

El Dr. Otto Arosemena Gómez, era simpatizante de un extraordinario Economista Inglés del Siglo XX. Master de economía pública y privada, creador de “La teoría del Empleo, del Capital y de los intereses”. Su obra cumbre, -entre varias que escribió-, sobre esta teoría, la publicó hacia el año de 1.936, posterior a la recesión Inglesa y dos años antes, de la gran recesión norteamericana, de los años de 1938 al 40.

La teoría de Keynes. entre otros conceptos, consideraba que la mejor manera de obtener empleo para la población era, la de realizar a gran escala la obra pública, por parte del Gobierno y la inversión, por parte de la empresa privada. Ambos sectores en un ámbito de completa honestidad.
Podrían considerarse seguidores de esta teoría económica, entre los Presidentes del ECUADOR, al Gral. Flores, (caminos) al Dr. García Moreno, (ferrocarril), al Gral. Alfaro, (ferrocarril y escuelas públicas), al Dr. Jose María Velasco Ibarra, (carreteras), al Dr. Baquerizo Moreno, (puentes y ferrocarriles), al Dr Camilo Ponce Enríquez, (Puertos y aeropuertos), al Dr. Otto Arosemena Gómez ((escuelas y sistemas de riego agrícolas), al Ing. León Febres-Cordero, (Sistemas de Agua Potable, y de alcantarillado, energía eléctrica, carreteras y escenarios deportivos), al Arq. Sixto Duran-Ballen (túneles urbanos, vivienda, y planificaciones urbanas), y al Dr. Noboa Bejarano, (puentes y carreteras).

Algunos de los antes mencionados Presidentes han pasado a la historia, por tales obras públicas, como los grandes constructores del país. tanto por sus impresionantes o numerosas obras públicas, iniciadas o ejecutadas, en sus(s) gobierno(s).

Podríamos incluir, con cierto recelo, al expresidente Rafael Correa (con la aclaración de que la obra pública más relevante que realizó el Gobierno de ex Presidente Correa, resultó fallida, exageradamente costosa -(con relación al costo de las mismas, en otros países)-, con Tecnología Imperfecta y en ocasiones equivocada o innecesarias

También podríamos decir comentarios similares de la última Dictadura Militar, (previa al retorno constitucional), salvo en materia de vivienda para la clase media y la construcción del oleoducto transecuatoriano. Durante una década, así como, el Gobierno del Ec. Correa).

El resto de los gobernantes hicieron lo que pudieron, de acuerdo con los presupuestos nacionales ministeriales, en el rubro correspondiente a la Obra Pública, salud y desarrollo social.

Es justo reconocer, que gracias a las excelentes gestiones del Presidente Moreno y su ex Ministro de Finanzas, ante el F.M.I, se han conseguido millones de dólares, en préstamos, para renegociar la deuda externa del anterior gobierno, y mejorar cierta infraestructura educativa y vial.

Préstamos, que le permitirán al próximo presidente del Ecuador, que salga elegido el próximo año, continuar con obras viales en proceso o iniciar nuevas.

KEYNES, fue seguido en sus ideas, POR GOBIERNOS DE GRANDES PAÍSES, que construyeron obra pública, realizada, en uno dos o tres períodos presidenciales, de acuerdo al tamaño y costo de las misma, o, por varios gobernantes continuadores de ellas.

El mayor de todos. considero, fueron los Estados Unidos. (USA), desde la construcción del ferrocarril de costa a costa y de la construcción de grandes autopistas, aeropuertos, puertos marítimos, astilleros gigantes para construir buques de carga y de pasajeros (trasatlánticos) y naves de guerra de gran envergadura, fabricación de vehículos privados y de transportación pública, mecanización agrícola, canales de riego para la agricultura y desarrollo de grandes ciudades, con la presencia de grandes rascacielos y el desarrollo de la industria derivada del petróleo y del acero, etc.

Luego, la Alemania de Hitler, y posteriormente, después de él, terminada la 2da. guerra mundial, por todos los Presidentes de los siguientes gobiernos, hasta nuestros días, con la construcción de grandes puertos marítimos, autopistas, excelentes carreteras y caminos secundarios a lo largo y ancho de todo el país, que le permitió un gran desarrollo económico, social e industrial. Seguida de España, Francia, Italia y Austria, en dicho orden. Inglaterra, tardíamente, a partir de los años 70, con la privatización de los servicios públicos.

Años después, esta teoría económica fue acogida por los países asiáticos: Japón principalmente, Corea del Sur. Tailandia, en su orden, y sobre todo CHINA, que cuenta con varias ciudades del tamaño de N.Y. y un impresionante desarrollo vial, puentes, aeropuertos ciudades-puertos, reservorios de agua gigantescos, naves de pesca y transporte de pesca y de petróleo muy grandes, convirtiéndose actualmente en la nación más poderosa, económicamente hablando, del mundo.

Rusia la acogió tardíamente, después de la disolución de la URSS, y finalmente la India.
En Latinoamérica se disputan el liderazgo, Brasil y Argentina, seguidos de Chile y Colombia. Le siguieron Perú, Venezuela, (antes del CHAVISMO) y Paraguay.

Venezuela, antes del CHAVISMO, tuvo un desarrollo vial impresionante, en pasos vehiculares a desnivel, puentes y carreteras de primer orden, vivienda, oleoductos y grandes centros industriales de derivados de petróleo. Actualmente, está en bancarrota, por asumir los conceptos del socialismo del siglo XXI.

El desarrollo de México, en América del Norte, se da a partir del triunfo del PRI., aunque en la actualidad está paralizada la nación, por causas de la violencia y el crimen organizado, por la droga. Se ha reducido el turismo y con ello, los ingresos del Gobierno federal.

Los otros países, como ya lo dijimos se han desarrollado según sus posibilidades económicas.

Lo realmente lamentable y preocupante, es que un buen número de países ricos pero no desarrollados totalmente, no piensan en el problema, la desnutrición, en la desocupación y en la miseria, pero si piensan en la guerra. Prefieren invertir sus recursos en el gasto de armas mortíferas, en inmensos ejércitos, en resolver sus diferencias mediantes conflictos bélicos, algunos propiciados por razones de Fe y/o creencias religiosas. Antes que dedicarles una mayor inversión a las obras públicas y a otras formas de crear trabajo.

CREAR TRABAJO Y MÁS TRABAJO, es lo primero, de un buen gobernante, lo demás vendrá por añadidura.

EL ECUADOR LOGRÓ REDUCIR SU DESOCUPACIÓN, a finales del siglo XX, (en EL ORO), GRACIAS AL CAMBIO DEL SISTEMA DE EXPORTACIÓN DEL BANANO, del racimo a la caja, cargada de gajos (manos), por los años 70/75 en adelante, del siglo pasado. Con la creación de las “enjabadoras”, que algunas requerían de, hasta 100 hombres y mujeres para este tipo de embalaje. Les siguieron Guayas y Los Ríos.

TAMBIÉN SE LO LOGRÓ, EN LA FORMA DE EXPORTAR EL CAMARÓN, (COLAS CONGELADAS), en las provincias de Guayas y Santa Elena. Y LA TIERRA MINERALIZADA, (por ladrillos), en la Provincia del Napo y de El Oro. La vivienda social y privada, de ladrillo, en lugar de caña o madera, logró reducir la ocupación en Guayaquil, Guayas, Manabí y en la actual Provincia de Santa Elena.

La ocupación de mano de obra, se logra por el cambio en la metodología de los sistemas empleados en la agricultura, en la construcción, en la pesca, en la acuicultura y en la minería
UN PUEBLO SIN DESOCUPACIÓN, ES UN PUEBLO FELIZ. Un pueblo con elevada desocupación, es un pueblo condenado al alcohol, al crimen y a la droga.

El próximo febrero 7 al votar, también tendremos que decidir votar, entre la ocupación, o la desocupación. Por la vida o por la muerte.

Nota: La teoría de la Res-pública desde la época Romana hasta nuestros tiempos, que devino en la REPÚBLICA, con todas sus fallas, resulta ser la mejor forma de gobierno que conocemos. La división y respeto de los poderes públicos entre sí y los pesos y contrapesos que lo sustenta
Para Keynes, se requería que el tamaño del Estado, sea el mínimamente necesario. Por cuanto un Estado obeso, tiene que recurrir a los impuestos y tasas, para costearse su estructura burocrática, y con ello, se reduce el consumo y por supuesto, aumenta la desocupación y se reduce la recaudación tributaria. Se cae en un círculo vicioso, que finalmente, por razones que generan la inflación y la recesión, (estanflación), -los costos-, finalmente los absorbe el consumidor, teniendo que recurrir, -los gobiernos- a los famosos subsidios, que momentáneamente son solución, pero, cuando estos desaparecen, para sincerar la economía, se encarece el costo de la vida. Los gremios, etnias y demás grupos sociales, recurren a las calles, para expresar sus protestas, acompañados de actos de vandalismo.

El Gobierno actual, tuvo una muy mala experiencia en Octubre del año pasado (2019), por causa de la eliminación de los subsidios a las gasolinas. Se realizaron las “marchas pacíficas” que degeneraron en el caos, y por poco le cuesta su estabilidad en el cargo, al Presidente Moreno.
Ensayemos políticas económicas, que reduzcan el desempleo, antes de que nos coma el tigre.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *