Opinión Sociedad

Matriculación y Revisión vehicular

(Un buen sistema técnico, hay cosas que afinar)

Por causa de la Pandemia, se propuso la revisión vehicular. Me tocaba en abril, pero se dispuso que ambos requisitos se cumplan entre Julio y Agosto.

Fui al Banco a pagar la matrícula y la señorita de la ventanilla me indico que no le había traído la copia xerox de la misma, -cosa que no lo sabía-, me fui de inmediato a buscar una xerox copiadora y regresé al banco con la copia. La señorita de la caja, no pudo accionar la tarjeta de crédito, por alguna razón, y ella misma me sugirió pagar vía internet y me escribió el mail de la institución. Mejor pague a través de este medio, me dijo. Me fui a la casa y lo hice con ayuda de uno de mis hijos, porque no me fue fácil hacerlo yo mismo.

Como perdí el turno asignado un día x a una hora determinada, volví a sacar nuevamente el turno: Un domingo a las tal hora. Fui, y finalmente, llegué a la Revisión (ATM), a esperar en la sala respectiva, que llaman para entregar el sticker, de haber pasado la revisión.

Normalmente llevo mi vehículo al taller de mi confianza, para que me lo dejen al pelo y pasar la revisión. Esta vez, no lo hice, (sábado y domingos no atienden en el dicho taller). Llegado la hora de retirar mi sticker, la señorita de la ventanilla (11), me indico: “Tiene que volver a nueva revisión”. Le dije, no sabía que había que revisar dos veces el vehículo. Me corrigió “No pasó la revisión” y me entregó la causa, en otro formulario. Le dije, señorita, ¿que significa esta observación? (kilométrica). De manera descortés, me indico “de eso no se”, “pregunte en la Revisión cuando retire su vehículo”. Con ese resultado negativo, me fui a donde A.P.Y. (Antonio Pino Icaza), que me queda cerca. El mecánico me respondió a mi pregunta: “Se trata de una alineación”, “es un asunto rápido y no es caro”, fueron unos $26.00 aproximadamente. Como les dije, volví al Domingo siguiente y pese a la revisión sin problemas.

Hay dos cosas que vale la pena comentar y mejorar:

La 1ra). En la sala de espera, la pantalla indicadora del turno respectivo, aparece y desaparece muy rápidamente y luego (inmediatamente) suena una especie de sirena, que anuncia el turno, pero cuando uno alza la vista para ver el turno que anuncian, ya el aviso del número del ticket, ha desaparecido. Hay que estar buen tiempo mirando la pantallita para no perder el turno, si se pasa, hay un problema, que ya depende de la buena voluntad de las jovencitas de ventanilla.

Lä 2da.).La circunstancia más desagradable, se da antes de ingresar a las instalaciones de la ATM, donde previamente a llegar al lugar de la revisión, una GAVILLA de mozalbetes , prácticamente “asaltan”, los vehículos, logran hacerlos detener y aturden al conductor, con golpes en la carrocería, hasta que logran detenerte y en voz en cuello, le gritan al conductor “el foquito de la guia trasera no prende”, e intentan, supuestamente arreglarte el daño.

Daño que es falso, los usuarios de la ATM, (nosotros), no sabemos a ciencia cierta, si son jóvenes sinceros o son asaltantes. A lo lejos, el guardia de la ATM, con la mano, hace señales al conductor, que continúe por el carril correcto. Así lo hice. Le indiqué al guardia de seguridad, ¿porque, no llamaban a la P.P.N.N.?. Me contestó: “si lo hacemos, pero la policía nunca viene”. Son “pequeños” inconvenientes molestosos, que si cuentan, -no los aspectos mecánicos de una revisión- en estos tiempos difíciles para todos los ciudadanos, por el asunto de la Pandemia y del auge de la delincuencia.

El ejemplo anterior, (falta de condescendencia con el usuario), se replica en otra institución pública. Fui a cancelar mis impuestos prediales a la sede Municipal de Samborondón (Km. 10 de esta Av. del mismo nombre).
El Consejo de Samborondón, es moderno y eficiente. Llegué un día X, -hace pocos días- con mi recibo del pago de mis impuestos prediales del año (2019), y me acerque a la ventanilla respectiva para pagarlos (unos $40 aproximadamente), -por ser de la 3ra edad, me concedieron el año anterior la rebaja respectiva-. Mi sorpresa: El ventanillero me indico: “no recibimos pagos con tarjeta de crédito, sino por encima de los $100,oo, esas son las instrucciones, el pago es al contado”!!!.

Fui al cajero más cercano de mi casa y saqué el valor respectivo. Regrese y pude pagar mis impuestos, en efectivo (???).

Las dificultades no terminan. El 18 de agosto, es el cumpleaños de mi madre (+), fui con mi hermano, a dejarle el ramito de flores, como siempre lo hacemos: En el ingreso al Camposanto “Parques de la Paz”, no nos permitieron ingresar, a visitar su tumba.

Le indique al manipulador de la puerta de ingreso, porque razones no nos permitía el ingreso. Me respondió, “solo se permite la entrada a visitar a los difuntos hasta las 5pm y ya son las 5H10 pm. Solo se permite ingresar a las salas de velación”. Le dije, entonces déjame pasar a las salas de velación, y así puedo visitar a mi madre. Me dijo “¿a qué sala va y quien es la persona fallecida?”

Entendible lo de las salas de velación, por el protocolo del número de asistentes, pero, a las tumbas, que son campos, sin paredes y que en dia ordinario, son muy pocos los que las visitan, no tiene sentido, tal limitación, ya que generalmente se puede ingresar al cementerio, a las tumbas, hasta las 6H00 (pm).???.

En realidad, vivimos tiempos difíciles, -por el tema de los contagios y las medidas de bioseguridad,- que ya ha convulsionado al mundo entero. Pero, si le agrega más dificultades innecesarias, la situación para los simples mortales se vuelve incómoda.

El próximo día que me permitan circular, por el último dígito de mi placa, iré a ponerme al día, en el pago de mis cuotas mensuales al C.A.G. (Colegio de Abogados de Guayas), que por obvias razones, estuvo suspendida la atención a sus miembros.

Pero, como gozamos del beneficio de un seguro de vida, nuestros beneficiarios, no podrían gozar de su beneficio, sino estamos al día en las mensualidades y no podríamos sufragar, cuando, llamen a sus miembros, para renovar el Directorio, que por la Pandemia, tiene limitadas sus funciones. Espero no tener una nueva dificultad el día que vaya a ponerme al día en mis pagos.

Todo es difícil en estos días , en nuestro país, y en nuestra ciudad.

Formulamos votos, para que las Autoridades locales y Nacionales, no nos creen más dificultades de las que ya tenemos.

Que la “nueva modalidad” de vida, (post pandemia), nos cree un ambiente de mayor bienestar y tranquilidad y de menos molestias innecesarias..

0 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *