Otro vicio que puede interferir mucho con la vida familiar es el fútbol. Cuando el vicio es tan fuerte que impide la vida o el pensamiento normal, se pasa a la etapa negativa del vicio.

Un vicio que va “in crescendo” es el de los vídeo juegos y los retos de habilidades o de pruebas. Ambos son tremendamente peligrosos. Los vídeo juegos pueden absorber tanto la mente de niños y de adolescentes que les impide estudiar o hacer cualquier otra actividad. Pueden provocar incluso psicosis o frustraciones muy graves. Los retos de habilidades pueden inducir o llevar al suicidio, al asesinato o a la muerte. Lo retan a hacer algo y por cumplir, se pueden cometer delitos o estupideces.

¿Qué se puede hacer? ¡En los casos de los hijos, la vigilancia! Hay que hablar, razonar y explicar (a veces no sirve de nada). Ser padres, no es sólo parir o tener hijos. Hay que educarlos, guiarlos, aconsejarlos, saber dónde están y que hacen. A mi modo de ver, para poder guiar bien a un hijo, hay tres factores básicos: 1.- El ejemplo. Si tú dices una cosa y haces lo contrario… 2.- Amistad. Sé amigo de tu hijo. Esto implica ¡darle tiempo!, CONVERSAR, explicarle todo (¡nunca mentirle!) y poner atención a lo que dice y hace. 3.- Complicidad sana, como con el mejor de tus amigos, pero siempre con respeto y amor.

Cuando es uno el que está en el problema, lo dicho anteriormente: EL DOMINIO. ¡El ser humano que se domina a sí mismo; domina el mundo! Creerse con la superioridad de poder dominar un vicio, es perderse. Usted lo que puede es dominar el momento, no el vicio. Siempre estará allí la tentación. Si usted no quiere ser fruto del desastre de un vicio, nunca intente probar que puede vencerlo. ¡En los vicios, la única victoria es la huida!

En cuanto a las drogas (incluido el alcohol), es necesario explicar algo más: ¿Por qué se cae en ellos? Dos razones: Curiosidad y borreguismo. Se habla tanto de ello, ¡que vale la pena probarlo! Mis amigos me dijeron y como ellos lo hacían…

Las drogas y el alcohol tienen un denominador común: producen desinhibición, quita el recelo, la timidez y por decirlo así, libera al chico o a la chica, le permite ser él o ella. Esto, que podría parecer bueno, puede llevarlo a hacer cosas de las que luego tendrá que arrepentirse y sufrirlas. Por ese motivo son atractivas. El camino para salir de ese abismo es voluntad, pero con sólo voluntad, no logras nada. Necesitas también estar lejos de ella (alcohol, droga). Elimina de tus grupos de amistades a quienes te abastecen. A veces no es tan fácil eliminarlos, pero la confianza con tus familiares y conocidos puede ayudar. Lo único que sirve es ¡NO SEGUIR1

Hay un solo vicio que es válido en la vida y es muy importante tenerlo cuando se es joven y se va a formar un hogar. No recuerdo el autor, ni el verso completo, lo que recuerdo es: “¿Cómo poder olvidarte, sueño de mis ojos tristes? Si tengo el vicio de amarte…”

José Fernando Gómez

@jfgrmd - Médico Pediatra. Miembro activo de la American Academy of Pediatrics. Miembro activo de la Honorable Junta de Beneficencia de Guayaquil. Director de Desde mi Trinchera.

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *