La habilidad de dar la respuesta correcta, es el significado de la “respons habilidad”. Felicito al COE y pido a los ciudadanos reflexionar y entender.

Hay algunas personas que no se dan cuenta del daño que hacen a la ciudadanía, reenviando Whats’ups sensacionalistas que hablan sobre la relación del COVID-19 con las ondas 5G, con los murciélagos u otros animales, con los “Iluminati” y varias tonterías más. La realidad es que, por la causa que sea, tenemos esta infección entre nosotros, que ya ha matado mucha gente valiosa, que los Gobiernos mundiales, al inicio, como no conocíamos nada sobre este virus y esta enfermedad, cometieron varios desaciertos en su manejo.

Los ciudadanos debemos comprender que el problema es mucho más grave de lo que podemos suponer. No sólo en nuestro país, sino en el mundo entero.

Por cualquiera que sea la causa por la que apareció esta infección, ya está con nosotros y sólo está en manos de nosotros, los habitantes de la tierra, el hacer algo para tratar de controlar la evolución de esta infección.

Hay algunos hechos inamovibles:

1.- Todos estamos expuestos a contagiarnos del virus. Eso quiere decir, que todos vamos a contraerlo. 2.- Aparentemente, la carga viral que recibe la persona que se infecta, tiene algo que ver con la gravedad de la enfermedad. 3.- Aún no conocemos realmente cómo tratar las enfermedades virales. Los antivirales conocidos hasta ahora, no han demostrado una alta efectividad, para matar al virus. 4.- Lo único que ha demostrado ayudar son las tres indicaciones que se vienen repitiendo desde hace algunos meses: Higiene personal frecuente, uso de mascarilla y distanciamiento social. El uso de la mascarilla, no es para no infectarse, sino para no regar la enfermedad, es obligatorio su uso.

¿Por qué no es posible dominar el contagio si se usan las medidas correctas? Simplemente por 2 motivos: 1.- el virus es altamente infeccioso y 2.- Los ciudadanos no respetan correctamente las tres indicaciones. Lo primero es incontrolable y lo segundo es muy difícil de lograr.

SOLUCIONES: 1.- Todos, en algún momento vamos a contagiarnos. Lo ideal es que sea más tarde, que temprano. Mientras más tiempo pasa, es más posible que se encuentre su tratamiento y que haya espacio en las casas de salud, para tratarlo, en caso de ser necesario. 2.- Esperar una vacuna es una utopía, cuyo remedio es muy probable que nos lleve a problemas posteriores. Desarrollar una vacuna no es sencillo y si se quieren acortar los pasos, podemos ir a problemas peores. 3.- Los científicos seguirán experimentando nuevas medicinas y es factible encontrar un medicamento eficaz.

Mientras tanto, lo único razonable es respetar las 3 indicaciones, las cuales son prácticamente imposibles de lograr, a menos que haya una reflexión en toda la ciudadanía. Tenemos que estar alertas todo el tiempo. 1.- Aunque sea muy desagradable, acostumbrarse a tener puesta la mascarilla cuando estoy en contacto con otras personas. 2.- Recordar y practicar el lavado frecuente de manos con agua y jabón, insistiendo en tratar de no tocar ninguna superficie que pueda estar contaminada y en cuanto se toca, volver a lavarse bien, con agua y jabón. 3.- No tocarse la cara con las manos, ni estarse acomodando la mascarilla a cada rato. 4.- Aunque parezca imposible, tener todo el tiempo en la cabeza, la necesidad de mantener distancias, evitar saludar con las manos (si se lo hace, lavárselas inmediatamente con agua y jabón), Si se ve gente que está en grupo, alejarse de ellos. Evitar ir a reuniones de cualquier tipo. Tratar de alimentarse en un sitio apartado de los demás, y si es en grupo, guardar distancias. Yo sé que es muy difícil controlar el deseo de conversar con amigos y de tomarse una copa con ellos, pero por ti y por tus amigos, controla ese deseo. Salva tu vida y la de ellos.

Con todas estas indicaciones, debes estar consciente que lo que estás haciendo es solamente disminuir el riesgo de infectarse y de infectar a otros.

Sin embargo, SÍ estás disminuyendo el riesgo y estás poniendo tu granito de arena para controlar la propagación de esta virus mortal.

¡Ya sabemos que el virus NO DEJA INMUNIDAD PERMANENTE! Puede ser que tu primera infección haya sido asintomática, pero la tercera o la cuarta puede ser mortal.

¡Cuidémonos y cuidemos a nuestros amigos!

José Fernando Gómez

@jfgrmd - Médico Pediatra. Miembro activo de la American Academy of Pediatrics. Miembro activo de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil. Director de Desde mi Trinchera.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *